Conmemoran el Día Mundial del Síndrome de Down en Santa Tecla

La celebración sirve para evidenciar el reto de mejorar la condición de quienes padecen el síndrome. Una de esas deudas es la educación.
Enlace copiado
Diversión. Los infantes que integran la Fundación Paraíso Down disfrutaron en las dos piscinas del centro recreativo La Bomba, ubicado en Merliot.

Diversión. Los infantes que integran la Fundación Paraíso Down disfrutaron en las dos piscinas del centro recreativo La Bomba, ubicado en Merliot.

Respaldo.  La Alcaldía de Santa Tecla apoyó la actividad de la Fundación Paraíso Down, con sede en ese  municipio.

Respaldo. La Alcaldía de Santa Tecla apoyó la actividad de la Fundación Paraíso Down, con sede en ese municipio.

Fiesta.  Niños con el síndrome de Down disfrutaron de la conmemoración en Santa Tecla.

Fiesta. Niños con el síndrome de Down disfrutaron de la conmemoración en Santa Tecla.

Conmemoran el Día Mundial del Síndrome de Down en Santa Tecla

Conmemoran el Día Mundial del Síndrome de Down en Santa Tecla

Enlace copiado
Los miembros de la Fundación Paraíso Down conmemoraron ayer el Día Mundial del Síndrome de Down con una fiesta que fue realizada en el parque acuático La Bomba, ubicado en la residencial Jardines del Volcán, de Ciudad Merliot. Los niños, niñas y padres de familia estrenaron el centro recreativo que próximamente será inaugurado por la Alcaldía Municipal de Santa Tecla.

La Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) designó el 21 de marzo como el Día Mundial del Síndrome de Down, para aumentar la conciencia pública sobre la dignidad y contribuciones de las personas con discapacidad intelectual .

En El Salvador, a juicio de Mirna de Martínez, presidenta de la Fundación Paraíso Down, aún queda mucho trabajo que realizar para lograr que la ciudadanía acepte a las personas que tienen el síndrome y reconozca que realizan actividades productivas.

“La intención (de la celebración) es hacer conciencia de las capacidades de las personas con síndrome de Down, que cada vez sean incluidas en la sociedad, comenzando por las familias. Este día lo aprovechamos precisamente para hacer un convivio de familia donde todos felices compartimos”, indicó De Martínez.

La Fundación Paraíso Down, que tiene su sede en Santa Tecla, atiende a 140 personas.

La organización enfatiza que únicamente la educación sobre la enfermedad eliminará los prejuicios que tienen las personas sobre el síndrome.

“Solamente la educación va ir cambiando y va a ir revelando la capacidad (de los niños) y educándonos como seres humanos para de verdad aprender a servir a las personas con síndrome de Down”, recalcó De Martínez.

Retos del sistema

El Salvador tiene varias deudas con las personas con discapacidad. Una de ellas es que carece de un censo o registro que contabilice cuántos son los salvadoreños que viven en esa condición; esa situación que impide que sean generadas políticas a su favor.

Otro reto a superar es la inclusión de los menores al sistema educativo salvadoreño.

Paraíso Down afirma que los centros educativos públicos se han mostrado receptivos a recibir a los infantes, pero aún existe escepticismo de parte de los colegios privados.

“Estamos teniendo problemas cuando entran a la primaria. Las escuelas públicas están abriendo un poco más las puertas; sin embargo, sentimos más difícil que sean aceptados en colegios privados”, dijo De Martínez.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter