Constancia y disciplina destacan en deportista

El esfuerzo y dedicación de una estudiante del Colegio Belén hizo que formara parte de un campamento en Corea, donde obtuvo el tercer lugar en un deporte no muy común en el país.
Enlace copiado
Constancia y disciplina destacan en deportista

Constancia y disciplina destacan en deportista

Constancia y disciplina destacan en deportista

Constancia y disciplina destacan en deportista

Constancia y disciplina destacan en deportista

Constancia y disciplina destacan en deportista

Enlace copiado
No dejarse vencer fue la consigna a la que se aferró Dolores Guadalupe Rodríguez, de 15 años y estudiante de primer año de bachillerato del Colegio Belén, cuando participó en el campamento Dream Program, el cual se llevó a cabo los primeros meses del año en Pyeongchang, provincia de Gangwon, al noroeste de Corea del Sur. Aferrarse a ese lema la llevó a obtener el tercer lugar en una categoría que no se practica en el país: patinaje en hielo. El Dream Program consiste en un campamento anual de entrenamiento de atletas entre 13 y 17 años y se enfoca en los deportes de invierno, con el propósito de promover y buscar talentos en atletas que viven en países donde no nieva. En él participaron 70 países, entre ellos El Salvador. Guadalupe fue una de los tres jóvenes de El Salvador que viajaron con una beca costeada por la República de Corea.

La joven pertenece a la federación salvadoreña de patinaje del Instituto Nacional de los Deportes (INDES) desde hace más de dos años. Para obtener el privilegio de viajar, pasó por diversas pruebas de análisis, entre ellas su responsabilidad, habilidades deportivas y saber el idioma inglés. “Para mí fue una oportunidad única, me siento muy orgullosa de haber sido seleccionada y de haber representado al país con una buena imagen”, comentó la joven.

Fue así como en la categoría de patinaje sobre hielo compitió contra diversos atletas de otros países, logrando obtener un tercer lugar en un deporte que nunca antes había practicado. “Fue una satisfacción personal y me sentí muy feliz de haberlo obtenido, ya que pude poner en alto el nombre de mi país gracias a mi esfuerzo y constancia”, puntualizó.

Para las autoridades del colegio, la experiencia que tuvo esta joven emprendedora es producto de todo su esfuerzo diario dentro y fuera del salón. "Es una chica muy responsable y muy dedicada. Nos alegra mucho su triunfo y nos sentimos orgullosos de ella", expresó madre Beatriz Guisao, coordinadora académica del colegio.

ESTUDIO Y DEDICACIÓN

La estudiante reconoció que no hubiera tenido la oportunidad de conocer Corea si no hubiera sido por su dedicación al estudio. “Estos son viajes que yo no pudiera costearme y gracias a que siempre me responsabilicé en mis estudio y en mis entrenos tuve el privilegio de ir, y animo a todos los jóvenes a que no dejen de estudiar para que puedan vivir nuevas experiencias”, finalizó.

Lee también

Comentarios

Newsletter