Cuatro penales de pandilleros fuera de planes de reinserción

Las autoridades de Seguridad buscan autosostener la reinserción a través de vender productos hechos por reos.
Enlace copiado
Confección textil. Privados de libertad, miembros del programa Yo Cambio, elaboran un pedido de camisas para la empresa privada.

Confección textil. Privados de libertad, miembros del programa Yo Cambio, elaboran un pedido de camisas para la empresa privada.

Enlace copiado

Cuatro centros penales que albergan a pandilleros y expandilleros aún no cuentan con el programa de reinserción Yo Cambio. Así lo dijo ayer el director de Centros Penales, Marco Tulio Lima, quien agregó que el proceso para llegar a pertenecer a Yo Cambio es de manera escalada y por fases que comienzan cuando el interno entra al sistema penitenciario.

Sin embargo, aseveró que los penales que aún no cuentan con dichos procesos son tres centros de seguridad en Izalco y el centro penal de Zacatecoluca (considerado de máxima seguridad).

El éxito del proyecto depende, según Lima, del deseo de cambio de los privados de libertad. "Si ellos no hubiesen mostrado la conducta de cambio, no hubiese sido posible que todo esto se hiciera".

Ariel, de 27 años, tiene siete años como privado de libertad y asegura que cuando comenzó a trabajar en Yo Cambio no conocía ningún oficio. Ahora es parte de los internos encargados de la confección.

Las autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública y del sistema penitenciario lanzaron ayer la Industria Penitenciaria, una plataforma que busca comercializar los productos y servicios de los privados de libertad para autosostener la reinserción de los reos y canalizar el "ocio carcelario".

Antes de Yo Cambio, Ariel estudiaba, por lo que pudo terminar el bachillerato y espera que las autoridades le permitan continuar con la universidad.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, comentó: "La sociedad es la que tiene que cambiar y ser tolerante e inclusiva, abrir puertas y dar oportunidades. Eso es lo que tienen que defender".

A Ariel aún le quedan 24 años de condena, pero dijo esperar el día en que pueda salir a las calles y trabajar en el oficio que aprendió como privado de libertad. "Yo me metí en esto porque quería salir de acá, demostrar mi buena conducta", recalca.

De los más de 39,000 reos que hay en el sistema, son 27,140 los que participan en los 97 talleres y granjas penitenciarias disponibles en El Salvador, según la Dirección General de Centros Penales.

Las autoridades defendieron que la industria penitenciaria refleja "una segunda oportunidad a las personas que cumplen una pena, y permite la rehabilitación y la reinserción social".

Tags:

  • penales
  • Yo Cambio
  • reinserción
  • pandilleros
  • rehabilitación

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines