Construcción del hospital del ISSS en San Miguel lleva 19.6 % de avance

La autónoma busca reducir en un 15 % la carga que en la actualidad le toca al hospital de especialidades situado en San Salvador. La obra cuesta $76 millones.
Enlace copiado
Construcción del hospital del ISSS en San Miguel lleva 19.6 % de avance

Construcción del hospital del ISSS en San Miguel lleva 19.6 % de avance

Construcción del hospital del ISSS en San Miguel lleva 19.6 % de avance

Construcción del hospital del ISSS en San Miguel lleva 19.6 % de avance

Construcción del hospital del ISSS en San Miguel lleva 19.6 % de avance

Construcción del hospital del ISSS en San Miguel lleva 19.6 % de avance

Enlace copiado

Desde que comenzó a ser construido, a inicios de diciembre del año pasado, el Hospital Regional de San Miguel del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) lleva un 19.6 % de avance físico real. La última evaluación fue hecha el pasado 3 de septiembre, cuando se cumplieron 272 días de construcción y, según el jefe de Gestión de Proyectos de Salud de la institución, Rudy Bonilla, la obra va adelantada en un 0.6 %.


El presupuesto de ejecución para la obra asciende a $76.1 millones y la adjudicación de la construcción fue otorgada a la empresa panameña International Business and Trade LLC (IBT) y, según Bonilla, quien además de médico cirujano cuenta con maestrías en Infraestructura y Diseño de Hospitales, el proceso de adjudicación estuvo a cargo de la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés).


 “Según lo que nos informó UNOPS, cerca de 20 empresas estuvieron interesadas en la licitación. La contratación la hizo UNOPS, no formó parte de los procesos del ISSS. El proceso de adjudicación tardó cerca de seis meses”, explicó.


La empresa a cargo de la supervisión de la obra es la mexicana Cal y Mayor y Asociados S. C.


 
 Este sería el primer hospital de tercer nivel en la zona oriental del país y con la obra  la institución está buscando descongestionar en un 15 % las atenciones que brinda en el Hospital de Especialidades, situado en San Salvador.


Según el estudio de preinversión, las autoridades estiman que cerca de 212,000 derechohabientes estarían siendo atendidos en las nuevas instalaciones dentro de poco más de dos años, en 2020.


En la actualidad, en la zona oriental del país el ISSS cuenta con 13 unidades de salud que atienden a aproximadamente 1,100 derechohabientes cada día en las áreas de consulta externa y de emergencias.


Sobre el equipamiento y el tipo de contrato


A diferencia de un contrato “llave en mano”, que obliga a la empresa contratada al suministro de materiales y maquinaria, al transporte de estos, a la realización de las obras civiles, a la instalación, al montaje y a la puesta en funcionamiento de la obra proyectada por un monto fijo o cerrado, según explicó el jefe de Gestión de Proyectos de Salud del ISSS, el contrato para esta obra es “a suma alzada”. 


“En otras palabras, este es un proyecto en el que hemos participado casi todas las áreas del Seguro Social en la parte de la validación del equipamiento, lo que se llama el ‘room by room’ (que el contratista debe tratar siempre con el contratante). Nosotros tenemos una participación activa, es decir, se nos permite conocer y tener decisión sobre los equipos a adjudicar aunque la empresa constructora tenga la libertad de hacer subcontrataciones. El equipamiento es un proceso compartido entre UNOPS, IBT e ISSS”, advirtió Bonilla.
  
 
Debido a que se pensó como un hospital de referencia o de tercer nivel, contará con equipos de atención especializada básica: como la tomografía axial computarizada (TAC), los rayos X con fluoroscopia o imagenología digital, que ya no necesita de cuartos de revelado para sacar las placas, sino que se haría de manera electrónica. 


Dado que el área de cuidados intensivos requiere de un monitoreo constante de los pacientes, también se ha proyectado adquirir equipo especializado de resucitación, como cardiovectores; además, equipos de hemodiálisis y un microscopio quirúrgico oftalmológico.


Como parte del proyecto, también han sido contemplados cinco quirófanos para cirugías electivas y tres quirófanos de emergencia; estos últimos tendrían  un brazo en C, que es como un equipo especializado para hacer operaciones ortopédicas cerradas o cirugías en las que se necesite una imagen radiológica transoperatoria para poder tomar en el momento de la intervención la mejor decisión. 


 “Otra proyección importante es que la zona oriental va a tener un laboratorio de anatomía patológica, o sea que las muestras ya no van a tener que ser enviadas hasta San Salvador, sino que van a ser analizadas por patólogos allá mismo”, acotó el médico.


Las autoridades esperan inaugurar la obra en marzo de 2019.

Lee también

Comentarios

Newsletter