Denuncian anomalías en incorporación de médicos de Belice

El MINSAL solicitó la incorporación de dos extranjeros a ocupar plazas para médicos residentes del Rosales.
Enlace copiado
Denuncian anomalías en incorporación de médicos de Belice

Denuncian anomalías en incorporación de médicos de Belice

Enlace copiado

A la dirección del Hospital Nacional Rosales llegó un memorando enviado por el viceministro de Políticas de Salud, Eduardo Espinoza, en el que remite el listado final de los seleccionados para ocupar las plazas de médicos residentes para las especialidades de Medicina Interna, Cirugía General y Anestesiología durante 2018. En el último párrafo de ese memorando se solicita la incorporación adicional de dos médicos beliceños.

Esta última solicitud es la que el coordinador de Especialidades Médicas de la Universidad de El Salvador (UES), Germán Roberto Tobar, critica y hasta califica de “ilegal”. Aunque sabe de la existencia del memorando, que inclusive está copiado a él, asegura que no lo ha recibido en sus manos. Le sobran, sin embargo, los cuestionamientos sobre el pedido en el documento.

Empapado de los procesos de selección de residentes por su trayectoria como docente de la Facultad de Medicina y su cargo en la UES, Tobar denunció que estos médicos extranjeros recién ingresaron al país en noviembre pasado. Ya para diciembre habían obtenido las credenciales para incorporarse como médicos residentes del programa de especialidades, sin haber sido sometidos a todo el proceso de selección al que fueron sometidos los nacionales.

“Si usted es salvadoreño y viene de estudiar de la Universidad San Carlos de Guatemala, por poner un ejemplo, tiene primero que incorporarse, luego tiene que ir a pedir su número de la Junta de Vigilancia Médica al Consejo Superior de Salud, y todo eso conlleva tiempo y tropiezos. Pero estos señores han venido en noviembre y ya están incorporados y ya tienen su número de la Junta de Vigilancia. ¿Cómo se le llama a eso? Tráfico de influencias”, señaló el médico.

Según reza el documento, la petición se basa “en el marco de la suscripción de acuerdo entre la ministra de Salud de El Salvador y el ministro de Salud de Belice” y ese es justamente el “pero” de Tobar, que no existe ningún convenio binacional que respalde su legalidad: “Ese es un acuerdo solo entre ellos, pero hay muchas cosas que valorar desde el punto de vista de la legalidad”, expresó.

Además de las autoridades de Salud, el coordinador de Especialidades de la UES cuestiona también a quienes están a cargo de entregar estos avales en el Ministerio de Educación (MINED).

“Sería bueno preguntarle al ministro de Educación ¿qué es lo que está pasando?, porque nosotros en ningún momento nos salimos del marco legal de lo que dice nuestra Ley Orgánica de la universidad ni de la ley primaria, que es la Constitución”, recalcó.

Lee también

Comentarios

Newsletter