Lo más visto

Denuncian asesinatos de periodistas en México y C. A.

Periodistas mexicanos y hondureños compartieron sus experiencias durante la asamblea general semestral de la SIP. Además del crimen, autoridades corruptas son un peligro.
Enlace copiado
México.  Periodistas marchan en el Distrito Federal de México para protestar por el asesinato de sus colegas. En la asamblea general de la SIP se denunciaron desapariciones, amenazas y extorsiones hacia comunicadores.

México. Periodistas marchan en el Distrito Federal de México para protestar por el asesinato de sus colegas. En la asamblea general de la SIP se denunciaron desapariciones, amenazas y extorsiones hacia comunicadores.

Denuncian asesinatos de periodistas en México y C. A.

Denuncian asesinatos de periodistas en México y C. A.

Enlace copiado
Los ataques a la libertad de prensa se han intensificado en países centroamericanos, así como en México, Brasil, Argentina y Ecuador, señalaron informes de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) durante la asamblea general semestral del organismo en la ciudad central mexicana de Puebla.

Mientras en países como México, Honduras y Brasil continúan los asesinatos y ataques a periodistas, en Ecuador y Argentina los gobiernos ponen trabas legales y económicas a los medios, especialmente a los que no responden a los intereses gubernamentales, de acuerdo con los reportes dados a conocer el sábado (ver nota en página 4).

El caso más grave es el de México, a donde la SIP considera enviar una misión especial de estudio (ver nota aparte).

Honduras es uno de los países donde el ejercicio de la libertad de prensa se vuelve más peligroso. Tiene una de las tasas más altas de homicidios en el mundo, aunque no se registraron asesinatos a periodistas en el último semestre, otros 24 quedan en la impunidad. “Ya no es necesario que los maten para censurarlos”, dijo Rodolfo Dumas, redactor del informe y representante del periódico La Tribuna.

La violenta lucha entre bandas del narcotráfico y las pandillas alcanza a los periodistas hondureños.

Según Renato Álvarez, periodista hondureño que participó en el panel “La violencia sobre la prensa se extiende como un cáncer en Centroamérica”, un foro moderado por José Roberto Dutriz, vicepresidente de la SIP para El Salvador, los grupos hondureños del crimen organizado están relacionados con los carteles mexicanos y colombianos que se disputan el control, muchas veces en complicidad con la autoridad.

Los periodistas hondureños denunciaron que el presidente Porfirio Lobo prometió mecanismos de protección para periodistas y una fiscalía especializada, que no se han materializado.

El comunicador dijo que en estos momentos Honduras tiene un promedio de 20 homicidios por día y que un consultor extranjero, que no identificó, le dijo que el país estaba siendo disputado por los carteles mexicanos y colombianos de la droga.

Los crímenes contra periodistas hondureños empezaron en 2003, con el asesinato de German Rivas, en Santa Rosa de Copán, pero se mantuvieron en el interior. Cuando en mayo de 2012 secuestraron y mataron a Alfredo Villatoro, de HRN, el pánico llegó a los periodistas capitalinos, confesó Álvarez.

El comunicador hondureño criticó que además de las amenazas al libre ejercicio del periodismo por el crimen organizado, pandillas y narcotráfico se suman los recientes anuncios oficiales “de querer controlar medios y contenidos por la censura previa”.

“Es la estocada final para el círculo perfecto de impunidad y silencio”, denunció Álvarez.

El periodista hondureño, que trabaja en Canal 5, de Tegucigalpa, asegura que su hijo fue asaltado por supuestos policías de civil, que le pusieron una pistola en la cabeza, justo enfrente de su casa. Lo considera como un “mensaje directo y muy cercano” justo cuando se ejercía presión para la depuración policial.

También recibió amenazas del ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, por criticar la destitución de cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional, que Álvarez denunció como ilegal, pero que Bonilla decía dañaban internacionalmente la imagen de Honduras.

“La prensa tiene dos tipos de amenazas: la violencia del narco y la generada por la intolerancia de un Gobierno que no solo acusa públicamente, sino que busca generar en la sociedad rechazo contra quienes le critican y cuestionan”, aseveró Álvarez.

Cuando José Roberto Dutriz, vicepresidente de la SIP para El Salvador y presidente de LA PRENSA GRÁFICA, le preguntó a Dumas si los medios de comunicación en Honduras estaban pensando en la autocensura, este le dijo que sí.

“Si los medios cambian como mueven a sus periodistas, dejando reportajes en ciertos lugares y por la noche, ¿eso califica como autocensura? Yo diría que sí. ¿La no cobertura de hechos violentos o no reportarlos es autocensura? También. Quiere decir que Honduras ha caído en eso, ha caído en el ambiente de la autocensura”, respondió Dumas.

Tags:

  • ataques
  • libre expresion
  • Sociedad Interamericana de Prensa
  • SIP
  • periodistas
  • homicidios

Lee también

Comentarios