Delincuencia afecta en más labores del campo

Agricultores de cereales y ganaderos denuncian cobros de extorsión y restricciones para cosechar. Esperan un mejor trabajo de la Policía para sus actividades.
Enlace copiado
Extorsión.  Ganaderos y cooperativas deben también pagar extorsión por sus animales de crianza.

Extorsión. Ganaderos y cooperativas deben también pagar extorsión por sus animales de crianza.

Delincuencia afecta en más labores del campo

Delincuencia afecta en más labores del campo

Enlace copiado
Los crímenes que limitan el trabajo en el café y la caña también afectan a los productores de granos básicos y a los ganaderos, según relataron los representantes de organizaciones agropecuarias. En estas actividades productivas también hay problemas de producción para la temporada 2015/2016, porque las variaciones del clima afectan el desarrollo normal de las plantas y propician la infestación con plagas.

Carlos Arteaga, de la Asociación Nacional de Productores Rurales (AMPRES), explicó que un grupo de pandilleros impidió a los trabajadores recolectar ayotes y pipianes en una parcela, porque había un punto limítrofe con un territorio donde dominaba la pandilla rival. Según Arteaga, estas verduras se echaron a perder por la falta de mantenimiento.

“Cuando hacen falta trabajadores en nuestra comunidad no nos dejan ir a buscar a otro lado, porque comienzan las amenazas”, agregó Arteaga.

Mientras tanto, Mateo Rendón, de la Mesa Rural, explicó que los ganaderos también son víctimas de grupos criminales. Rendón explicó, por ejemplo, que hay lugares en la zona oriental del país donde los extorsionistas piden $5 por cabeza de ganado. Así que un ganadero que tenga 10 reses tiene que pagar $50 al mes para evitar que atenten contra su familia. En ocasiones cobran a un productor por separado, pero también hay presión sobre las cooperativas para que cumplan con las cuotas.

Hay otros ganaderos que pagan la “renta” en función de las botellas de leche, u otros lácteos, que venden a diario.

Ramón Mendoza, de la Unión Comunal Salvadoreña, detalló un caso en el que un agricultor logró vender toda su cosecha de arroz y efectuó una primera entrega. Cuando los compradores regresaron para la segunda entrega, el productor se echó atrás. Mendoza explicó que el mismo agricultor narró que los delincuentes que operan en la zona, al conocer que había colocado su cosecha, le obligaron a pagar $50 por manzana antes de poder sacar el producto. Debido a la falta de fondos, el dueño de la cosecha se resignó a no entregarlo.

Los representantes de estas organizaciones agropecuarias detallaron que cuando buscan el apoyo de la policía, les va incluso peor, porque entonces los delincuentes aumentan la frecuencia de las amenazas.

Mendoza recordó que un 42 % de la población vive en la zona rural y que hay 600,000 hogares afectados por las complicaciones en el sector.

La semana pasada, los cafetaleros y cañicultores denunciaron que las extorsiones y disputas entre pandillas por el dominio de un territorio también han obligado a modificar las labores de recolección. En el caso del café, por ejemplo, hay mandadores y cortadores asesinados. Los cañicultores deben seleccionar a los rozadores según el territorio donde viven.

Tags:

  • delincuencia
  • agricultura
  • agropecuario
  • pandillas
  • renta
  • extorsion
  • ganaderia

Lee también

Comentarios

Newsletter