El Salvador  / judicial Lo más leído

Contradicciones sobre causa de muerte de la agente Hernández

Hay dos versiones sobre la cantidad de disparos que recibió. Un agente fue detenido mientras se determina la causa de muerte.
Enlace copiado
Informe. El director de la PNC brindó una conferencia de prensa ayer, en la cual habló de varios temas, entre estos sobre las sospechas que existen respecto a la causa de muerte de la agente Lorena Beatriz Hernández.

Informe. El director de la PNC brindó una conferencia de prensa ayer, en la cual habló de varios temas, entre estos sobre las sospechas que existen respecto a la causa de muerte de la agente Lorena Beatriz Hernández.

Enlace copiado

Existen contradicciones de las autoridades policiales sobre la causa de la muerte de la agente policial Lorena Beatriz Hernández, quien fue encontrada sin vida en un dormitorio de la subdelegación de Mejicanos, San Salvador, la noche del domingo pasado. La versión inicial fue que se trató de un suicidio. Sin embargo, la Policía investiga si ella fue asesinada por un agente policial . Todavía no tienen el resultado del peritaje realizado por el Instituto de Medicina Legal (IML) para llegar a una conclusión.

La primera versión sobre el caso la dio a conocer el inspector policial de Mejicanos, Jaime Palma, quien informó que un examen forense determinó que el cuerpo de Hernández tenía tres impactos de bala.

“Realmente lo que existe es una incongruencia entre el acta policial que se levantó el día de los hechos y una esquela de Medicina Legal”. 
 Howard Cotto, director de la PNC

Palma, además, dijo que las armas de fuego de Hernández y Néstor Alfonso Mejía, el agente sospechoso de haber cometido el feminicidio, están en estudio. “El cuerpo presenta tres impacto de bala. Eso nos da lugar a analizar que probablemente no puede tratarse de un suicidio. Podría, no es una afirmación, tratarse de un homicidio... Las armas están en estudio. Se está determinado si la compañera se disparó o hubo otra arma y que ella no tocó. No han dado los resultados, no tenemos la información si fue ella o (sic) otra persona que sería el arma del compañero que sostuvo una discusión con la agente”, dijo Palma.

El agente Mejía está detenido en vías de investigación mientras se aclara lo que sucedió el pasado domingo en la delegación.

Howard Cotto, director de la Policía Nacional Civil (PNC), dio otra versión del caso ayer por la tarde durante una conferencia de prensa. Él aseguró que el cadáver de la agente tiene una lesión y no tres. El funcionario mencionó que Medicina Legal entregó una esquela a los familiares de Hernández, la que señaló que ella murió a causa de tres impactos de bala.

“Ahora sí queremos hacer mención porque hay que hacer honor a la verdad. En el lugar de los hechos, en el cual participó un fiscal, un investigador y dos médicos de laboratorio. Tenemos la documentación que se establece preliminarmente que el cuerpo de Hernández solo tiene un impacto”, aseveró Cotto.

El director de la Policía sostuvo que hay un error en el documento que Medicina Legal le entregó a los familiares de la agente.

“Circuló información de una esquela emitida por Medicina Legal hacia los familiares de nuestros compañera que se habla de tres lesiones. Ese no es un documento que signifique una autopsia. Lo cierto es que no hay ninguna diferencia de que recibió un impacto o tres. Eso no descarta de ninguna manera la investigación que se debe realizar, porque nosotros vamos a investigar si hubo un acto criminal”, sostuvo Coto.

“El cuerpo presenta tres impacto de bala. Eso nos da lugar a analizar que probablemente no puede tratarse de un suicidio. Podría, no es una afirmación, tratarse de un homicidio”. 
 Jaime Palma, Inspector de Mejicanos” 

Solo un disparo

Una fuente del IML consultada por este periódico aseguró que el cadáver de Hernández presenta una lesión producida por arma de fuego. Esta fuente, que habló en condición de anonimato, explicó que en la esquela que IML le entrega a los familiares va únicamente detallado la causa de la muerte. Pero el documento donde va detallado la cantidad de lesiones y otras observaciones es un examen forense que el médico entrega a Fiscalía General de la República (FGR) y no a los familiares de las víctimas. La Fiscalía no se ha pronunciado al respecto.

Una hipótesis

Néstor Alfonso Mejía es el agente policial que se encuentra detenido porque antes de la muerte de Hernández sostuvo una discusión con ella. La PNC dijo que Mejía y Hernández eran pareja y la noche del 31 de diciembre tuvieron una discusión. Por eso, sospechan que él la asesinó.

Mejía está detenido por los delitos de portación irresponsable de arma de fuego y resistencia, pero no por feminicidio porque esperan los resultados de Medicina Legal y del laboratorio de la PNC.

Un caso de suicidio

El caso de Hernández trascendió el mismo día que el de María Cristina Alvarado González, quien estaba destacada en la delegación de Monserrat, en San Salvador. Ella fue encontrada sin vida en el baño de una vivienda, en Bosques de la Paz, en San Salvador, la noche del 31 de diciembre (Lea nota secundaria).

Las autoridades policiales se han mantenido herméticas con este caso. Una fuente policial dijo que preliminarmente conoce que Alvarado se suicidó por problemas emocionales. El director de la PNC no se pronunció ayer sobre este caso.

Los suicidios y agresiones de policías han incrementado en los últimos días. Otro de los casos ocurrió el viernes pasado, cuando el agente José Romel Gómez Salinas, de 40 años, se suicidó luego de dispararle en la cabeza a su esposa. Gómez Salinas murió el viernes, cuando fue trasladado del hospital de Chalatenango al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) de San Salvador.

Ese mismo día, pero en la madrugada, Josué Castillo Arévalo, del Grupo de Reacción Policial (GRP), lesionó de bala a la agente Carla Ayala Palacios tras una fiesta en dicha unidad policial.

Castillo disparó en contra de Ayala porque supuestamente hubo discusión. Hasta el momento las autoridades no han encontrado a los agentes. Ayer, durante la conferencia, Cotto dijo que no podía revelar nuevos datos de la investigación por la desaparición de la agente Ayala.

Únicamente insistió que son $5,000 la cantidad de dinero que entregarán a la persona que entregue a Castillo. El GRP fue inhabilitado temporalmente mientras se aclara lo ocurrido durante la fiesta.

Lee también

Comentarios

Newsletter