Lo más visto

Más de El Salvador

Covid-19 evidenció que la brecha digital en el país es gigante

Educación, transparencia y justicia son algunos de los aspectos afectados en la pandemia.

Enlace copiado
Alcance. Según datos del Banco Mundial, hasta el 2018, El Salvador tenía un alcance del 33.8% de internet.

Alcance. Según datos del Banco Mundial, hasta el 2018, El Salvador tenía un alcance del 33.8% de internet.

Enlace copiado

La pandemia del covid-19 dejó en evidencia que El Salvador tiene aún mucho trecho que andar en cuanto a la digitalización del Estado, aseguró Marjorie Trigueros, investigadora del Departamento de Estudios Legales de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).

Trigueros recordó que con el Decretro Ejecutivo 593 (el cual fue revivido el pasado viernes por la Sala de lo Constitucional) fueron frenados los plazos procesales así como los procedimientos administrativos, incluyendo las respuestas a solicitudes de información pública, al tiempo que el confinamiento ha obligado a una educación a distancia, aspectos que se consideran como fundamentales para la ciudadanía, pero que se ven frenados dado que la brecha digital en el país es gigante.

Como ejemplo, se refirió al tema de la educación y dijo que los estudiantes se ven afectados, por la falta de digitalización ante la incertidumbre en tres aspectos: "el saber si los maestros tienen las herramientas para estar educando a través de herramientas electrónicas, si el Estado tiene la capacidad instalada para proporcionar las plataformas y si los estudiantes tienen acceso a internet y si, además, tienen un medio (computadora o teléfono inteligente) para seguir las clases en líneas. Y la realidad es que no es así y a muchos se les priva del derecho fundamental de la educación", dijo.

Trigueros, además, mencionó que la falta de digitalización dificulta el poder "garantizar que el sistema judicial continúe funcionando de manera adecuada y llevando los procesos a un sistema en línea, donde haya protección de datos personales, que no impida la pronta resolución de los casos."


TRES ámbitos que son afectados

EDUCACIÓN
Marjorie Trigueros mencionó que según estadísticas del Banco Mundial, hasta el 2018 apenas el 33.8 por ciento de la población tenía acceso al internet lo que limita la posibilidad de alcance de la educación en línea durante la emergencia por la pandemia.  

JUDICIAL
Con la suspensión de los plazos para los procesos judiciales, a criterio de Trigueros, se ponen en riesgo la protección de derechos fundamentales. “¿El covid-19 nos tomó preparados? No, porque no bastan las leyes, que las hay. Nos falta una estrategia de país”, dice. 

Transparencia
La investigadora también mencionó que el proceso de digitalización debe convertirse en una “ayuda  para poder ser fiscalizadores del uso de fondos públicos que se realiza durante la emergencia.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines