“De educación sexual nadie quiere hablar”

La funcionaria advierte que la niñez y la adolescencia necesitan estar informadas para tomar las decisiones más acertadas.
Enlace copiado
“De educación sexual nadie quiere hablar”

“De educación sexual nadie quiere hablar”

Enlace copiado
[email protected]

¿Se ha impulsado desde la PGR alguna acción para frenar esta situación?

Hemos comenzado una campaña interna para que todas las personas que lleguen a la Unidad de la Familia, que es donde se receptan todo este tipo de solicitudes no solo de autorización de matrimonios, sino también cuando se presente una menor embarazada a requerir los alimentos para ella o para su bebé ya nacido, se tiene instrucciones de avisar inmediatamente a la Fiscalía que una menor de edad, porque es obvio que por su edad ha sido objeto de una violación sexual.

Si viniera un menor de edad a la PGR a pedir autorización para casarse, o viniera un adulto a pedir autorización para casarse con un menor, ¿cuál sería la respuesta?

Tendríamos que decirle que no y explicarle los motivos. Y echar a andar nuestro sistema de apoyo para tratar de investigar qué ocurrió y ver en qué apoyar a la familia para evitar terminar en esa unión temprana.

¿Dan seguimiento a los casos que envían a la Fiscalía?

No, pero estamos trabajando en eso, porque es necesario que sepamos qué ocurrió, porque de repente puede venir un señor a negociar una cuota de manutención, porque puede que dentro de toda la situación pague la cuota y sea un padre responsable económicamente, pero vemos que todavía anda libre.

Muchas veces esa es la base de la resolución de un juez: que el violador es el sustento económico...

Pero cuando hay una violación a derechos de niñez, ninguna alternativa que sustituya la sanción por el delito es la alternativa adecuada para la niña.

Este tema está intrínsecamente vinculado al de educación sexual. ¿Qué valoración hace la PGR al respecto?

Es un tema del que nadie quiere hablar. Ninguna persona puede emitir una opinión si no tiene información. Y en el caso de los niños, si yo no les doy la información, difícilmente van a poder tener una opinión o van a poder decidir o, si deciden, que esa decisión sea la más certera.

¿Debería ser regulada, además de la edad mínima para contraer nupcias, la diferencia de edad entre la pareja?

Debería ser regulada desde las leyes para la protección de derechos de mujeres, porque si bien la edad de 18 años nos habilita a todas a la toma de decisiones, porque ya cumplí la mayoría de edad y ya salí del ejercicio de la autoridad parental de mis padres, lógicamente necesitamos ver quién es la otra persona para no volver a caer en las relaciones desiguales de poder, ni volver a la misma situación de vulneración que si no sufrió cuando era niña la va a sufrir como mujer joven.

Lee también

Comentarios

Newsletter