Lo más visto

Crónica“Algo se han calmado con estas medidas”

Enlace copiado
Entre rejas.  El centro de resguardo de menores se encuentra custodiado por dos soldados y una gran cantidad de custodios de la DGCP.

Entre rejas. El centro de resguardo de menores se encuentra custodiado por dos soldados y una gran cantidad de custodios de la DGCP.

Crónica“Algo se han calmado con estas medidas”

Crónica“Algo se han calmado con estas medidas”

Enlace copiado
Gabriel García

El centro de internamiento de menores en Tonacatepeque se encuentra en uno de los corredores rojos de San Salvador, entre Apopa y Soyapango. En dicho recinto un joven fue golpeado hasta la muerte, hace apenas 15 días.

“Es que acá estamos jodidos, allá arriba son letras y acá abajo números... uno se acostumbra ya a las amenazas de los bichos. Por ellos, ya nos han matado y rematado mil veces. A los que sí les pegan son a los orientadores”, comenta un custodio mientras acomoda su pasamontañas desde la reja de entrada. De pronto el jefe de seguridad del centro aparece, desplaza al guardia de la valla y notifica que nadie puede recibir a periodistas para explicar la nueva modalidad de control del centro, aunque ofrece su opinión. “Mire, algo se han calmado ahora con estas nuevas medidas. Aunque le digo, no son medidas como los centros de mayores. Yo he estado allá y es encierro total, acá andan donde quieren los bichos. Lo que sí es el bloqueo de llamadas, o por ejemplo que para las visitas ya les han dado un salón con sillas, porque antes la (visita) íntima la hacían donde ellos querían”, dice el guardia.

Casi a las 9 de la mañana de un día de visitas, las aproximadamente 40 personas que acostumbran a acudir ya han entrado. Afuera se encuentran aquellos que no han podido obtener el permiso del juzgado para ingresar y por lo tanto con las nuevas restricciones no les permiten ingresar.

“Yo lo que he oído es que como que los familiares se quieren asociar para hacer como un debate, porque sí se han puesto estrictos, si esto sigue así a saber cómo vamos a hacer después”, afirma la hermana de uno de los reos, mientras una de las vecinas de la zona sale de su jardín y se dirige a los periodistas: “¿No se cansan de tomarle fotos al penal? Eso que está ahí ya no sirve para nada, ¿por qué no van a un hogar de enfermos a atenderlos? Busquen cómo ayudar”.

Yanira Herrera, jueza de Menores, consultada sobre las restricciones, dijo que las autoridades del ISNA no han notificado aún al sector justicia sobre los cambios. “No tenemos idea sobre esas medidas, con base en qué ley lo han hecho”, comentó la jurista y criticó que la administración del ISNA tenga que realizar ese tipo de medidas para controlar a una población tan reducida.

“¿Cómo es posible que no puedan controlar con requisas a una población que excede los 700 jóvenes? Si ya hicieron lo de los bloqueadores de llamadas y gastaron en eso ni modo. Pero en cuanto a las audiencias virtuales, vea cuánto es el tiempo de espera para los adultos. Nosotros tenemos un proceso de instrucción más corto”, afirmó la jueza.

Tags:

  • penales
  • centros de internamiento
  • medidas extraordinarias

Lee también

Comentarios