Loading...

Corte retiene extradición de jefes de MS-13 pese a garantías de EUA

Cuatro influyentes cabecillas de la Mara Salvatrucha esperan la decisión de la CSJ sobre el pedido de extradición de Estados Unidos, por terrorismo. EUA ya dijo que no les dará cadena perpetua ni pena de muerte.

Enlace copiado
Enlace copiado

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ya garantizó a la Corte Suprema salvadoreña de que no aplicará la pena de muerte a los cabecillas de la MS-13, autodenominados "Ranfla Nacional", en caso de resultar culpables en una corte de Nueva York por delitos relacionados con actos de terrorismo.

Otra de las garantías ofrecidas por Estados Unidos, según le confirmó a este periódico una fuente de la Corte cercana al caso, es que los pandilleros salvadoreños que resulten condenados podrían solicitar un alivio de sentencia mediante la conmutación a una pena menor, una petición de perdón o una liberación compasiva. Se trata de un compromiso de que no serán condenados a cadena perpetua.

Estados Unidos plasmó esas garantías procesales y penales en una nota diplomática que envió a Cancillería a inicios de agosto pasado, como parte del trámite oficial establecido.

Sin embargo, los magistrados impuestos insisten en retener el proceso de extradición de los primeros cuatro cabecillas de la Mara Salvatrucha, de un total de 14, que fueron reclamados a inicios de este año tras una acusación federal de las autoridades estadounidenses.

El caso inició cuando Estados Unidos abrió la vía para acusar de terrorismo a pandilleros de la Mara Salvatrucha el 5 mayo de 2020, cuando la Fiscalía del Distrito Este de Virginia acusó a Armando Eliú Melgar Díaz, alias "Blue", por cargos relacionados con terrorismo.

Un mes después, la cancillería salvadoreña recibió la solicitud de extradición de "Blue" de parte de la embajada de Estados Unidos en El Salvador. Sin embargo, los magistrados impuestos por los diputados afines al presidente Nayib Bukele mantienen retenido el proceso del cabecilla de la MS-13; a quien el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) señala de estar detrás de tráfico de droga, contrabando de armas de fuego, homicidios y otros delitos graves en suelo estadounidense entre 2016 y 2020.

Los magistrados impuestos, guiados por el exasesor de Bukele, José Ángel Pérez Chacón, argumentaron que debían frenar la extradición para revisar las garantías de que Estados Unidos no condenaría a "Blue" a una pena mayor a la que determina la legislación salvadoreña.

El caso fue puesto en el limbo el 26 de agosto pasado, cuando el pleno de la Corte Suprema decidió suspender la extradición del cabecilla y dejarlo para un "análisis constitucional" a pesar de contar con las garantías estadounidenses.

Abierta la vía de terrorismo, que supone enfrentar penas mayores a quienes ordenan cometer los crímenes desde las prisiones salvadoreñas, la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York también decidió, en diciembre de 2020, presentar una segunda acusación del mismo tipo contra otros 14 cabecillas influyentes de la MS-13 organizados en la "Ranfla Nacional", encabezada, según el Ministerio Público, por Borromeo Enrique Henríquez, alias "Diablito".

El 16 de diciembre de 2020, la corte de Nueva York emitió la orden de captura CR 20577 contra los jefes de la pandilla salvadoreña. Dos meses después, la Interpol publicó la nota #A-526/2-2021 que consigna la orden de difusión roja contra los 14 influyentes cabecillas de la MS-13. Doce de ellos detenidos en El Salvador y dos más en calidad de prófugos.

La acusación federal consigna que los cabecillas de la pandilla "utilizaban la gran cantidad de miembros de la MS-13 en los Estados Unidos para participar en actividades delictivas, como el tráfico de drogas y la extorsión para recaudar fondos en apoyo de las actividades terroristas de la MS-13 en El Salvador y en otros lugares, y dirigían a sus miembros en los Estados Unidos a cometer actos de violencia, incluidos asesinatos, para promover sus objetivos".

"El Diablito" purga una condena de 33 años de prisión en el centro penal de máxima seguridad de Zacatecoluca (La Paz), con vencimiento en noviembre de 2028 por homicidio y asociaciones ilícitas, por lo que aún no puede ser enviado a enfrentar los cargos señalados por EUA.

Sin embargo, cuatro de los 14 cabecillas ya no tienen penas pendientes con la justicia salvadoreña, la única condición que establece el tratado de extradición firmado en 1911 entre El Salvador y Estados Unidos. Con las garantías ofrecidas por la justicia estadounidense, la Corte Suprema de Justicia no tiene motivos para entretener el trámite.

Se trata de Efraín Cortez, alias "el Tigre", que según el Sistema de Información Penitenciaria (SIPE) fue condenado por posesión y tenencia de droga y agrupaciones ilícitas. Pena que cumplió en 2018. El proceso de extradición de "el Tigre" fue avalado por el Juzgado Séptimo de Paz de San Salvador el 16 de mayo pasado.

Diecinueve días después, otros dos cabecillas de la Mara Salvatrucha fueron llevados a tribunales para ser notificados de los procesos de extradición a EUA en su contra. Se trata de Élmer Canales Rivera, alias "Crook"; y Eduardo Erazo Nolásco, de 48 años, alias "Colocho".

De acuerdo con el SIPE, "Crook" terminó de cumplir una condena de 19 años de prisión este año por secuestro y tráfico de objetos prohibidos en centros penitenciarios. "Colocho" cumplió en 2019 una pena de 18 años de cárcel por haber cometido secuestro.

El cuarto caso que tramita la Corte Suprema es el de Hugo Armando Hernández Quinteros, alias "Flaco de Francis", quien fue capturado en marzo pasado en Santiago de María, Usulután.

La acusación por terrorismo contra los pandilleros salvadoreños en El Salvador responde a una estrategia impulsada por la Fuerza de Tarea Conjunta Vulcan (JTFV, por sus siglas en inglés), iniciativa lanzada en agosto de 2019 para coordinar y liderar los esfuerzos del Departamento de Justicia y el resto de agencias de aplicación de la ley de Estados Unidos con el propósito de "destruir" las operaciones de la MS-13.

Una iniciativa que ha posibilitado la extradición de 13 pandilleros para que sean juzgados en ese país por distintos delitos durante los últimos cinco años, por lo que Estados Unidos espera que la Corte Suprema de Justicia salvadoreña cumpla con el tratado de extradición.

Nueva comisión

La Corte  decidió crear una comisión de magistrados para estudiar las extradiciones de salvadoreños, incluidos  a los 14 jefes de la Mara Salvatrucha (MS-13) que forman la “Ranfla Nacional”. De acuerdo con fuentes de Corte Plena, el coordinador de esa nueva comisión es Enrique Alberto Portillo Peña, presidente de la Sala de lo Contencioso Administrativo. Además de los tres miembros de la Sala de lo Penal. Pretenden crear insumos para una ley de extradiciones.  

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines