Lo más visto

Más de El Salvador

Debemos enfocarnos en la unidad de ARENA”

Visión común, trabajo colectivo y unidad son las expresiones más recurrentes en el discurso de la nueva aspirante a la presidencia del COENA del partido ARENA.
Enlace copiado
Debemos enfocarnos en la unidad de ARENA”

Debemos enfocarnos en la unidad de ARENA”

Enlace copiado
En las elecciones primarias de ARENA de 2008, por las que se decidió que Rodrigo Ávila era el indicado para buscar la Presidencia de la República en 2009, Ana Vilma de Escobar, entonces vicepresidenta del país, quedó con un mal sabor de boca. En las giras departamentales fue la más aclamada, pero la dirigencia del partido, sin votos directos de las bases, decidió que fuera otro el candidato. Hoy, en un nuevo proceso electoral interno, la actual diputada buscará algo que siempre ha querido: participar en el COENA. Y no solo participar en él, sino ser su presidenta. Dice confiar en la nueva institucionalidad democrática de su partido y que quiere unificar a ARENA en una sola visión, y acabar con la dispersión de liderazgos.

Su candidatura es la primera de alguien que no ha pertenecido nunca al COENA. Tenemos a un ex director ejecutivo y a dos ex vicepresidentes de organización del partido como aspirantes.

Interesante, ¿no? Dieciséis años en ARENA, dentro de la política y nunca he estado en el COENA. Hoy hay apertura, hay democracia y vamos a hacer uso y vamos a ser parte de este ejercicio democrático, para buscar la presidencia del COENA.

Usted siempre ha tenido interés en participar en el COENA. Ahora ya no solo se trata de participar, sino de presidir el partido...

Mi interés es el de una mujer salvadoreña que entró en la política y que quiere ver que las cosas sucedan. Yo no soy solo una espectadora, quiero ayudar a transformar la realidad política en el país de manera que podamos transformar la situación de los salvadoreños. Anteriormente los miembros del COENA eran nombrados por alguien. Ahora tenemos la oportunidad de competir por los espacios y de integrar una dirigencia aquellos quienes podemos colaborar y ayudar a unificar esfuerzos por que el partido se levante.

¿Cree que su perfil es el requerido?

Nuestro partido está buscando ahora sus mejores cartas. Yo creo que ese esfuerzo de buscar lo mejor debe ser unificado y debemos buscar que las planillas que se integren vayan formuladas para ganar las elecciones de 2018 y 2019, y no ganar las elecciones solo por hacerlo, sino para transformar este país, porque nos estamos quedando retrasados. Una de las cosas más dañinas en el país es la polarización política y esas diferencias también se viven a veces al interior de los partidos. Debemos unirnos bajo un solo liderazgo, una sola dirección, que el partido se encamine en una visión común de beneficio para todos.

¿Qué cree que le debe interesar más a ARENA en estos momentos: cambiar el rumbo del país o antes cambiar el rumbo del mismo partido?

El partido es un instrumento. Y en este momento debemos enfocarnos en la transformación del partido político, en la unidad de ARENA. Me decía un diputado a quien aprecio mucho que ARENA es como un archipiélago, con muchas islas que representan gente valiosa y capaz, pero falta conexión, falta la visión común, el esfuerzo compartido, el trabajo colectivo y esa es la apuesta que debemos tener. Así como quedaron los estatutos, con planillas excluyentes, podría pasar que no se puedan aprovechar los mejores liderazgos del país, porque podrían estar dispersos en varias planillas.

Planillas excluyentes. ¿Alguna otra observación sobre los nuevos estatutos del partido?

Las restricciones son la principal observación a esos estatutos. Ya en la práctica, vemos que, por el momento, habríamos cuatro candidatos que vamos a estar pescando en el mismo lago y esto va a dificultar que tengamos a los mejores candidatos para cada uno de los puestos. Hay limitantes que por esta vez no se aplicarán, pero hay limitantes para los diputados, para los alcaldes. Ahora, tampoco es que se trata de vaciar el grupo parlamentario de la Asamblea Legislativa en el COENA.

Si usted y su planilla ganan las elecciones internas del partido, usted ya no podrá buscar una nueva reelección como diputada en 2018 o la presidencia en 2019. ¿Ya evaluó eso?

Esta decisión la tuve que tomar de forma madura. De nada sirve tener esas candidaturas en perspectiva si no tenemos el vehículo adecuado, porque hay que fortalecer ese vehículo que se llama ARENA. Todos debemos trabajar en darle fuerzas a ese vehículo y proyectar ese esfuerzo. Mis intereses personales están supeditados al interés de mi partido y al interés de mi país. Lo mío no es cómo resuelvo mi situación, sino cómo ayudo a mi partido y a mi país.

Y en la planilla que la va acompañar, ¿hay otros funcionarios públicos conscientes de ya no podrían buscar otra vez la función pública para 2018 o 2019?

De 15 cargos, una es elegida por alcaldes, otra por diputados y hay ocho cargos dentro de los que no se podrá buscar después la función pública. Luego los otros cargos no tienen restricción para buscar un cargo de elección popular. Así que habrá quienes podrán buscar la función pública.

¿Quiénes están en su planilla?

La estamos construyendo todavía y la daremos a conocer en su oportunidad. Queremos que cada candidato de esa planilla tenga los apoyos necesarios y en eso estamos, viendo cómo vamos a lograr enrumbar todo en una sola visión.

¿Qué perfiles está buscando?

Lo más importante para mí es la visión. Las personas que entren a esta planilla quiero que estén conscientes de todo el esfuerzo que esto va a requerir, que amen el trabajo territorial, que tengan un buen análisis político de la realidad nacional, de cómo vamos a acercarnos a los otros grupos políticos, de cómo tenemos que disminuir la polarización del país, de cómo ir dejando atrás la visión de un solo ganador, sino de adoptar la visión de ceder en unas cosas y seguir firmes en otras para ganar todos.

Si le pongo enfrente en este momento a un arenero que va a votar en las internas y le pregunta qué le ofrece usted, ¿qué le diría?

Le ofrezco la unidad del partido. Si por algo han sufrido los salvadoreños nacionalistas en los últimos meses es porque nos han visto dispersos, nos han sentido que cada uno anda por su lado, que no hay suficiente unión. Esa percepción debe acabarse.

¿Qué le ha gustado de la administración de Jorge Velado y qué usted transformaría?

El trabajo de este COENA ha logrado que tengamos hoy 35 diputados, más de 120 alcaldías; eso es de aplaudirlo, así como ir abriendo al partido a las elecciones internas, a transparentar las finanzas y a los donantes, así como abrir las puertas a los nuevos liderazgos para una renovación del partido. ¿Qué cambiaría yo? Yo fortalecería estos esfuerzos, abrir más las puertas del partido, y, principalmente, buscaría una visión común, cómo conectar a todas estas islas en este archipiélago. Y sumar a esto la participación de los salvadoreños, devolverles el afecto por la política. La intención de votos total para ARENA y FMLN, sumada, no llega ni a 40 %, es mucho menor que el porcentaje de aquellos que están diciendo que no quieren votar por ninguno.

Lee también

Comentarios