Lo más visto

Denuncian captura irregular de acusados de matar agente CAM

Familiares y habitantes de comunidad Santa Marta denuncian que no saben nada acerca de dos jóvenes que la policía capturó por asesinar a un agente CAM. Todos los vecinos aseguran que PNC ha capturado a dos jóvenes inocentes.
Enlace copiado
Irregularidades.  Familiares de los primos José Antonio Bonilla y Manuel de Jesús Bonilla denunciaron que la policía los capturó de forma irregular y que no brinda información sobre dónde están y cómo va el proceso judicial en su contra.

Irregularidades. Familiares de los primos José Antonio Bonilla y Manuel de Jesús Bonilla denunciaron que la policía los capturó de forma irregular y que no brinda información sobre dónde están y cómo va el proceso judicial en su contra.

Denuncia.  Familiares y comunidad Santa Marta denuncian que policía violó derechos de los primos Bonilla.

Denuncia. Familiares y comunidad Santa Marta denuncian que policía violó derechos de los primos Bonilla.

Denuncian captura irregular de acusados de matar agente CAM

Denuncian captura irregular de acusados de matar agente CAM

Enlace copiado
Familiares y aproximadamente 45 habitantes de la comunidad Santa Marta de Victoria, Cabañas, viajaron ayer hasta San Salvador para denunciar públicamente que Manuel de Jesús López Bonilla y José Antonio Bonilla Laínez fueron capturados, procesados y dejados en libertad después de ser acusados, sin pruebas, de asesinar con un AK-47 a un agente del CAM de Soyapango, identificado como José Antonio Morales, y a otro hombre el 25 de noviembre en la madrugada. Luego, contaron, el mismo día en que fueron sobreseídos, la Policía Nacional Civil (PNC) los volvió a capturar por el mismo delito. Tras la segunda captura, los familiares y vecinos no han sido informados de la bartolina en donde los tienen recluidos y tampoco les han permitido verlos y saber cómo están.

“Estamos en la incertidumbre. Esto es como si han desaparecido, porque desde que los capturaron no hemos vuelto a saber de ellos. Vamos a la Policía y a la Fiscalía y nadie nos quiere decir nada. Lo único que nos dicen es que dejemos de intentar intervenir, que a su debido momento nos van a notificar. Pero ya tenemos medio mes sin esa notificación”, dijo Oneyda López, esposa de Manuel de Jesús López.

La compañera de vida también explicó que un policía le llamó en repetidas ocasiones a su celular para decirle que dejara de estar llegando a la Policía a preguntar por su esposo y también para que dejara de insistir en ponerle un abogado particular.

“He tenido que cambiar mi celular porque las llamadas eran para intimidar. El policía me decía que dejara de intervenir y que ya le habían puesto un abogado público, que yo no tenía nada que ir a buscar a la Policía. Seguramente obtuvo mi celular del celular de él (Manuel de Jesús )”, dijo la esposa.

Los familiares hicieron un llamado público al director de la Policía, Howard Cotto, y al fiscal general, Douglas Meléndez, para que giren instrucciones a sus subalternos y brinden información sobre el caso.

“Le estamos pidiendo al director de la Policía que también ordene que cesen las medidas represivas en contra de los familiares, porque ya nos han dicho o amenazado que por el bien de los jóvenes y de la familia no hagamos nada”, dijo la compañera de vida de José Antonio Bonilla.

Durante la denuncia pública, los habitantes de la comunidad que acompañaron a los familiares de los dos jóvenes se sumaron a las críticas en contra de la Policía y Fiscalía por no brindar información y por capturar a los jóvenes sin pruebas y sin enseñar las órdenes judiciales de detención.

“No estamos en contra de una investigación de la Policía y Fiscalía, eso es lo que queremos. Porque aquí no se han asomado para investigar qué tipo de personas son estos jóvenes, y nosotros damos fe de que no son pandilleros y de que son gente honesta, trabajadora, y que no han sido los que asesinaron a esas personas”, dijo Gerardo Recinos, uno de los habitantes de la comunidad.

El Juzgado de Paz de Victoria confirmó ayer a LA PRENSA GRAFICA que sí conoció el caso, pero que lo pasó al Juzgado de Primera Instancia de Sensuntepeque y que por eso no podía dar más información. El Juzgado de Instancia también confirmó que el caso está en etapa de instrucción, pero no quiso revelar más detalles.

El crimen

De acuerdo con los familiares, a la 1:15 de la madrugada del 25 de noviembre José Antonio Bonilla, agricultor, se levantó de su cama al escuchar que alguien se quejaba de dolor en la calle que pasa frente a su casa. Salió a ver y encontró herido de bala a un hombre desconocido. Le llamó por celular a su primo Manuel de Jesús Bonilla, que hace viajes con un pick up, para que llevara al hospital de Sensuntepeque al herido. Cuando llegaron al hospital, el hombre ya había fallecido.

En ese momento la policía los capturó por primera vez, por ser los únicos sospechosos de la muerte violenta del hombre y del asesinato del agente del CAM, ya que los dos hombres que fallecieron habían sido heridos de bala en un mismo tiroteo en la casa del agente. Tras la audiencia inicial, los primos Bonilla quedaron libres de todo cargo, pero fueron detenidos nuevamente el 30 de noviembre por el mismo crimen. Tras la segunda captura, los familiares no saben de su paradero.

Un agente policial de la zona dijo a este periódico que la investigación en contra de los primos Bonilla es porque la Policía tiene información de que son miembros de la misma estructura que asesinó al agente. Una de las hipótesis de la PNC es que el hombre que llevaron al hospital fue herido por el agente al intentar defenderse del ataque.

Tags:

  • derechos humanos
  • policial
  • cabañas
  • abusos policiales
  • denuncia

Lee también

Comentarios