Lo más visto

Más de El Salvador

Cuatro municipios del AMSS contarán con videovigilancia

El alcalde de Soyapango aseguró que el mantenimiento del sistema de videovigilancia no implica otro impuesto municipal.
Enlace copiado
Firma. Alcaldes de Soyapango, Apopa, Mejicanos y Cuscatancingo firmaron el 
acuerdo para el proyecto.

Firma. Alcaldes de Soyapango, Apopa, Mejicanos y Cuscatancingo firmaron el acuerdo para el proyecto.

Enlace copiado
Los alcaldes de los municipios de Soyapango, Mejicanos, Apopa y Cuscatancingo firmaron ayer un acuerdo para un proyecto de videovigilancia con el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública. Según los jefes municipales, este sistema ayudará a reducir los índices de violencia y a resolver los crímenes que se cometan en las zonas vigiladas.

“Queremos agradecer al Gobierno, que a través del Ministerio de Seguridad nos está apoyando con la implementación de este sistema de videovigilancia. La gente de nuestros municipios se sentirá más segura con esta tecnología a su servicio”, aseguró el alcalde de Soyapango, José Miguel Arévalo.

El ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, detalló que el sistema de videovigilancia tuvo un costo total de $ 9,723,188.80, que fue utilizado para comprar 169 equipos de videovigilancia, con tecnología para leer placas de vehículos y transmitir en tiempo real todo lo que sucede en las zonas donde estarán instaladas. Esos millones de dólares, según explicó el ministro, son parte de un préstamo del Gobierno con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Estos fondos del BID también permitirán la compra de una red de fibra óptica, que será propiedad del Gobierno y que reducirá costos. Este sistema, con estos mismos fondos, también fortalecerá el monitoreo y reacción del Sistema de Emergencias 911 y Protección Civil”, informó el ministro Ramírez.

El alcalde de Soyapango agregó que las municipalidades asumirán los costos de energía y arrendamiento de los lugares donde las cámaras serán instaladas, y aseguró que eso no representará un nuevo impuesto para los habitantes.

“Este sistema tiene costos, pero la población no lo sentirá. Las alcaldías se las arreglarán para mantener el sistema”, dijo.

Lee también

Comentarios