Lo más visto

Contrato oneroso con AGM pone en aprietos finanzas de Alcaldía de Usulután

La polémica empresa colombiana que tiene cuestionados contratos millonarios con las alcaldías de San Salvador, Santa Tecla y Apopa tiene ahora ahogada a Usulután porque no hay beneficios para la ciudad.
Enlace copiado
Contrato oneroso con AGM pone en aprietos finanzas de Alcaldía de Usulután

Contrato oneroso con AGM pone en aprietos finanzas de Alcaldía de Usulután

Contrato oneroso con AGM pone en aprietos finanzas de Alcaldía de Usulután

Contrato oneroso con AGM pone en aprietos finanzas de Alcaldía de Usulután

Contrato oneroso con AGM pone en aprietos finanzas de Alcaldía de Usulután

Contrato oneroso con AGM pone en aprietos finanzas de Alcaldía de Usulután

Enlace copiado
La Alcaldía de Usulután arrastra una deuda de $529,594.24 debido a la falta de pago desde agosto de 2015 a septiembre de 2016 a la empresa AGM Desarrollo, S. A. de C. V., por el contrato de adquisición de lámparas led (light-emitting diode), según datos proporcionados por la Unidad de Acceso a la Información Pública de la comuna. Dicho contrato para la adquisición de las lámparas fue firmado en la administración de Francisco Meardi, el 30 de octubre de 2014, siendo adjudicado por el concejo a la empresa como proyecto de “Concesión del servicio de alumbrado público del municipio de Usulután”.

El actual alcalde, Miguel Ángel Jaime, no ha querido ahondar mucho en detalles sobre dicho contrato que ahora tiene ahogada financieramente a la comuna usuluteca, ya que sostiene que lo firmó el anterior concejo municipal y Meardi, por lo que asegura es el exalcalde quien debería aclarar las condiciones establecidas en el contrato.

Pero sí reconoció que existe una deuda con la empresa que brinda el servicio del alumbrado entre las 6 de la tarde hasta las 6 de la mañana del siguiente día. “Es una situación bastante complicada, vamos a tomar un acuerdo como concejo municipal para ver cómo podemos pagarle, es un compromiso que tenemos. Que lo haya adquirido otra administración municipal no importa, pero tenemos que responder a la empresa”, afirmó Jaime, consciente de que corren el riesgo de que el servicio les sea suspendido. De hecho, la empresa ya envió varios avisos para que le cancelen lo adeudado.

“Se están gestionando fondos para abonarle algo, ya que no sabemos si se nos va a suspender el servicio. Estamos buscando el dinero para pagarles, porque es mucho lo que pagamos por un contrato que la administración pasada dejó”, recalcó.

En el contrato se establece que el dinero para pagar mensualmente por el servicio de alumbrado público saldría de la tesorería propia o del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios de El Salvador (FODES). Pero la alcaldía enfrenta grandes compromisos financieros en planilla. A tal grado que las arcas municipales quedan vacías y el Gobierno tiene problemas para depositar el FODES.

Jaime Salmerón, concejal del FMLN en Usulután, confirmó que recientemente se pagó un mes a la empresa AGM, entregándole $46,479, pero se mostró preocupado por la situación financiera de la comuna: “No estamos (como concejales del FMLN) de acuerdo con ese contrato que se firmó en la administración anterior, porque se negoció con unas condiciones que no eran muy buenas para la alcaldía... Se va acumulando mucha deuda en la alcaldía, llegará un momento que no habrá (dinero) para pagar. El salario de los empleados se paga con muchas dificultades”.

Recientemente la comuna adquirió un préstamo por $450,000 para cumplir con la entrega de un bono y tener recursos para los aguinaldos de este año. Se intentó conocer la postura del exalcalde Meardi, quien firmó el contrato, pero fue tajante al manifestar que no iba a dar declaraciones respecto al caso.

Una fuente en el interior de la municipalidad usuluteca mencionó que antes de firmar el contrato con AGM el gasto mensual por el alumbrado público rondaba los $35,000. “Hay un cargo económico que se tiene con ese contrato que antes no se tenía, pero no se puede hacer nada porque es algo que la administración anterior dejó, es una piedra más para los problemas económicos que tiene la alcaldía”, indicó la fuente que no quiso profundizar con detalles.

Hablar del tema con funcionarios públicos en la Alcaldía de Usulután se vuelve complicado, ya que muchos sostienen que no comentan debido a que la empresa, que forma parte de la Unión de Personas Consorcio AGM, de origen colombiano, está siendo investigada por la Fiscalía General de la República (FGR), debido a supuestas irregularidades en los contratos con algunas alcaldías del país, de proyectos con luces led, entre estas la de San Salvador.

Hace dos semanas, varias oficinas de esa empresa fueron allanadas por la FRG en la búsqueda de evidencia sobre esas irregularidades, que también se habrían dado en contratos millonarios con las alcaldías de Santa Tecla y Apopa.

La comuna usuluteca arrastra actualmente una deuda de más de $6 millones por diversos compromisos, por lo que las finanzas no pasan su mejor momento, agravadas por la deuda del proyecto led. Jaime ha sostenido que se les dificulta realizar obras, debido a que no cuentan con los fondos suficientes.

No son eficientes

En algunas zonas rurales del municipio son pocas luminarias antiguas las que permanecen, pero en la mayoría de sectores de la ciudad se observa el cambio de las luminarias. Sin embargo, algunas personas ya han reportado fallas en el funcionamiento de las luces, como en las colonias Soriano, Cruz, Belén y en el barrio El Calvario. “No han solucionado nada, no sé si es por el contrato con esa empresa que están amarrados, pero no están siendo eficientes”, sostuvo Marta Soriano, habitante del barrio El Calvario.

Jaime aclara que ellos no pueden reparar ninguna lámpara dañada, ya que según el contrato firmado no tienen competencia y que la empresa AGM es la única encargada. “Nosotros como municipalidad nos desmarcamos de cualquier compromiso sobre el alumbrado público”, dijo.

Otros ciudadanos aseguran que han acudido a la oficina de denuncia de AGM, pero una secretaria solo toma los datos y el problema persiste. De hecho, se solicitó una entrevista con algún representante de la empresa en Usulután, pero no fue posible obtenerla. En San Salvador, se llamó en varias ocasiones a la abogada de la empresa, Berta Deleón, para conocer la postura de AGM, pero no contestó.

Tags:

  • usulután
  • agm
  • led
  • proyecto
  • deuda

Lee también

Comentarios