DGCP ordenó vaciar computadoras de penal de Izalco en la tregua: técnicos

Empleados de Centros Penales también revelaron ayer durante el juicio del caso tregua entre pandillas que las autoridades les ordenaron permitir el ingreso sin registro a las prisiones.
Enlace copiado
DGCP ordenó vaciar   computadoras de penal de Izalco en la tregua: técnicos

DGCP ordenó vaciar computadoras de penal de Izalco en la tregua: técnicos

DGCP ordenó vaciar   computadoras de penal de Izalco en la tregua: técnicos

DGCP ordenó vaciar computadoras de penal de Izalco en la tregua: técnicos

Acusados. Nelson Rauda, exdirector de Centros Penales y Anílber Rodríguez, exinspector, son procesados por favorecer a pandilleros durante tregua.

Acusados. Nelson Rauda, exdirector de Centros Penales y Anílber Rodríguez, exinspector, son procesados por favorecer a pandilleros durante tregua.

Procesados. Un defensor platica con los procesados Raúl Mijango y Roberto Castillo (izquierda) en un receso durante el juicio.

Procesados. Un defensor platica con los procesados Raúl Mijango y Roberto Castillo (izquierda) en un receso durante el juicio.

Enlace copiado
Dos expertos en informática, que trabajan para la Dirección General de Centros Penales (DGCP), declararon ayer que recibieron órdenes de las autoridades de la institución de vaciar la información y retirar algunas computadoras del centro penitenciario de Izalco entre 2012 y 2013.

LEA TAMBIÉN: CENTROS PENALES EN LOS TIEMPOS DE LA TREGUA

“Recibí una orden de la Inspectoría General de Centros Penales de retirar algunos equipos del centro penitenciario de Izalco. Me acompañó el subinspector (Sergio) Ventura para retirar los equipos”, declaró uno de los técnicos en informática desde el estrado, como parte de los siete testigos que declararon ayer durante el segundo día del juicio del caso tregua entre pandillas.

El Juzgado Especializado de Sentencia A desarrolla desde el lunes pasado el juicio contra 18 personas, la mayoría exfuncionarios de la DGCP, acusados de favorecer a pandilleros durante la tregua y de introducir ilícitos a las prisiones durante el proceso.

LE PUEDE INTERESAR: TREGUA DE PANDILLAS COBRA ACTUALIDAD Y APUNTA A FUNCIONARIOS

Pese a reconocer el vaciado de la información de tres computadoras ante las preguntas de los fiscales del caso, el técnico dijo que no revisaron el tipo de información que contenían los equipos porque “solo hicimos copias de respaldo de carpetas completas”.

El testigo declaró que tras la operación técnica, los equipos fueron trasladados a la Unidad de Tecnología de Centros Penales a petición del exdirector de la institución Nelson Rauda y del exinspector de Centros Penales Anílber Rodríguez. Ambos están siendo procesados en el juicio.

“Entiendo que el equipo se mandó a la Inspectoría General de Centros Penales. Almacené la información en un disco duro”, dijo el técnico antes de abandonar el estrado.

NOTA RELACIONADA: DIRECTORES DE PENALES DESVIARON MÁS DE $4 MILLONES PARA FINANCIAR LA TREGUA

Minutos después, entró en la sala el exsubinspector de Centros Penales Sergio Ventura, para sentarse a declarar desde la misma silla que lo hizo el experto.

Ventura le confirmó a los fiscales que fue él quien acompañó en 2012 al técnico en informática al penal de Izalco a “sacar información de las máquinas porque les habían pedido hacer copias”.

“El inspector general y el director de Centros Penales, Nelson Rauda, me solicitaron visitar (el centro penitenciario de) Izalco para realizar un soporte al equipo de computación”, declaró el exsubinspector, aunque dijo no recordar la fecha exacta de esa visita.

Sin embargo, Ventura declaró que ese día revisaron las computadoras del director del centro penal, del centro de operaciones y del jefe de seguridad del penal de Izalco.

¿RECUERDA ESTA POLÉMICA? CIRCULA VIDEO DE FIESTA CON MUJERES EN PENAL DE IZALCO

“En estas se resguardaban datos de ingresos de visitas, salidas de reos y las actividades que se realizaban en el penal”, dijo.

Una de esas actividades, según un video que circuló cuando ya había finalizado el pacto entre las pandillas rivales, fue una fiesta con mujeres en Izalco, cárcel que, en ese entonces, solo albergaba a pandilleros del Barrio 18.

LEA ADEMÁS: Papeles en caja fuerte para garantizar pagos de tregua

En el video, de una duración de 4 minutos con 41 segundos, se pudo observar a tres mujeres desnudas bailando frente a un patio lleno de pandilleros que están alineados en cuclillas o sentados. Todos ven el baile al son de música reguetón.

El material fue filmado con un teléfono celular y el archivo tenía fecha 29 de agosto de 2013, cuando estaba en su apogeo la tregua entre pandillas.

visitas sin registro

El exsubinspector de Centros Penales también reconoció ayer que durante las reuniones que sostuvieron los exmediadores de la tregua entre pandillas, Raúl Mijango y el obispo Fabio Colindres, con pandilleros en distintos centros penales no hubo registros.

Ventura recordó un caso que ocurrió en el penal La Esperanza (mejor conocido como Mariona) donde observó que entraron, sin pasar por el registro de seguridad en portería, varios vehículos con pandilleros de otras prisiones, tal como lo exige el protocolo de la DGCP.

“El protocolo del penal de Mariona era distinto. Esa vez no se bajaron las personas que llegaron ni hubo registro de vehículos”, dijo.

Otro testimonio, que coincidió con el de Ventura, fue el de la exdirectora del centro penal La Esperanza. Ella dijo ayer frente al juez que durante 2012 se realizaron varias reuniones entre pandilleros de la MS-13 y del Barrio 18 en el centro penal que ella dirigía; algunos de esos pandilleros, aseguró, viajaban desde otras prisiones y otros estaban en libertad.

“Me hacían llamadas telefónicas para avisarme que iban a darse esas reuniones. Era la Inspectoría General de Centros Penales la que se encargaba de toda la seguridad, del traslado de los pandilleros de otras cárceles y los que estaban libres”, dijo.

La funcionaria fue más allá y aseguró que incluso era el mismo personal de Centros Penales el que se encargaba de cuidar a los pandilleros libres que llegaban en varios vehículos por orden de la Inspectoría General.

“No controlé la seguridad del centro penal en esas reuniones, donde también asistía el señor Mijango y Fabio Colindres, porque la Inspectoría ya sabía”, le contestó a los defensores que se esforzaron porque admitiera que era parte de su trabajo controlar esos ingresos y no lo hizo.

El juicio continúa hoy con más testigos de la Fiscalía, declaraciones con las que intenta probar que los exfuncionarios de Centros Penales favorecieron a pandilleros durante el proceso. También está programado para mañana el testimonio de un testigo criteriado y para el próximo viernes las declaraciones del ministro de Defensa, David Munguía Payés.
 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter