Lo más visto

Defensores: testigo acusa de sicariato por venganza

El testigo de la FGR contra el supuesto grupo de exterminio confesó ayer que fue pandillero y que ha matado sin ser procesado por ello.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/FREDERICK MEZA Procesados.  El grupo formado por particulares y seis miembros de la PNC está acusado de matar a pandilleros a cambio de dinero.

Foto de LA PRENSA/FREDERICK MEZA Procesados. El grupo formado por particulares y seis miembros de la PNC está acusado de matar a pandilleros a cambio de dinero.

Enlace copiado

Abogados defensores de los 21 acusados de asociarse para cometer sicariato, entre ellos seis miembros de la Policía Nacional Civil (PNC), señalaron ayer que el testigo criteriado del caso (con beneficios judiciales a cambio de su declaración) vincula al grupo con acciones de exterminio de pandilleros por venganza.

“El testigo narró el caso del homicidio de un pandillero donde involucró a policías por pura casualidad. Se supone que la víctima fue amigo del testigo criteriado, por eso quiso que se procesara a los agentes. Es una venganza”, dijo Misael Rivas, uno de los defensores de la supuesta estructura vinculada con 10 homicidios, dos homicidios tentados, una privación de libertad y un robo agravado. Todo cometido entre 2014 y 2015.

El testigo, que en el caso que conoce el Juzgado Especializado de Sentencia B de San Salvador utiliza la clave Sirio, porque está bajo el régimen de protección, contó el martes pasado con la ayuda de un distorsionador de voz que agentes policiales proporcionaron uniformes oficiales de la PNC para que algunos miembros del grupo pudieran simular operativos y matar a las víctimas.

Ayer, a preguntas de los defensores, Sirio reconoció que perteneció a una pandilla y que cometió otros seis homicidios aparte de las 12 víctimas (solo murieron 10) a las que les disparó cuando formaba parte de la estructura.

“Para nosotros es sorpresa escuchar que el testigo principal del caso es un homicida consumado. Dijo que había ejecutado a 12 personas y a otras seis que ni se conocen. Tiene razones para mentir a su favor porque, como él lo dijo, la Fiscalía le ha prometido dejarlo en libertad. Es triste que la Fiscalía se deje sorprender por un criminal”, agregó Rivas.

Fernando Menesses, otro de los defensores de algunos de los imputados, también dijo que Sirio “los sorprendió al confesar que su primer crimen lo cometió cuando tenía entre 15 y 16 años de edad”.

Agregó que se trata de “alguien que ha matado a 18 personas y que está recibiendo un beneficio que no lo merece. No es justo que se le dé un premio a un asesino”.

Menesses alegó que el testigo está resentido porque los acusados son agricultores que no permitían que pandilleros llegaran a la zona a extorsionar. “Ellos se pudieron agrupar como comunidad y cuando detectaban que alguien decía ser pandillero, daban parte a la policía”.

Esa conexión entre comunidad y agentes de la PNC es lo que también molestó al testigo por estar vinculado a una pandilla, según la defensa.

Una de las fiscales dijo que la posición de la defensa responde a una estrategia normal.

El juicio contra el supuesto grupo de exterminio de pandilleros continuará este día con el desfile de pruebas documentales y periciales. Está programado que termine mañana.

10
 víctimas del supuesto grupo de exterminio fallecieron. La mayoría eran pandilleros.

Lee también

Comentarios