Debatirán en el Legislativo crisis de sector cafetalero

En la Asamblea hay una propuesta de traspaso de deudas por saldos insolutos de los productores de café.
Enlace copiado
Financiamiento.  ARENA pide la creación de un crédito para los productores de café que les permita resolver el endeudamiento que tienen.

Financiamiento. ARENA pide la creación de un crédito para los productores de café que les permita resolver el endeudamiento que tienen.

Debatirán en el  Legislativo crisis de sector cafetalero

Debatirán en el Legislativo crisis de sector cafetalero

Enlace copiado
El partido ARENA busca desde la Asamblea Legislativa una solución urgente al problema de la deuda de los productores de café, que le permita a estos consolidar sus créditos en mora, que han adquirido por la disminución en la producción de este grano.

Es por ello que por medio de su grupo parlamentario ha introducido una iniciativa para la aprobación de una ley especial de creación de un fondo de financiamiento, para el traspaso de deudas provenientes de saldos insolutos de dichos productores, con instituciones públicas y privadas, incluyendo bancos, beneficiadores y cooperativas de café.

La petición se basa primordialmente en la actual situación que viven los productores de café, quienes según el documento presentado por el partido tricolor, enfrentan un alto endeudamiento con la banca de aproximadamente $300 millones en créditos relacionados con el cultivo del grano.

Esto se debe, según el diputado Ernesto Muyshondt, a que desde 2013 la roya y la falta de implementación de medidas para contrarrestarla han incidido en la poca productividad del café, llegando en 2014 a la cifra más baja de producción en Centroamérica, con apenas 700,000 quintales, la menor cosecha de los últimos 100 años.

“Lo que pretendemos es que se traslade al sistema público bancario la deuda que los productores de café tienen con la banca privada y otras instituciones, mediante un crédito otorgado o refinanciamiento a un plazo de 25 años”, aseguró el político de derecha, quien espera que con esta solicitud “puedan darle un respiro y un alivio al cafetalero por la crisis que actualmente vive”.

De acuerdo con la propuesta de los diputados de ARENA, para la atención de los productores se tomará en cuenta tres estratos de deuda. El primero es para montos mayores o iguales a $200,000, que deberán ser atendidos por BANDESAL; el segundo es para montos menores de $200,000 pero mayores o iguales a $150,000, que deberán ser atendidos por el Banco Hipotecario; y el tercero para montos menores de $50,000, que deberán ser atendidos por el Banco de Fomento Agropecuario.

“En ese contexto, esperamos que todo requerimiento de aumento de capital que los bancos estatales necesiten para hacer uso de estos financiamientos lo puedan hacer llegar a la Asamblea Legislativa, ya que como grupo parlamentario y esperando el apoyo de otras fracciones estaríamos en la disponibilidad de aprobar los préstamos, para que pueda fortalecerse su capital accionario y rescatar a este sector tan importante”, detalló Muyshondt.

El impacto en la producción de café ha convertido a El Salvador en el país de la región centroamericana que menos cosecha produce, después de ser uno de los principales productores a escala mundial.

En nuestro país y para este año, se espera que por tercera vez consecutiva la cosecha de café sea menor de 1 millón de quintales, una fracción muy mínima de los 4 millones de quintales que se cosechaban en los años ochenta y en pleno conflicto armado.

Según los productores de café, la reducción en la productividad de la cosecha conlleva a un fuerte impacto social, que a su vez reduce el empleo y el riesgo de aumento de la delincuencia, sumado a una posible reducción del área boscosa y de mantos acuíferos, debido a la importancia del café en la preservación de los bosques.

ARENA coincide con este análisis y considera que debe hacerse algo al respecto para contrarrestar esta situación que no solo afecta a los salvadoreños en el aspecto social, sino también en el ecológico.

“Cerca del 80 % de la superficie de bosques de nuestro país la representa el bosque cafetalero y si hablamos de combatir el cambio climático, si queremos proteger nuestro recurso hídrico, si queremos conservar nuestro medio ambiente y preservar fuentes de trabajo, tenemos que rescatar la caficultura, pues es un sector estratégico para nuestro país”, consideró el parlamentario de ARENA.

Muyshondt también sostiene que la baja producción del café, producto del endeudamiento de ese sector, ha afectado la economía de nuestro país, ocasionando un continuo deterioro a las exportaciones, ya que como lo indican las cifras, explicó, “después de exportar $464 millones en 2011, bajó a $110 millones en 2014”.

Lee también

Comentarios

Newsletter