Corte de Cuentas avala venta de IPSFA a empresa de S. Reyes

Estudio de Cuentas se reduce a analizar una compraventa de lotes del IPSFA. No se indagó el origen de los dineros de Sigfrido Reyes para que la empresa en la que él participa comprara terrenos. CCR también omitió otros proyectos.
Enlace copiado
Corte de Cuentas avala  venta de IPSFA a empresa de S. Reyes

Corte de Cuentas avala venta de IPSFA a empresa de S. Reyes

Corte de Cuentas avala  venta de IPSFA a empresa de S. Reyes

Corte de Cuentas avala venta de IPSFA a empresa de S. Reyes

Enlace copiado
La Corte de Cuentas de la República (CCR) omitió dentro de su investigación del caso del presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, y su entonces empleado y socio, Byron Enrique Larrazábal Arévalo, una indagación sobre el origen de los fondos de Reyes para participar en la compra de cinco lotes de terreno en el proyecto Greenside Santa Elena, en Nuevo Cuscatlán, propiedad del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA).

La Dirección de Auditoría Tres de la Corte de Cuentas, encargada de hacer auditorías sobre el IPSFA, mas no de la Asamblea Legislativa, emitió los resultados de su “examen especial” de la venta que hizo el IPSFA de los cinco lotes a la empresa Terrenos e Inversiones (TERREIN) S. A. de C. V., que está constituida por Larrazábal Arévalo como administrador único propietario y por el diputado Sigfrido Reyes como administrador único suplente y accionista a la vez.

Los resultados del examen especial sobre la venta que hizo el IPSFA es que no hay hallazgos contra esta autónoma. Sin embargo, en ese estudio se detalla que hubo un pago de $440,501.01 al IPSFA que se hizo por medio de tres cheques que son relativos a dos agencias bancarias.

El 4 de febrero de 2014 se emitió un cheque de la empresa en la que participa el diputado Sigfrido Reyes al IPSFA por un monto de $100,000 exactos. Este pago se hizo un día antes de que se firmaran los documentos de compraventa de los lotes en Greenside Santa Elena, en Nuevo Cuscatlán.

En fecha de 5 de febrero de 2014, el día en que firmaron todos los documentos de la transacción entre TERREIN y el IPSFA, hubo una emisión de dos cheques: uno por $150,000 exactos y el otro por el monto de $190,501.01, para completar el precio global de los cinco lotes de terreno para residencia.

“Qué (sic) la empresa TERRAIN (sic), S. A. de C. V., realizó el pago de los cinco lotes, arriba descritos, por medio de tres cheques, siguientes: (...). Lo cual no fue considerado en el alcance de nuestro examen”, se lee en el documento de la Dirección de Auditoría Tres de la Corte de Cuentas, por lo que se omitió la investigación sobre el origen de los dineros del diputado dentro de la empresa para pagar esa cantidad de dinero.

La CCR también hizo otras omisiones dentro de su indagación ya que solo se redujo a verificar sobre una compraventa de cinco lotes en Greenside Santa Elena. Incluso, la Dirección de Auditoría Tres especificó que ni siquiera se emitió “opinión sobre los estados financieros” del IPSFA “tomados en conjunto”.

Lo que no se abarcó

La empresa TERREIN S. A. de C. V. fue constituida en septiembre de 2011 entre el presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, y su asesor personal y nuevo socio Byron Enrique Larrazábal Arévalo. De hecho, el asesor había sido contratado el 1.º de abril de 2011. Un poco más de cinco meses después de su contratación en el congreso, los dos se asociaron.

En 2011 ya estaba en proceso de edificación la eco-residencial Las Violetas, en carretera a Los Planes de Renderos, en San Salvador, que nació como un proyecto del socio Larrazábal Arévalo, pero que luego fue adoptado por TERREIN, en el que se incluyó el diputado Reyes.

En 2014 se anunció también otro proyecto residencial de TERREIN: Villas del Pacífico, en Acajutla, Sonsonate. Estos dos proyectos residenciales de la empresa en la que es accionista y administrador único suplente el diputado Reyes no fueron abarcados por el examen especial de la CCR.

La Corte de Cuentas dejó de lado también el proyecto de la reconstrucción de la Villa Dueñas, una propiedad que fue comprada por la Asamblea Legislativa al IPSFA, antes de las compras que le hizo TERREIN a la misma institución, y cuyo plan de trabajo fue asignado a Larrazábal Arévalo, a pesar de ser asesor y socio del presidente de la Asamblea.

Tampoco se abordó en el examen especial de Cuentas el monto del salario de asesor que devengó Larrazábal Arévalo en sus casi cuatro años dentro de la Asamblea Legislativa y a qué otros proyectos del congreso fue asignado, siendo asesor y socio de Reyes.

“Aquí no existe funcionario exento de control. Desde el más humilde hasta el más encumbrado están sometidos al control y fiscalización”, comentó Raúl Antonio López, magistrado de la Corte de Cuentas, el pasado miércoles 21 de enero de 2015, cuando anunció que la CCR había ordenado una auditoría sobre el caso de Reyes y su exasesor en compra de tierras.

A pesar de las declaraciones de López, la CCR publicó el informe del examen especial con limitaciones específicas y sin abordar el origen de los fondos del funcionario para poder comprar con una empresa lotes de tierra por casi medio millón de dólares.

Se publicó el 26 de enero

Cinco días después del anuncio que hizo el magistrado López sobre una auditoría a los involucrados en el caso de Reyes, la Dirección de Auditoría Tres publicó su informe del examen especial limitado solo a abordar una compraventa. Incluso se omitió un estudio de los tres cheques para pagar los terrenos.

El magistrado López aseguró el pasado 21 de enero de 2015 que el informe de auditoría se iba a hacer público en cuanto se concluyera y que se esperaba que fuera lo más pronto, ya que dijo que se quería garantizar la eficiencia.

Cinco días después se hizo el informe y ha permanecido dentro del sitio web en internet de la CCR. Sin embargo, no se convocó a los medios de comunicación para darlo a conocer al público en general.

Ayer se trató de contactar con la Corte de Cuentas para obtener una postura oficial sobre este examen especial, pero se comunicó que no se iban a dar declaraciones sobre este caso. A pesar de ello, el presidente de esa institución, Jovel Humberto Valiente, ha dado declaraciones a medios afines al partido político de Sigfrido Reyes.

“Es que al licenciado (Sigfrido) Reyes la Corte (de Cuentas) no le ha hecho ninguna investigación. La denuncia era IPSFA con la sociedad. No al licenciado Reyes. Ya terminó la investigación. Realmente no hubo ninguna ilegalidad en el proceso de compraventa de IPSFA a la sociedad (TERREIN)”, comentó el magistrado Valiente el miércoles pasado a otros medios de comunicación.

El magistrado presidente de la CCR, con esas declaraciones que le fueron atribuidas, contradijo por completo al magistrado López, quien aseguró el 21 de enero de 2015 que la investigación había iniciado alrededor del diputado Reyes.

“Por el proceso del señor presidente de la Asamblea Legislativa, esta Corte de Cuentas ha ordenado una exhaustiva investigación, garantizando la imparcialidad, la objetividad con que se deben de administrar las cosas”, dijo López.

Sigue sin hablar

Mientras tanto, todas las preguntas relacionadas a sus negocios con su exasesor y socio no han sido respondidas por el diputado Sigfrido Reyes, a quien en las últimas semanas se ha tratado de contactar en eventos públicos, pero ha contestado de forma negativa y con descalificaciones para los reporteros que lo buscan sobre el tema.

En diciembre de 2014, ante la negativa de este funcionario público de conceder una entrevista a este periódico, se publicó un cuestionario con las preguntas que se le harían en la entrevista. A pesar de la facilidad, no ha respondido.

Tags:

  • sigfrido reyes
  • terrein
  • byron larrazábal
  • corte de cuentas

Lee también

Comentarios

Newsletter