Lo más visto

Más de El Salvador

Curso de cocina forma profesionales competitivos

Cada semana los alumnos del Instituto Nacional de San Juan Opico reciben clases de preparación de alimentos, las cuales les sirvencomo base para que en el futuro puedan emprender su propio negocio gastronómico.
Enlace copiado
Clases prácticas.  El proceso de preparación del pan lo llevan a cabo en un salón especial que el Instituto Nacional de San Juan Opico ha destinado para este curso gastronómico.

Clases prácticas. El proceso de preparación del pan lo llevan a cabo en un salón especial que el Instituto Nacional de San Juan Opico ha destinado para este curso gastronómico.

Técnica. Los alumnos aprenden a elaborar diferentes recetas de pan, platillos y bebidas. Además, cada procedimiento cuenta con normas de higiene rigurosas.

Técnica. Los alumnos aprenden a elaborar diferentes recetas de pan, platillos y bebidas. Además, cada procedimiento cuenta con normas de higiene rigurosas.

Equipo.  El trabajo se divide entre los miembros del grupo, pues algunos se encargan de la preparación de los ingredientes y otros de hornear el pan.

Equipo. El trabajo se divide entre los miembros del grupo, pues algunos se encargan de la preparación de los ingredientes y otros de hornear el pan.

Curso de cocina forma profesionales competitivos

Curso de cocina forma profesionales competitivos

Enlace copiado
Incursionar en el arte culinario es el reto que se proponen los 93 estudiantes de Bachillerato General del Instituto Nacional de San Juan Opico, en La Libertad. Ellos forman parte del proyecto de clases de cocina que se ejecuta en la institución y que tiene como objetivo crear nuevos conocimientos para que pueden emprender su propio negocio de comida.

“El programa se creó para los estudiantes de Bachillerato General, para que aprendan una especialidad extra que les sirva como base para que se inicien en el comercio”, comentó Miguel Aquino, director de la institución.

Las clases se dividen en dos años de estudio; en el primero, los jóvenes aprenden sobre teoría administrativa, además asisten a charlas de otros empresarios juveniles quienes comparten sus historias de emprendimiento.

Durante el segundo año, reciben las clases prácticas en las cuales aprenden el procedimiento de elaboración de pan dulce e integral, pasteles, bebidas; además de formas creativas para servir la comida y prestar buena atención al cliente.

“Buscamos ir más allá de enseñarles la técnica, tratamos que se motiven por lo que hacen y que sientan deseos de aprender y poner al servicio de los demás sus conocimientos”, expresó Juan Torres, docente encargado del curso.

Los estudiantes se muestran satisfechos con lo aprendido y ansiosos por cursar los módulos siguientes. “Desde que aprendí sobre preparación de alimentos deseo poner una panadería porque es una forma de salir adelante”, comentó la alumna Diana Alonso, “mi familia y amigos me apoyan, pues consideran que es una oportunidad para crecer y emprender mi propio negocio”.

En el proceso los alumnos también aprenden sobre normas de higiene que se aplican en el manejo y elaboración de alimentos. “Hay procedimientos que debemos seguir, como el uso de utensilios limpios y la aplicación de desinfectantes en los espacios de trabajo. Estos conocimientos nos permitirán convertirnos en profesionales integrales”, dijo Manuel Guerra.

Al finalizar los dos años de clases, los alumnos reciben un diploma que acredita su participación en el curso y respalda sus conocimientos. “El ámbito laboral actual es muy competitivo, y me alegra que nos enseñen habilidades que servirán para desempeñarnos mejor”, afirmó Delmy Baires.

Tags:

  • estudiantes
  • cocina
  • Institutu
  • San Juan Opico

Lee también

Comentarios