Dan último adiós a monseñor Ricardo Urioste, vicario del beato Romero

El deceso ocurrió la madrugada del viernes tras una serie de complicaciones en su salud.
Enlace copiado
Dan último adiós a monseñor Ricardo Urioste, vicario del beato Romero

Dan último adiós a monseñor Ricardo Urioste, vicario del beato Romero

Enlace copiado
Centenares de feligreses, religiosos y familiares asistieron la tarde de este domingo a las exequias de monseñor Ricardo Urioste, quien fue vicario general de la Arquidiócesis de San Salvador durante la gestión del beato Arnulfo Romero y Galdámez. Como parte de la ceremonia se realizó una misa de cuerpo presente para luego ser sepultado en la cripta de Catedral Metropolitana.


Monseñor Gregorio Rosa Chávez dijo durante la misa que Urioste siempre fue un hombre de palabra y que falleció "sin molestar a nadie", tal como fuera su petición antes de fallecer. Rosa Chávez manifestó también que en una de las últimas conversaciones con Urioste le dijeron que esperara la canonización de Romero y que él respondio que no era necesario, pues "ya estaba en los altares".

 
Tras una caída que sufrió a finales de diciembre, Urioste fue intervenido y permaneció en la unidad de cuidados intensivos del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS). Según informaron los médicos, el religioso sufrió una serie de complicaciones, entre ellas una falla renal aguda que lo llevó a un paro cardíaco.


 
Monseñor Urioste nació el 18 de septiembre de 1925, en San Salvador. Fue ordenado sacerdote el 18 de julio de 1948, luego de eso, ocupó varios cargos en la iglesia católica salvadoreña, entre ellos el de vicario de Romero.
 
Mantuvo una estrecha amistad con monseñor Romero y posterior a su muerte fue uno de los principales impulsores de su canonización.
 
También asumió la presidencia de la Fundación Monseñor Romero desde 1999, desde donde promovía importantes causas para la defensa de los derechos humanos.

Tags:

  • ricardo urioste
  • monseñor romero
  • beato romero

Lee también

Comentarios

Newsletter