Dañan señales de eje preferencial

Responsables enfrentarían cargos por hurto agravado y daños. PNC advirtió que instalará cámaras para vigilar.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Propiedad del Estado.  Algunas señales verticales arrancadas fueron halladas fuera de la ciudad vicentina, otras han sido dañadas por personas que, según cree la policía, están disconformes con la designación especial realizada por el VMT a la calle.

Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Propiedad del Estado. Algunas señales verticales arrancadas fueron halladas fuera de la ciudad vicentina, otras han sido dañadas por personas que, según cree la policía, están disconformes con la designación especial realizada por el VMT a la calle.

Enlace copiado

Autoridades del Departamento de Tránsito Terrestre de la Policía Nacional Civil (PNC) informaron ayer que personas desconocidas quitan y dañan rótulos que tienen señales de tránsito ubicados en la 2.ª avenida sur de la ciudad de San Vicente, un eje preferencial designado así por el Viceministerio de Transporte, y que también es ocupado como ruta cañera.

De acuerdo con fuentes de Tránsito, pese a que ya tiene más de dos años, algunos vicentinos o personas foráneas no están de acuerdo con la designación de la calle, pues han sido sancionados por infringir la ley, por lo que se sospecha que han optado por dañar las señales.

“Personas inescrupulosas se han dado a la tarea de dañar y retirar las señales verticales en esta zona; no sabemos la razón, pero creemos que son los disconformes, a quienes en repetidas ocasiones ya se les ha aplicado la ley porque no respetan los ejes preferenciales y de no estacionar”, reiteró el jefe del Departamento de Tránsito, quien pidió el anonimato.

En los últimos días han sido tres rótulos los desmontados, dos de estos encontrados en las afueras de la ciudad de San Vicente, y otros están con evidentes daños.

“A estas personas les decimos que esta práctica constituye delito y de ser sorprendidos, serán procesados por hurto agravado en perjuicio del Estado y por daños”, indicó el oficial, quien agregó que desde el momento que se establece el eje preferencial, debe acatarse no estacionarse, y quien viola el reglamento es acreedor de una multa muy grave.

“Aquí se enojan con nosotros, nos tratan mal y hasta nos amenazan, pero quién no sabe que la línea amarilla en la acera indica no estacionar”, expresó, luego de que impuso una infracción a un conductor que permanecía sobre el eje pero que aseguró que únicamente se orilló para que se bajara del automóvil su esposa.

Algunos vicentinos comentaron que ven negativo el daño que se pudiera estar causando a las señales, pero también piden comprensión, ya que consideran que a veces las circunstancias “obligan” a los conductores a infringir la normativa vial.

Lee también

Comentarios

Newsletter