Lo más visto

Más de El Salvador

Defensa insiste en negar datos de armas prestadas

El Ministerio de Defensa argumenta que revelar esa información podría poner en peligro la seguridad nacional y la seguridad de los funcionarios que tienen las armas que la FAES les ha prestado.
Enlace copiado
Préstamo. La Fuerza Armada declaró como información en reserva las armas que han prestado a los funcionarios y exfuncionarios públicos.

Préstamo. La Fuerza Armada declaró como información en reserva las armas que han prestado a los funcionarios y exfuncionarios públicos.

Defensa insiste en negar datos de armas prestadas

Defensa insiste en negar datos de armas prestadas

Enlace copiado
El Ministerio de la Defensa Nacional (MDN) considera que revelar nombres de funcionarios y exfuncionarios públicos a quienes ha prestado armas, y decir cuántas y los modelos de las armas que prestó, es poner en peligro la vida de quienes tienen o tuvieron los fusiles y pistolas de la Fuerza Armada. Defensa también argumenta que si esa información se hace pública podría poner en riesgo la seguridad nacional, además podría poner en peligro las relaciones internacionales o la conducción de negociaciones diplomáticas del país. Esto fue lo que Defensa respondió ante una petición de acceso a la información y es lo que la semana pasada reiteró, cuando el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) le ordenó que entregara la información al solicitante.

El ministerio, ante la orden del IAIP, se negó a dar la información y presentó una revocatoria de la resolución insistiendo en que no puede desclasificar la información sobre las armas prestadas, ni puede entregar esa información al solicitante. Revelarlo sería, según la revocatoria de Defensa, “hacer previsible el modo de actuar de carabineros frente a eventuales alteraciones de orden público, que involucren o demanden el uso de armas como medida para salvaguardarlo, arriesgando el éxito de su planificación estratégica y potenciando la capacidad elusiva de los sujetos que ocasionan estas alteraciones o intervienen en la comisión de delitos”.

En palabras del ministro de la Defensa, David Munguía Payés, los funcionarios y exfuncionarios públicos podrían ser un “blanco fácil” para el crimen organizado que busca robar armas.

“Nosotros no tenemos problemas para hablar del número de armas prestadas, pero sí nos preocupa la seguridad de los funcionarios. Establecer o indicar el número de armas que tiene un funcionario puede poner en peligro su vida, podrían ser un blanco fácil. Nosotros sabemos que la delincuencia anda detrás del armamento de la Fuerza Armada”, dijo el ministro.

Munguía Payés agregó que la negativa para entregar la información también pasa por el “estricto control” que la Fuerza Armada tiene de sus armas.

“Muchas veces tenemos problemas nosotros en nuestros almacenes, los cuales debemos cuidar bien y tener un estricto control. Si nosotros identificamos las personas y la clase de armamento que tienen, las podemos poner en peligro. Ese peligro es para las personas y también podemos perder armas que busca la delincuencia”, señaló Munguía.

El ministro también dijo que la insistencia en negar la información tiene de fondo la “responsabilidad de la Fuerza Armada” en el tema de control de armas y almacenes.

“Es un tema de responsabilidad de la Fuerza Armada. Es que yo creo que sería irresponsable de parte de nosotros dar la información tal y como la piden”, argumentó el ministro.

La solicitud que hizo el ciudadano a Defensa fue el detalle de los nombres de los funcionarios y exfuncionarios, cantidad y modelo de armas prestadas, fecha de entrega y devolución, reporte del estado en que fueron entregadas y devueltas.

La respuesta que brindó el Ministerio de la Defensa fue que no podía brindar la información solicitada, porque estaba declarada en reserva. Exceptuando seis nombres que sí entregó, detallando que a cada una de esas personas prestó una subametralladora calibre nueve milímetros, marca FMK-3, y que fue durante el período de 2010 hasta 2012.

Las seis personas eran Boris Lorenzo Mayorga Flores, Nelson Isaí Saravia Canizales, Manuel de Jesús Gutiérrez Rodríguez, César Humberto Solórzano Arriola, Javier Ernesto Reyes Palacios y Carlos René Renata Martínez. De todos ellos, Defensa no especificó qué funciones públicas desempeñaron, ni en qué institución pública estuvieron.

De acuerdo con Defensa, solamente estos seis nombres podía brindar, porque pasaron cuatro años y un mes desde que cesaron sus funciones públicas y por lo tanto salían del período en que se mantiene la reserva de información.

Como esta respuesta no logró satisfacer al solicitante, apeló ante el Instituto de Acceso y los comisionados resolvieron que el ministerio no logró justificar la reserva de información. Así que le ordenó que revelara cuántas armas y qué modelos ha prestado, con la salvedad de mantener en reserva los nombres de los funcionarios y exfuncionarios que las tienen o tuvieron.

El instituto, tras su resolución, se encuentra actualmente estudiando la revocatoria que presentó el ministerio para no entregar la información sobre las armas prestadas sin nombres de funcionarios.

Extravío de armas

La Fuerza Armada ha sido señalada en distintas ocasiones por extraviar armas de sus almacenes. Uno de los casos, revelados por LA PRENSA GRÁFICA, es el de la pérdida de 18 fusiles que se extraviaron entre 2009 y 2014. Cuatro se perdieron en 2009, tres en 2010, cuatro en 2011, cuatro en 2012, uno en 2013 y dos hasta junio de 2014.

Además, cuatro ametralladoras M-60 fueron extraídas de los almacenes del Regimiento de Caballería, el 21 de junio de 2014. Tres fueron recuperadas en mayo de 2015, en el baúl de un vehículo abandonado en Ahuachapán, y la cuarta estaba en una casa de Santa Tecla, donde explotó pólvora.

Tags:

  • fuerza armada
  • armas prestadas
  • fusiles

Lee también

Comentarios