Lo más visto

Más de El Salvador

Constructora desmiente a Pereira por caso ISSS

Afirma que se limita a construir lo establecido en los planos que recibió de su cliente, la UNOPS.

Enlace copiado
Muro de la discordia.  La denuncia del alcalde de San Miguel tiene como base la construcción de un muro perimetral que, supuestamente, toma 4 metros de terreno no contemplados en la aprobación de planos.

Muro de la discordia. La denuncia del alcalde de San Miguel tiene como base la construcción de un muro perimetral que, supuestamente, toma 4 metros de terreno no contemplados en la aprobación de planos.

Enlace copiado

IBT LLC, empresa constructora que ejecuta el proyecto del nuevo Hospital Regional de San Miguel del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), desmintió las declaraciones del alcalde Miguel Pereira, relacionadas con una supuesta amenaza para hacer los arreglos necesarios a fin de que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) emitiera un documento en el cual quedaría prohibida cualquier tipo de inversión estatal en la avenida Roosevelt durante un plazo de 25 años.

El señalamiento fue planteado por el jefe municipal migueleño al denunciar que con la ejecución del proyecto se violan leyes de construcción, al apropiarse indebidamente de 4 metros de terreno que dan hacia la avenida Roosevelt, por lo que se ordenó parar la obra, pues la empresa no respetó los planos aprobados en tres ocasiones.

En un comunicado enviado a LA PRENSA GRÁFICA, IBT LLC indica: "En momento alguno ha realizado en la alcaldía (...) ninguna solicitud relacionada con la línea de construcción en cuestión ni amenazado con acudir al ministerio (...)", y "durante la ejecución del contrato ha respetado el marco contractual, la legislación nacional y a las autoridades". Agregó: "Se ha limitado a construir lo establecido en los planos que recibió de parte de su cliente (UNOPS)".

IBT LLC y la UNOPS (Oficina de Naciones Unidas para Servicios de Proyectos de El Salvador) suscribieron un contrato para construir el hospital del ISSS en San Miguel, "de tal manera que el diseño de las obras (incluida la gestión de aprobación de la línea de construcción y la ubicación del muro perimetral) no es de la responsabilidad de la empresa".

La empresa también indica que "es ajena a la reclamación de supuesta ilegalidad notificada por la Alcaldía Municipal de San Miguel al ISSS".

La constructora confirmó que recibió la instrucción de no seguir levantando el muro perimetral que da hacia la Roosevelt, pero las obras internas continúan.

Tags:

Lee también

Comentarios