Lo más visto

Más de El Salvador

Cuatro motoristas han sido asesinados durante el primer mes de 2018

El presidente de FECOATRANS urge que las autoridades controlen las extorsiones.
Enlace copiado
FOTO DE LA PRENSA/Archivo Víctimas.  La mayoría de empresarios del transporte público y de trabajadores de ese mismo sector son asesinados por pandilleros por no pagar la renta (extorsión).

FOTO DE LA PRENSA/Archivo Víctimas. La mayoría de empresarios del transporte público y de trabajadores de ese mismo sector son asesinados por pandilleros por no pagar la renta (extorsión).

Enlace copiado

Neris Rolando Lovo, de 48 años, es la última víctima mortal del gremio de transporte público a causa de la delincuencia.

Lovo, quien era el propietario de autobuses de la ruta 371, que hace su recorrido desde Usulután hacia la ciudad de San Jorge, en el departamento de San Miguel, fue presa de un ataque armado cuando salía de una iglesia cristiana, el recién pasado fin de semana.

Con él, la cantidad de transportistas que han sido asesinados este año suman cuatro: los otros tres eran empleados del sector, quienes trabajaban para las rutas 30-B, ruta 45-A y B, y 132.

“Como representante de la Mesa Nacional de Transporte ante el Consejo de Seguridad, creo oportuno hacer un llamado a las autoridades correspondientes, a que le pongan mayor atención a este problema; es decir, no puede ser que los empresarios paguen para poder vivir”, expresó el presidente de la Federación de Empresarios del Transporte (FECOATRANS), William Cáceres.

El empresario hizo énfasis en la necesidad de profundizar la vigilancia, el control y la erradicación del delito de la extorsión, sobre todo en los municipios de Soyapango, Mejicanos, Ciudad Delgado y San Marcos.

“También hemos pedido a que se hagan registros aleatorios dentro de las unidades”, añadió.

35
  transportistas fueron asesinados en 2017. A la cifra hay que sumarle otras 29 víctimas, quienes viajaban como pasajeros cuando fueron asesinados.

Lee también

Comentarios