Daniel Aquino, el dolor que cayó desde la torre 3 de Hacienda

Luego de pelearle la batalla a la muerte, ayer el cuerpo del joven que cayó del octavo piso de la torre 3 del Ministerio de Hacienda fue sepultado en el cementerio de Quezaltepeque.
Enlace copiado
Daniel Aquino, el dolor que cayó desde la torre 3 de Hacienda

Daniel Aquino, el dolor que cayó desde la torre 3 de Hacienda

Daniel Aquino, el dolor que cayó desde la torre 3 de Hacienda

Daniel Aquino, el dolor que cayó desde la torre 3 de Hacienda

Amistad para siempre.  Todos los amigos y compañeros del Complejo Escolar Católico San José llegaron para decirle adiós y hasta siempre a Daniel.

Amistad para siempre. Todos los amigos y compañeros del Complejo Escolar Católico San José llegaron para decirle adiós y hasta siempre a Daniel.

Enlace copiado
Con una misa de cuerpo presente en la parroquia San José, de Quezaltepeque, es como inició el sepelio de quien en vida fue Daniel Avelino Aquino Guillén, de 18 años, quien pasó 41 días batallando entre la vida y la muerte luego del incendio en el Ministerio de Hacienda.

LEA MÁS: Fallece Daniel Aquino, el joven que cayó del edificio de Hacienda durante incendio 

Fueron cientos de personas: familiares, amigos, profesores y conocidos, los que acompañaron el carro fúnebre hasta llegar al cementerio municipal de Quezaltepeque.

Daniel se graduaría este año de Bachillerato Técnico en el Complejo Educativo Católico San José, del mismo municipio. Sus amigos de clases se mostraron conmocionados con el fallecimiento del joven, quien fue recordado como un gran ser humano que siempre mostró humildad y calidez como persona hacia los demás.

“Pues la verdad era un buen amigo, era un buen consejero, para mí era una gran persona, la verdad sí lo queríamos mucho. Me duele tanto ya no volverlo a ver y ya no salir con él”, expresó entre lágrimas Karen Sánchez, una de las mejores amigas de Daniel.

Por su parte, Manuel Antonio, uno de los mejores amigos de Aquino, dijo no aceptar la muerte de su gran amigo y que es impactante saber que ya no se contará con la presencia física de Daniel, ya que siempre estuvo con todos en las buenas y en las malas. Recordó uno de los últimos momentos significativos que vivió con el joven.

LEA ADEMÁS: Daniel Aquino recupera el conocimiento 

“El momento especial que recuerdo fue nuestro último retiro espiritual que tuvimos en el colegio, fue algo muy bonito, pues nos unió bastante como grado y lo recordamos como un gran ser, Daniel fue una gran persona, un gran amigo, un gran compañero, gran estudiante”, dijo el amigo lleno de emociones encontradas.

Los amigos también aseguraron que Aquino siempre andaba preocupado por saber cómo estaban los demás, que si estaban tristes él siempre hacía bromas y los hacía felices.

Todos los asistentes coincidieron en que Daniel Aquino fue una persona muy especial y también un gran estudiante que no tenía ningún vicio, ni le gustaba perder su tiempo en actividades negativas; solo se dedicaba a hacer felices a los demás y su prioridad siempre fueron sus estudios.

“Sentí una tristeza al saber que había fallecido, porque la verdad no sabía que podía llegar a pasar, cuando yo me enteré fue algo como así que, quedé sin palabras cuando me dijeron”, manifestó Manuel Escobar, compañero del complejo educativo.

También los maestros

Por su parte, los maestros del joven de 18 años se mostraron muy tristes y acongojados con la pérdida de uno de sus estudiantes, al que llevarán siempre en sus corazones por ser quien fue en vida.

“Sí se siente realmente bastante la pérdida de Daniel, porque uno los llega a conocer y a querer (a los estudiantes)”, señaló una de las maestras.

Mientras tanto, los familiares mostraron su enorme tristeza durante todo el sepelio. Para todos, también fue un buen hijo, preocupado por su madre, la que no tuvo palabras para expresar su sentir ante tan grande vacío.

Quien sí expresó su sentir por la muerte del joven fue Arely Mejía, su prima, quien dijo entre lágrimas lo doloroso que fue para ella enterarse de la noticia del fallecimiento de su primo, con quien tenía una gran unión familiar, ya que habían crecido juntos en un ambiente familiar de mucha unión.

“Daniel era un joven superalegre, motivaba siempre, era un niño superestudioso, muy aplicado, lo vamos a extrañar mucho. Siempre andábamos juntos desde pequeños, pasábamos juntos las Navidades. Él era siempre compatible con todos”, agregó Mejía, quien aseguró que no esperaban que muriera ya que había mostrado una mejoría en su salud en las últimas semanas.

“Él le dio un alegrón (a la madre) porque ya había salido de cuidados intensivos, ya había una mejoría, ya había pasado de estado crítico, pues de ahí que dicen que de repente él recayó”, señaló la prima del joven fallecido.

Luego del recorrido del carro fúnebre desde la parroquia hasta el cementerio municipal de Quezaltepeque, el último adiós para Daniel, estuvo marcado por el dolor. Su pérdida inició con la trágica caída de la torre 3.
 

Tags:

  • Daniel Aquino
  • sepelio
  • funeral
  • torre 3
  • Hacienda

Lee también

Comentarios

Newsletter