Cuatro miembros de la familia Flores Batres acusados de lavado de dinero irán a juicio y cuatro fueron sobreseídos

En un principio, a la familia le atribuían el lavado de $18 millones pero durante el proceso el monto se redujo a $12 millones. El dinero se movilizó entre varias cuentas entre 2008 y 2014, dice la Fiscalía.

Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Francisco Hernández

Foto de LA PRENSA/Francisco Hernández

Enlace copiado

Ocho miembros de una familia, quienes se dedicaban a diferentes oficios como carpintería, la venta de pan y los quehaceres del hogar en Morazán, y están siendo acusados de lavado de dinero enfrentaron este viernes la audiencia preliminar en la que un juez Tercero de Instrucción de San Salvador decidiría si pasaban a juicio o no.

El juez determinó que cuatro pasarán a la vista pública mientras que otros cuatro fueron sobreseídos.

Los que irán a juicio son Jaime Adalberto Flores Batres, Sonia Maricel Amaya Márquez, Elías Geovanny Flores Batres y María Verónica Rodríguez Rivera. Su defensa alega que el dinero fue obtenido de forma lícita y el monto fue inflado por la Fiscalía.

Por otra parte, María Brígida Márquez, Sandra Yasmín Flores, Rosa Batres viuda de Flores y Rosa Delmy Amaya Márquez fueron liberadas de los cargos.

En un principio, a la familia le atribuían el lavado de $18 millones pero durante el proceso el monto se redujo a $12 millones. El dinero se movilizó entre varias cuentas entre 2008 y 2014.

El caso comenzó con la captura de Jaime Flores en un registro rutinario de agentes de la División Antinarcóticos en el Aeropuerto de El Salvador, luego de encontrarle una gran cantidad de dinero en su maleta de mano. Las investigaciones descubrieron que la familia comenzó a enriquecerse en 2008. Antes de esa fecha, vivían en casas de bahareque.

Ellos argumentan que el dinero provino de una empresa en Perú, pero la Fiscalía dijo que es poco probable que sea dinero de producto lícito.

La hermana de Jaime, la profesora Jesús Anabel Flores Batres, fue condenada en junio del año pasado a tres años y cuatro meses de prisión por el delito de cómplice necesario en el delito de lavado de dinero y activos. La Fiscalía pedía una pena de 10 años.

Condenan a profesora por lavar $230,000

En marzo del año pasado fueron incautados diversos bienes de la familia, entre estos 21 inmuebles, dos vehículos y 45 productos financieros.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines