Lo más visto

Coronavirus en El Salvador: la angustia por la falta de información y test en albergues

Aislados en hotel de Sonsonate están preocupados porque se llevaron a un albergado sin dar información. Luego Salud hizo pruebas de covid-19 solo a unos de los albergados.

Enlace copiado
Derecho. Albergados piden al Gobierno que les informen las decisiones que toman en los centros de cuarentena, pues afecta su salud.

Derecho. Albergados piden al Gobierno que les informen las decisiones que toman en los centros de cuarentena, pues afecta su salud.

Enlace copiado

Un mensaje grupal por WhatsApp alertó a la mayoría de albergados en un centro de contención montado en un hotel de Sonsonate el fin de semana pasado. Era una solicitud de ayuda que se difundió entre los compañeros de aislamiento porque un señor de la tercera edad tenía problemas gastrointestinales y ya cumplía cuatro días sin ir al baño. Nadie sabía qué hacer, ya que tienen prohibido salir de sus cuartos. Informaron a los designados del Ministerio de Salud, pero no obtuvieron respuestas.

Dos días después, el 31 de marzo, los internos se enteraron de que el personal médico se llevó del hotel a un albergado que estaba en el mismo nivel que aquel señor con problemas intestinales. Se los informó el militar que está a cargo del centro de contención, porque ese traslado provocaría retrasos en la hora de repartir la cena, que normalmente es a las 5:30 de la tarde, Según recuerda Roxana (nombre cambiado). El capitán les dijo a secas que el personal tenía que desinfectar el área.

La noche pasó sin sobresaltos ni información, no se enteraron si lo cambiaron de centro de contención o se lo llevaron a un hospital. Lo único que saben es que al siguiente día, 1.º de abril, personal del MINSAL llegó a hacer las pruebas de covid-19, enfermedad causada por el coronavirus, a todos los internos del mismo nivel donde unas horas antes se habían llevado al señor. Nadie les explicó qué pasaba, solo hicieron los test y les dijeron que tenían que esperar entre seis y siete días para los resultados. A los resguardados en los otros dos niveles del hotel no les hicieron los exámenes.

"Nunca nos dieron razón de qué había pasado con esta persona, y lo raro fue que al siguiente día vinieron del Ministerio de Salud a hacer pruebas, pero únicamente se la hicieron a la gente que está en el primer nivel. Yo estoy en el tercero, pero ni al segundo nivel le han hecho nada. Hemos consultado con los doctores, lo único que nos han dicho es que por seguridad a todas las personas que estamos en centros de contención nos van a hacer las pruebas, pero que no sabrían decirnos para cuándo porque ellos tampoco saben", relata Roxana.

La falta de información oficial en los albergue es una denuncia constante. Roxana tiene dos semanas en el hotel occidental, pero antes estuvo en la Villa Olímpica, ubicada en Ayutuxtepeque (San Salvador). Ingresó a El Salvador el 12 de marzo tras pasar unas vacaciones en Panamá, donde un día antes se enteró de la decisión del presidente Nayib Bukele de mandar a cuarentena por 30 días a todos los salvadoreños que ingresaran del extranjero para tratar de retrasar la propagación del coronavirus. Tenía el vuelo de regreso el 11 de marzo, el día del anuncio presidencial, pero la aerolínea se lo retrasó.

Roxana dice que los albergados en Sonsonate solo quieren ser sometidos al test para saber si tienen o no covid-19. Aunque no tienen síntomas relacionados con la enfermedad originada en China, están angustiados por saber si están sanos. "Así como dicen que es esta enfermedad, podemos ser asintomáticos y de repente dar positivo. Entonces la mayor preocupación es el tema de la prueba, porque también nosotros vamos con nuestras familias, no quisiéramos que esto se propagara. Lo que menos queremos es infectar a la gente con que vamos a estar", relata a LA PRENSA GRÁFICA por vía telefónica.

Aunque la falta de test de covid-19 es la preocupación mayor en el centro de contención, también desean saber cómo avanza su proceso para salir del aislamiento impuesto por el Gobierno, que hasta ayer reportaba a 4,303 personas en cuarentena.

"Salud no comunica nada, no nos dice nada. En teoría si yo entré el 13 de marzo, porque nos dieron un papel cuando entramos al aeropuerto, entonces me tocaría el 13 de abril. Pero hasta el momento no nos han dicho si eso se mantiene, si nos van a tener más tiempo. O si me toman la prueba a mediados de la otra semana y el tiempo que se están tardando es de seis a siete días, me voy a pasar del tiempo que tengo estipulado en mi cuarentena. Creo que al final ni ellos saben cómo están organizando todo, cómo están organizando la información", remata.

Tags:

  • Coronavirus
  • COVID-19

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines