Crearán registro único de víctimas y familiares

El objetivo del registro es iniciar con la indemnización de las víctimas de violaciones a los derechos humanos durante el conflicto armado en El Salvador, a quienes el presidente de la República pidió perdón ayer.
Enlace copiado
Conmemoración.  El Gobierno realizó ayer el acto de conmemoración del 24.º aniversario de los Acuerdos de Paz, firmados en 1992.

Conmemoración. El Gobierno realizó ayer el acto de conmemoración del 24.º aniversario de los Acuerdos de Paz, firmados en 1992.

Firmantes.  Personas que participaron en el proceso de paz asistieron ayer al  evento para celebrar los 24 años de la firma de los Acuerdos de Paz.

Firmantes. Personas que participaron en el proceso de paz asistieron ayer al evento para celebrar los 24 años de la firma de los Acuerdos de Paz.

Artista.  El cantautor salvadoreño Álvaro Torres también asistió a la conmemoración.

Artista. El cantautor salvadoreño Álvaro Torres también asistió a la conmemoración.

Crearán registro único de víctimas y familiares

Crearán registro único de víctimas y familiares

Enlace copiado
En el acto de conmemoración del 24.º aniversario de los Acuerdos de Paz, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, anunció ayer la creación del Registro Único de Víctimas y Familiares, a fin de desarrollar un programa de indemnización a las personas que sufrieron graves violaciones a sus derechos humanos durante el conflicto armado en El Salvador, a quienes pidió perdón.

“Hoy, como comandante general de las Fuerzas Armadas, pido perdón a las víctimas de las graves violaciones a los derechos humanos, a sus familiares y les reafirmo mi compromiso que hechos como esos jamás se repetirán en nuestra historia”, agregó el mandatario.

De acuerdo con Sánchez Cerén, todas las políticas y acciones de su gobierno tienen como base medular el respeto a los derechos humanos.

En el caso de las víctimas de El Mozote, el jefe de Estado anunció que este año se destinarán nuevos fondos para continuar con la indemnización para los afectados, tal como lo ordenó la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Además, dijo que se implementarán programas de atención y tratamiento integral de salud, así como otros proyectos que contribuyan al desarrollo de las comunidades que fueron afectadas.

En cuanto a la celebración de la firma de los Acuerdos de Paz, el presidente lo calificó como “uno de los acontecimientos más importantes de nuestra historia”. “Con la firma de los Acuerdos de Paz nuestro país se ganó el respeto y reconocimiento internacional por haber tenido la valentía y la sabiduría de poner fin a una cruenta guerra a través del diálogo y la negociación... Cada 16 de enero los salvadoreños reafirmamos nuestra vocación de paz y la decisión de avanzar en la unidad de la familia salvadoreña, objetivos a los que se consagra día a día nuestro gobierno”, expresó.

Además, hizo un llamado a la unidad para enfrentar los desafíos que tiene el país en la actualidad.

Al evento no asistió ningún expresidente de la República, ni siquiera Alfredo Cristiani, quien firmó los Acuerdos de Paz. Tampoco asistió nadie del partido ARENA, ni diputados, ni alcaldes, ni miembros del COENA (ver nota aparte).

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, felicitó al país por la celebración de la firma de los Acuerdos de Paz; sin embargo, señaló los desafíos que tiene el país en seguridad.

“Hace 24 años, el pueblo de El Salvador demostró el poder de la paz... En la actualidad, los salvadoreños siguen enfrentándose a desafíos: la violencia, la delincuencia, la desigualdad social; sin embargo, sé que conservan toda su valentía y pasión por la paz”, dijo el secretario de la ONU a través de un video.

Óscar Santamaría, firmante de los Acuerdos de Paz, dijo que el país necesita establecer “acuerdos de segunda generación”. Según Santamaría, con la firma de los Acuerdos de Paz, el país logró construir la paz política, pero ahora hace falta construir la paz social. “Esta es la que ahora nos corresponde construir, una paz social que demanda el esfuerzo y la dedicación de todos los salvadoreños”, agregó.

Roberto Cañas, también firmante de la paz, coincidió con Santamaría en que los Acuerdos de Paz permitieron al país hacer una reforma política con la que se logró la creación de instituciones para garantizar la democracia; no obstante, dijo que el país atraviesa una conflictividad social complicada en la actualidad y que es necesario hacer esfuerzos para superar los problemas.

Para los firmantes Facundo Guardado y Guadalupe Martínez, los Acuerdos de Paz se cumplieron en el sentido de poner fin al conflicto armado. En cuanto a los problemas que enfrenta el país en la actualidad, coincidieron en que son nuevos retos que se deben asumir.

“Los Acuerdos de Paz fueron cumplidos en su esencia. Naturalmente hay personas que esperaban que los Acuerdos de Paz resolvieran todos los problemas del pasado, del presente y del futuro, pero los Acuerdos de Paz solo buscaban terminar la guerra, reconciliar la sociedad, democratizarla y eso básicamente se cumplió. Los retos de ahora son otros, son distintos y hay que asumirlos con la realidad de hoy”, dijo Guardado.

Por su parte, Martínez sostuvo: “Su propósito esencial era construir instituciones para que el país caminara en un rumbo democrático. Nunca los acuerdos se propusieron cambiar ni la parte económica, ni social; más bien, es ahora en esta época que estos gobiernos y estas fuerzas políticas las que tienen el reto de nuevos acuerdos que transformen la parte económica y social del país”.

Lee también

Comentarios

Newsletter