Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / judicial Lo más leído

Coyote organizó a supuesto grupo de exterminio

21 imputados, entre ellos seis agentes de la PNC, enfrentan desde ayer el juicio por supuestamente asociarse para matar pandilleros y supuestos pandilleros a cambio de dinero. La FGR dice que cometieron 10 homicidios.
Enlace copiado
Coyote organizó a supuesto grupo de exterminio

Coyote organizó a supuesto grupo de exterminio

Enlace copiado

Jenson Alexánder Amaya, alias “Paco”, está acusado de ser el cabecilla de un supuesto grupo que se organizó, entre 2014 y 2015, para exterminar pandilleros a cambio de dinero en los departamentos de La Libertad y Sonsonate. La Fiscalía dice que “Paco” era un coyote porque se dedicaba al traslado de indocumentados hacia Estados Unidos.

“El cabecilla de la banda era Jenson Amaya, un coyote que tenía la capacidad de organizar y distribuir los recursos con los que iban a cometer los homicidios de pandilleros”, dijo ayer una de las fiscales del caso en el primer día del juicio contra las 21 personas, entre ellas seis agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), acusadas de formar el grupo de exterminio.

“La estrategia de la pandilla es involucrar a los acusados porque eran quienes evitaban que llegaran a la zona a extorsionar”.
Fernando Menesses,  defensor de tres acusados de formar el supuesto grupo de exterminio

La Fiscalía presentó ayer ante la titular del Juzgado Especializado de Sentencia B de San Salvador siete sobres sellados con el testimonio de víctimas del supuesto grupo de exterminio. Además, incluyó un octavo sobre con la versión de un testigo criteriado (con beneficios judiciales a cambio de su declaración), identificado solo con la clave Sirio.

Sirio le contó detalles a los fiscales de cómo el supuesto grupo se organizó para cometer 10 homicidios, dos homicidios tentados, una privación de libertad y un robo agravado. La Fiscalía General de la República (FGR) agrupó la acusación en 14 casos.

“El interés de este grupo era obtener dinero a cambio de exterminar pandilleros. Hay diferentes personas que figuran como financistas”, agregó la fiscal de la Unidad Especializada de Delitos de Crimen Organizado que pidió no ser identificada.

Por venganza

Una de las revelaciones de Sirio es que la estructura recibía entre $100 y $1,000 como pago por uno de los homicidios que cometió. Sin embargo, el criteriado reconoció que no en todos los casos recibieron una paga por matar pandilleros. En algunas ocasiones, el crimen ocurrió para librarse de problemas personales con miembros de esas estructuras. Uno de esos casos, de acuerdo con la versión de Sirio, fue un doble homicidio en el cantón Ateos del municipio de Sacacoyo, La Libertad, cometido el 31 de agosto de 2015.

“El interés de este grupo era obtener dinero a cambio de exterminar pandilleros. Hay diferentes personas que figuran como financistas. El cabecilla era un coyote”.
fiscal del caso,  unidad especializada de delitos de crimen organizado

Ese día, según Sirio, un grupo de cinco hombres simuló un operativo policial para sacar de una de las viviendas de la Hacienda Montecristo a Juan Margarito González y a su hijo Jesús Alexánder González.

A los dos los lanzaron al piso de tierra, pero a Jesús Alexánder lo golpearon y esposaron con la idea de llevárselo “bajo arresto”; sin embargo, Juan Margarito se opuso a que se llevaran a su hijo.

Ante la negativa, el grupo decidió llevarse a los dos hombres de la vivienda. Unos minutos después, testigos escucharon varios disparos, por lo que dieron aviso a la policía. Un par de agentes llegaron a la zona, pero se largaron pronto con la promesa falsa de que regresarían.

Tres días después de la privación de libertad de los dos hombres, un familiar llegó al puesto policial del cantón Ateos, en el municipio de Sacacoyo, para notificar de lo ocurrido; no obstante, no obtuvo respuesta positiva de la denuncia.

Seis meses después, residentes de la Hacienda Montecristo encontraron un pantalón y ropa interior en una zona donde la tierra estaba agrietada, por lo que avisaron a la policía del hallazgo. Al cavar, los agentes encontraron los cadáveres de Juan Margarito y Jesús Alexánder, según la pruebas de ADN, que habían sido sacados de sus viviendas con el engaño de un operativo policial.

Sirio contó que ese doble homicidio lo planeó la estructura un mes y medio antes. De acuerdo con su testimonio, que consta en el dictamen de acusación de la Fiscalía contra el grupo de exterminio, “Paco” dijo que debían “matar a un pandillero de Ateos que le había disparado unos días antes y que aún lo seguía posteando con la intención de matarlo”.

En una reunión a mediados de julio de 2015, a la que según Sirio también asistieron algunos agentes de la PNC y él, planearon simular el operativo para sacar de la vivienda y matar a Jesús Alexánder; sin embargo, como Juan Margarito se opuso, también decidieron matarlo.

La Fiscalía, además, vincula como cabecillas del supuesto grupo de exterminio a Eduardo y José Ángel Castillo Calles, trabajadores agrícolas de Ciudad Arce, departamento de La Libertad.

Fernando Menesses, defensor de los hermanos, dijo que sus defendidos son solo agricultores que “se organizaron en la comunidad rural donde vivían para evitar que pandilleros llegaran a extorsionar a la zona”. Esa iniciativa, de acuerdo con el abogado, es lo que molestó a pandilleros y “por eso es que la pandilla tiene la estrategia de involucrarlos en esos delitos”.

La defensa de la mayoría de los acusados le pidió ayer a la jueza la nulidad absoluta del caso, porque consideraron que la Fiscalía no debió otorgarle el criterio de oportunidad a Sirio, un pandillero que confesó haber participado “en todos los delitos que se le acusan a la estructura”, por lo que los defensores consideraron que “la responsabilidad del criteriado en los delitos es mayor a la de muchos de los imputados”.

Sin embargo, la jueza consideró continuar este día con el juicio, el primero en el país contra una estructura de sicariato contra pandilleros y supuestos pandilleros y en la cual, según la Fiscalía, participaron agentes de la PNC.

 6
PNC entre los imputados
miembros de la Policía Nacional Civil están procesados por integrar un supuesto grupo de exterminio.
 21
Supuesto grupo
es el total de imputados que enfrentan juicio acusados de asociarse para matar pandilleros.

Testimonios
La Fiscalía ha pedido a la jueza que evalúe el testimonio de 10 víctimas y un criteriado como prueba para condenar al supuesto grupo de exterminio de pandilleros.

Lee también

Comentarios