Continúa desalojo de condominio pese a presencia de la PNC

Residentes de condominio de Mejicanos, amenazados por pandillas, han solicitado una caseta policial permanente para poder retornar a sus hogares.
Enlace copiado
Desplazados.  Más de una decena de familias de los condominios San Valentín (Mejicanos) fue desplazada por la violencia.

Desplazados. Más de una decena de familias de los condominios San Valentín (Mejicanos) fue desplazada por la violencia.

Continúa desalojo de condominio pese a presencia de la PNC

Continúa desalojo de condominio pese a presencia de la PNC

Enlace copiado
Habitantes de los condominios San Valentín, en el municipio de Mejicanos, continuaron abandonando sus hogares ayer, pese a la presencia policial, luego de que supuestamente pandilleros lanzaron amenazas de muerte para los residentes del lugar.

La salida masiva de familias inició el pasado martes, cuando unas 12 familias huyeron por temor a ser objetivos de ataques.

Las amenazas surgieron, según la Policía Nacional Civil (PNC) y habitantes de los condominios, después de que tres mujeres, supuestas colaboradoras de pandillas, fueron desalojadas junto con sus pertenencias entre el domingo y el lunes de esta semana.

Aunque el subdirector general de la PNC, Howard Cotto, aseguró ayer, en una entrevista radial, que varias familias estarían retornando a los condominios, los habitantes lo rechazaron.

“Eso estamos viendo, pero mientras no haya más seguridad no nos regresamos”, dijo ayer un joven que desde el martes salió llevándose solo lo necesario.

Una mujer de avanzada edad comentó que el consenso entre vecinos es solicitar la instalación de una caseta permanente de la PNC a la entrada de la colonia.

Al menos tres familias más abandonaron sus departamentos ayer en la mañana.

Los lugareños rechazaron que antes de las amenazas la PNC tuviera una presencia constante en la zona. “Venían al comedor, allá arriba, cuando había”, dijeron. Los vecinos temen que la presencia de los agentes de la zona, y de la Unidad Antipandillas que custodiaban ayer la comunidad, sea solo por pocos días.

“Puede estar ahí la policía y todo, pero ya no se puede”, dijo otra residente que tenía listas sus pertenencias para sacarlas por la tarde del condominio.

No obstante, algunos de los habitantes aún debaten sobre irse. “Mire, si ahora no es tan fácil encontrar casa”, dijo uno de los vecinos, haciendo referencia a los factores económicos y de seguridad para una zona.

Una habitante lo planteó de otra manera: “No es tan fácil irse, aunque digan que no, usted sabe que en algunos lugares hasta el DUI le piden (los pandilleros) para ver de dónde viene usted”.

El éxodo de Mejicanos es el segundo registrado de forma masiva y públicamente durante 2015. El pasado 12 de enero trascendió que varias familias abandonaron sus hogares del caserío Río Viejo, cantón El Llano, en San Luis La Herradura (La Paz).

Cotto opinó ayer que ese caso se había sobredimensionado y que las familias que habían abandonado el lugar fueron aproximadamente tres.

Al igual que en Mejicanos, en La Paz las personas huyeron tras supuestas amenazas de pandillas y luego del homicidio de un hombre identificado como Juan Antonio Valladares, asesinado el 11 de enero. Un día después, las personas huyeron del cantón.

Tags:

  • desalojo
  • exodo
  • pandillas
  • mejicanos
  • violencia
  • condominio
  • inseguridad

Lee también

Comentarios

Newsletter