Lo más visto

Más de El Salvador

"Dar todo el poder es dar la puerta abierta para que se abuse" Claudia Ortiz, secretaria nacional de asuntos de la sociedad civil de VAMOS

Claudia Ortiz advierte de un posible riesgo de abuso de poder si un partido logra mayoría en la Asamblea Legislativa. Considera que es necesario que otros partidos ejerzan un contrapeso al Ejecutivo.

Enlace copiado

"Dar todo el poder es dar la puerta abierta para que se abuse" Claudia Ortiz, secretaria nacional de asuntos de la sociedad civil de VAMOS

Enlace copiado

Claudia ortiz

Cargo: Secretaria nacional de asuntos de la sociedad civil.
Trayectoria: Abogada. Graduada de la UCA. Trabajó 12 años como investigadora en FUNDE.


Claudia Ortiz ingresó al partido VAMOS en noviembre de 2019 y recientemente fue electa como secretaria nacional de asuntos de la sociedad civil. Además, desempeña el cargo directora nacional de asuntos políticos. Durante 12 años trabajó como investigadora en FUNDE y participó en iniciativas ciudadanas que promovían la lucha contra la corrupción. Para las elecciones de 2021 buscará competir por una diputación en la Asamblea Legislativa. Una de sus expectativas es que VAMOS tenga una importante representación de diputados para que existe un equilibrio y un contrapeso al Ejecutivo.

¿Por qué decidió meterse en política?

Creí importante tomar una decisión disruptiva y que una persona como yo, que viene desde la sociedad civil y que ha tenido contacto con diferentes temáticas del país, pudiera entrar en la política para dar un aporte desde una perspectiva diferente de la que tradicionalmente se tiene. Ante la situación que vivimos actualmente de un desgaste de los partidos que han gobernado y el surgimiento también de un liderazgo como el de nuestro presidente (Nayib Bukele), que tiene su partido o el movimiento que le apoya, pero a la vez otro partido que le llevó (a la presidencia), pero que tampoco son partidos muy sólidos. Creo que es necesario que el país entre en otra etapa democrática donde ya no se trate de derechas-izquierdas, donde esa polarización que siempre nos ha caracterizado ha paralizado muchos acuerdos de país importantes que no se han tomado a la fecha. Entonces, al ver que habían surgido nuevas opciones de partidos políticos que no implicaban un desprestigio para los ciudadanos meterse a participar decidí apostarle a incorporarme al partido VAMOS.

¿Y por qué optó por el proyecto político de VAMOS y no de otro partido?

Primero, porque me pareció que era un partido que coincidía con mi pensamiento político, con mis principios y valores; luego porque es un partido nuevo sin pasado oscuro, sin antecedentes de corrupción que, además, tiene mucha capacidad de conectar y de representar los intereses de un grueso importante de la población. También, porque es un partido que no tiene vínculos con sectores de poder económico y eso le da mucha libertad de proponer cosas, reformas o mecanismos de contraloría que el país necesita y no nada más por obedecer a ciertas agendas. Y porque vi un equipo también enfocado en la acción, un equipo comprometido y un equipo también joven.

¿Cree que hay una diferencia entre VAMOS y el FMLN, ARENA, Nuevas Ideas, GANA y el resto de partidos?

Sí. Primero que nuestro partido no surge en el contexto de la guerra, no tenemos esa mentalidad polarizada de que el país está dividido en dos. Esa visión de que hay dos bandos, que están ellos y nosotros, izquierda o derecha o los mismos de siempre versus los nuevos. Tampoco es un partido que es una fractura de alguno de esos partidos, como sí lo son todos los demás partidos que existen y hasta cierto punto es normal que los partidos se fracturen y nazcan nuevas expresiones políticas partidarias. Entonces, creo que genuinamente es un partido nuevo, es un partido de centro, es un partido de nueva generación que tiene la capacidad de ver más allá porque no vive de esa división de la que sí viven los demás partidos. Nuestra apuesta es lograr más unión en el país, más consensos, más puntos de encuentros para avanzar en lo que las personas necesitan que el Estado les brinde tanto políticas públicas como oportunidades de desarrollo.

También creo que somos diferentes porque hacemos la política de una forma distinta. Por ejemplo, estamos desarrollando un proceso de reclutamiento y de capacitación de aspirantes que ningún partido está haciendo... Nosotros aspiramos a poder ser un actor que rompa con las prácticas normales. También en la Junta de Vigilancia Electoral VAMOS es un partido que ha estado oponiéndose permanentemente a abusos de los recursos públicos, por ejemplo. Y así lo pretendemos hacer en la Asamblea Legislativa. Nos hemos pronunciado sobre los temas que van sucediendo en la coyuntura del país y damos nuestra postura al respecto, pero nuestro estilo no es la confrontación directa, porque creemos que es importante reconocer las cosas que se hacen bien, pero señalar lo que está atentando contra la democracia.

¿Usted se ha postulado a algún cargo?

De hecho, yo estoy sometida al proceso también de selección de "Vamos por los mejores" y mi aspiración es correr por una diputación en el departamento de San Salvador.

¿Por qué para diputada y no para alcaldesa?

Creo que desde la Asamblea Legislativa hay una oportunidad de hacer cosas que no se han hecho antes y de ejercer algo que va más allá de legislar y es el rol de la contraloría. Hay mecanismos que la Constitución otorga a la Asamblea Legislativa que son para garantizar un buen trabajo del Ejecutivo, para hacer un contrapeso y eso nunca ha funcionado en el país. Las interpelaciones pasadas fueron un ejemplo de eso porque fue la primera después de 23 años. ¿Cree que no ha habido ningún caso de algún funcionario que merecía ser interpelado en 23 años? Ha habido muchos casos, pero la dinámica en la Asamblea no había permitido que eso sucediera porque siempre el partido de oposición en la práctica quedaba como minoría ya que los partidos pequeños hacían coalición con el partido de gobierno y esos mecanismos de control no eran posibles ejecutarlos. Y al no tener un contrapeso, una consecuencia para una mala gestión, más que perder las siguientes elecciones, el Ejecutivo ha tenido una puerta muy abierta para abusar de los recursos públicos, para tomar decisiones equivocadas o para ser negligentes en la gestión pública.

Creo que es importante que para que la democracia en el país realmente funcione, que estos mecanismos tengan viabilidad para ser ejecutados. Por eso, le estamos apostando que en la Asamblea Legislativa podamos tener una participación importante y que exista un mapa político más equilibrado. Si logramos un equilibrio político más sano, donde no haya ninguna fracción que tenga una mayoría aplastante vamos a pasar a otra etapa de nuestra democracia, donde vamos a tener todos los incentivos para poder tomar acuerdos de país importantes, vamos tener una situación más favorable para elecciones mejores de funcionarios de segundo grado y también para ejercer mecanismos de control al Ejecutivo y a otras instituciones que la Asamblea elige. También, mi motivación ha sido poder representar a un grupo de personas que yo creo que es bastante grande, que no se sienten representadas por la política vieja, ni por las opciones nuevas que surgen desde el liderazgo del presidente Nayib Bukele.

De acuerdo a los resultados de las últimas elecciones, Nuevas Ideas tendría mayoría en la Asamblea ¿Cree que es un riesgo que un solo partido tenga mayoría?

Sí, creo que es un riesgo. Porque la cultura de nuestras élites políticas es autoritaria, de las élites políticas tradicionales, y el caso del presidente no es la excepción y ha quedado clarísimo. Entonces, no solo es un riesgo sino que también implica seguir en lo mismo. En cambio, un panorama de mayor equilibrio eso es realmente romper con la dinámica tradicional del poder. Dar todo el poder es dar puerta abierta para que se abuse de ese poder. Se necesita una oposición fuerte, sana, inteligente y que esté legitimada por una trayectoria limpia.

Hablando de oposición, ¿cómo ve el papel que están desempeñado ARENA y FMLN?

Lo veo desgastado y lo veo hasta cierto punto un poco torpe porque al no poderse liberar de los señalamientos que tienen cada uno, ARENA el tema de la corrupción y ahora la negociación con las pandillas, está sumamente deslegitimada y hay muchos elementos que pueden ser usados como para chantajear o para amenazar a esos partidos. ARENA nunca ha reconocido sus errores y en eso da muestras que no están dispuestos a una renovación, que tienen muchos esqueletos en el closet y que eso les está costando caro porque no tienen la libertad para tomar decisiones que los lleve hacia una nueva etapa. El Frente, al haber tenido gestiones gubernamentales sumamente deficientes que no lograron cumplir con las expectativas de la población y de terminar cayendo en las mismas prácticas de corrupción de ARENA, entonces también un partido totalmente deslegitimado.

¿Cómo financiarán la campaña política?

Estamos definiendo esa estrategia porque creemos que es importante que las financiación del partido tenga una diversidad de fuentes. Si bien podríamos acudir a empresas grandes para que apoyen nuestro proyecto, y creo que va a haber interés, pero vemos importante para ser coherentes con nuestra ideología política poder acceder o poder tocar puertas en sectores de empresas media, porque son sectores que están sacando al país adelante, con mucho esfuerzo, luchando en contra del sistema, que también emplean a una gran parte de la población del país y merecen también tener un vehículo que represente esa necesidad de equilibrar la cancha económicamente. También creemos importante recurrir a formas novedosas y también sean los ciudadanos que no tienen influencia económica, influencia política, que también puedan dar aportes (económicos) al partido. Tener una diversidad de donantes nos va a permitir esa libertad que un donante no nos vaya a marcar la agenda.

¿El único que financia es el secretario general?

Así es.


Proceso interno

A través del proyecto “Vamos por los mejores” buscan elegir a los perfiles idóneos para las elecciones de 2021. Según Claudia Ortiz, antes de las elecciones internas, los aspirantes pasarán por un proceso de entrevistas,  inducción y de capacitación y  retos prácticos para ver sus habilidades y actitudes. “Es una manera de dar una oferta más depurada a la ciudadanía al momento de las elecciones”, dijo. 

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines