Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / judicial LO MÁS LEÍDO

La fuga, repatriación y encarcelamiento de Roberto Silva: ¿cómo es ligado a la masacre de tres diputados de ARENA, lavado de dinero y narcotráfico?

El ex diputado suplente del PCN llegó el miércoles a El Salvador, deportado de EUA, y fue capturado por la INTERPOL con una orden emitida desde 2007 por los delitos de cohecho y lavado de dinero. Permanece en el penal de máxima seguridad en Zacatecoluca, conocido como "Zacatraz".

Enlace copiado
El ex diputado suplente del PCN Roberto Silva Pereira llega deportado a El Salvador, desde Estados Unidos, este miércoles 8 de enero. Foto de LA PRENSA/Éricka Chávez

El ex diputado suplente del PCN Roberto Silva Pereira llega deportado a El Salvador, desde Estados Unidos, este miércoles 8 de enero. Foto de LA PRENSA/Éricka Chávez

Enlace copiado

El exdiputado suplente del PCN (2006-2009) Roberto Silva Pereira fue deportado de Estados Unidos este miércoles, país en el que permanecía desde 2007 cuando salió huyendo de la justicia en El Salvador.

Foto de LA PRENSA/Éricka Chávez

El proceso de repatriación se extendió por más de una década. "Este es un ejemplo de que Estados Unidos y El Salvador no serán un refugio para delincuentes o personas corruptas, independientemente de sus cargos o estatus social", dijo el embajador Ronald Johnson en Twitter.

Foto de LA PRENSA/Éricka Chávez

En un principio, la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) dijo que no habría acceso a la prensa a la llegada de Silva; sin embargo, el Ministerio de Justicia y Seguridad convocó a los medios de comunicación a las 2:30 de la tarde en el acceso 1 del Aeropuerto.

Foto de LA PRENSA/Éricka Chávez

Silva llegó a las 2:20 de la tarde junto a otras personas deportadas y fue capturado por la INTERPOL atendiendo a la orden de arresto vigente desde 2007 por el delito de cohecho activo y casos especiales de lavado de dinero por un monto cercano a los $14 millones.

Foto de LA PRENSA/Éricka Chávez

La jefa de la unidad especializada contra el lavado de activos de la Fiscalía General de la República (FGR), Maricela Velásquez, dijo que la INTERPOL deberá poner a Silva "inmediatamente" a disposición de la Cámara Primera de lo Penal de la Primera Sección del Centro de San Salvador, la cual programará una audiencia inicial para intimarlo y "se convocará posteriormente a la audiencia preliminar para continuar el proceso que quedó en suspenso por haberse dado esta persona a la fuga".

Foto de LA PRENSA/Éricka Chávez

"Nosotros lo estamos recibiendo en este momento. Lo hemos fichado, le hemos leído todos sus derechos porque él tiene una orden judicial vigente”, dijo el director general de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza Chicas, momentos después de la detención del prófugo.

El director general de Centros Penales y el director general de la PNC trasladan al ex diputado Silva al penal de máxima seguridad de Zacatecoluca. Foto: cortesía

“Se ha llevado ya a cabo todo el procedimiento a raíz de una difusión roja desde 2007 que estaba siendo requerido el señor Roberto Silva, ya en estos momentos se ha llevado todo el procedimiento con la INTERPOL, con la Policía, se le han leído sus derechos y se ha llevado a cabo también la parte médica”, manifestó el viceministro de Seguridad y director general de Centros Penales Osiris Luna Meza.

Silva fue recluido en el penal de máxima seguridad en Zacatecoluca el miércoles, horas después de su deportación a El Salvador. Foto: cortesía

Tal como lo anunció el Gobierno en la tarde, Silva fue enviado al penal de máxima seguridad en Zacatecoluca, conocido popularmente como "Zacatraz", ante el "peligro de fuga o de que atenten contra su vida para silenciarlo", mientras está a la espera de que un tribunal decida los siguientes pasos en el proceso.

El presidente Nayib Bukele pidió que Silva sea vigilado las 24 horas por "personal de confianza" porque está "seguro que hay personas que no escatimarían recursos para atentar contra su vida y silenciarlo". 

Silva fue recluido en el penal de máxima seguridad en Zacatecoluca el miércoles, horas después de su deportación a El Salvador. Foto: cortesía

La jefa fiscal explicó que el caso continuará a pesar del pasar de los años debido a que el proceso fue iniciado cuando estaba vigente otro Código Procesal Penal que caducó el 31 de diciembre de 2010 y que a diferencia del actual no contiene "algunas circunstancias especiales que pueden interrumpir".

“El delito lo cometió el imputado a través de diversas modalidades para blanquear los capitales procedentes de actividades delictivas. Una de las modalidades que utilizó es utilizando el sistema financiero, utilizó también empresas de fachada y prestanombres, conocidos como testaferros. Él gestionó que le fueran adjudicadas obras con diferentes alcaldes de municipios de el salvador, y a cambio de que le adjudicaran obras de construcción él les dio dinero a los alcaldes, y así es como él obtuvo ganancias delictivas cuando le adjudicaron proyectos totalmente al margen de la ley LACAP (Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública)”, agregó Velásquez.

Foto de LA PRENSA/Éricka Chávez

El asesinato de tres diputados en Guatemala

Silva ha sido vinculado al asesinato de los tres diputados de ARENA del Parlamento Centroamericano (PARLACEN) y su motorista en Guatemala el 19 de febrero de 2007.

Fiscales del Ministerio Público de Guatemala levantan evidencias de la escena donde fueron asesinados los diputados del PARLACEN y su chofer. Foto de LA PRENSA/Milton Flores

Los parlamentarios Eduardo d´Aubuisson (hermano del alcalde de Santa Tecla Roberto d´Aubuisson), José Ramón González y William Pichinte fueron calcinados dentro del vehículo en que viajaban, junto al motorista Gerardo Ramírez, luego de ser interceptados en la carretera que conecta El Salvador y Guatemala.

En 2009, la Fiscalía de Guatemala dijo que contaba con información de que Silva ordenó los crímenes en venganza contra el partido ARENA por apoyar el antejuicio y el proceso penal en su contra. Por otra parte, cables desclasificados de Estados Unidos apoyaban la hipótesis del tumbe de drogas como el móvil de la matanza.

Fiscales del Ministerio Público de Guatemala levantan evidencias de la escena donde fueron asesinados los diputados del PARLACEN y su chofer. Foto de LA PRENSA/Milton Flores

Según las autoridades guatemaltecas, Silva encargó el crimen al exdiputado guatemalteco Manuel Castillo. Para efectuarlo contactaron a un grupo de policías guatemaltecos que cometían asaltos en la referida carretera y a una banda de Jutiapa. Supuestamente, el objetivo era matar a d´Aubuisson pero los delincuentes mataron a todos los ocupantes del vehículo para no dejar testigos.

Fiscales del Ministerio Público de Guatemala levantan evidencias de la escena donde fueron asesinados los diputados del PARLACEN y su chofer. Foto de LA PRENSA/Milton Flores

Una semana después, cuatro policías que habían sido capturados por el crimen fueron asesinados mientras se encontraban en el penal del Boquerón, el 25 de febrero.

Foto de los dos oficiales de la PolicÌa Nacional Civil de Guatemala, Luis Arturo Herrera López (i) y José Korki López Arreaga (d), y los agentes José Adolfo Gutiérrez (i) y Marvin Langen Escobar Méndez (d) (abajo) de la Dirección de Investigación Criminal (DINC), presuntamente implicados en los asesinatos de tres diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano (PARLACEN), que fueron asesinados el 26 de febrero de 2007, en la prisión de alta seguridad "El Boquerón" en un motín iniciado por la noche. EFE/Roberto Escobar
Los cuatro agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, acusados de matar a tres diputados salvadoreños y su motorista, fueron asesinados dentro de sus celdas en el penal El Boquerón, en Cuilapa, localizado en el kilómetro 66 de la carretera hacia El Salvador. Foto: archivo

Guatemala reclama a Silva para que enfrente cargos por los asesinatos en su país. Además, en 2009, el viceministro de Seguridad Delmer Rodríguez también dijo que existía la posibilidad de que Silva fuera acusado en El Salvador por el homicidio de los diputados.

Peritos del Ministerio Público de Guatemala inspeccionan la camioneta P186171 donde fueron asesinados y quemados los diputados del PARLACEN y su chofer. Foto de LA PRENSA/Milton Flores

Posteriormente, las autoridades guatemaltecas confirmaron que el vehículo todo terreno en que viajaban los diputados tenía un compartimento secreto, y que los asesinos buscaban dinero o drogas dentro del vehículo, para lo cual removieron piezas antes de prenderle fuego, entre esas la tapicería de las puertas, los parlantes y el protector del tanque.

Peritos del Ministerio Público de Guatemala inspeccionan la camioneta P186171 donde fueron asesinados y quemados los diputados del PARLACEN y su chofer. Foto de LA PRENSA/Milton Flores

También identificaron que el acelerante usado para quemar el carro fue gasolina.

La justicia de Guatemala llevó a cabo un juicio por el asesinato de los diputados y en 2010 condenó a siete personas con penas de entre 107 y 210 años de prisión para los responsables, entre ellos el exdiputado guatemalteco Castillo.

Manuel de Jesús Castillo Medrano es trasladado de la Torre de Tribunales hacia Centro de Detención Preventivo de la zona 18 de Guatemala, en marzo de 2009. FOTO DE LA PRENSA/MILTON FLORES

Además, la Fiscalía guatemalteca solicitó a la de El Salvador que investigara a Silva por narcotráfico y un fiscal de la Unidad Contra el Crimen Organizado confirmó que lo harían, en diciembre de 2010. Sin embargo, dos días después, el entonces fiscal general Romeo Barahona dijo que no tenían datos para investigar al exdiputado por dicho ilícito.

Esto a pesar que un oficio de la Fiscalía girado en diciembre de 2006 -durante la investigación del grupo de la narcotraficante “La Patrona” y sus nexos en el país- confirmaba a Silva y otras dos personas como los principales socios del cartel de Sinaloa en El Salvador.

Vínculo con Los Perrones

Las reuniones donde se planificó el crimen se realizaron supuestamente en el rancho Guarumo, en el kilómetro 75 de la carretera que de Santa Ana conduce a Chalchuapa, propiedad de un familiar de Reynerio de Jesús Flores Lazo, líder de la banda Los Perrones.

La Fiscalía dijo en abril del 2008 que descubrió vínculos entre Silva y la organización criminal. Según las investigaciones, la banda enquistada en el oriente del país facilitó carros a Silva para que pagara sobornos a alcaldes y supervisores de obras.

El caso pendiente y el escape

Silva fue acusado en 2006 del delito de lavado de dinero y cohecho activo luego que la Fiscalía General de la República descubriera que lavó $12 millones y sobornó a varios alcaldes para que le adjudicaran proyectos de obras comunales.

La Asamblea Legislativa le retiró su fuero el 29 de noviembre del 2006 y pese a que la Fiscalía General de la República (FGR) aseguró que tenía lista su orden de captura para cuando eso pasara, su detención no se concretó. La Cámara Primera de lo Penal ordenó finalmente su captura el 25 de enero de 2007 ante el peligro de que Silva evadiera la justicia pero el tribunal esperó hasta el siguiente día para notificar a la Policía Nacional Civil (PNC) sobre la orden de arresto.

El mismo 25 de enero, Silva salió de su residencia en Bosques de Santa Elena, en Antiguo Cuscatlán, y ya no se supo sobre su paradero, pese a que el mes anterior había asegurado que enfrentaría el proceso. “El que nada debe, nada teme. No me voy a ir del país”, había dicho.

Tanto la Cámara como la Fiscalía y la Policía se desvincularon de responsabilidades por la fuga.

Tres días después, Silva envió a los medios de comunicación una carta con fotografías para demostrar que seguía en El Salvador mientras le daba tiempo a las autoridades de que analizaran mejor su caso. En abril, los abogados de Silva renunciaron por falta de comunicación con su cliente, argumentando que se les imposibilitaba trazar la línea estratégica de defensa.

Su llegada a EUA

Se conoció que Silva estuvo un tiempo en Honduras, Guatemala y México para luego dirigirse a suelo estadounidense protegido por el cartel del Golfo de México. Dicho cartel le habría facilitado la obtención de documentos falsos para ingresar a Estados Unidos con otra identidad.

Tras seguirle la pista un equipo del FBI y del ICE, Silva fue detenido el 5 de octubre de 2007 por agentes del departamento de inmigración frente a una vivienda en la ciudad de Anaheim, en el condado de Orange (California).

Además, las autoridades estadounidenses le congelaron dos cuentas en dicho país en las que manejaba una cantidad cercana a los 1.4 millones de dólares.

El entonces director de la PNC Rodrigo Ávila reveló que Silva había cambiado su aspecto físico como medida de seguridad, que incluía aumentar de peso y dejarse crecer el cabello. Por lo demás, llevaba una vida de lujos y comodidades.

Tras su detención, el Ministro de Justicia y Seguridad salvadoreño de ese entonces, René Figueroa –hoy procesado por corrupción-, dijo que comenzarían el trámite de deportación que tardaría de 10 a 15 días. El fiscal general Félix Safie también dijo que viajaría para participar directamente del proceso de repatriación. Sin embargo, la deportación de Silva se concretó 13 años después.

El 16 de octubre de 2007, Silva solicitó ante una jueza de inmigración su libertad bajo fianza de $25 mil. Se defendió diciendo que no huyó de El Salvador porque desconocía la orden de captura en su contra y que cuando las autoridades estadounidenses intentaron capturarlo corrió porque creyó que eran delincuentes.

La jueza le negó la libertad bajo fianza, posiblemente por la difusión roja en su contra y la orden de arresto de la INTERPOL vigente por los delitos en El Salvador.

Foto: archivo

Silva apeló el fallo y alargó el proceso cuando después expresó su intención de pedir asilo político en ese país.

El exdiputado fue deportado este miércoles luego de que las autoridades estadounidenses rechazaran en dos ocasiones las revisiones sobre sus solicitudes.

La polémica llamada entre Silva y Tórrez

Una llamada telefónica entre el ex director departamental para San Salvador de ARENA, Adolfo Tórrez, y Silva, en el que el primero le ofrece mover sus contactos en la Fiscalía y la Corte salvadoreña para liberarlo a él y a su esposa de los cargos de corrupción a cambio de medio millón de dólares, fue utilizada por Silva para justificar ante las autoridades estadounidenses un supuesto proceso irregular en El Salvador en el caso de lavado que se le atribuye. Sin embargo, fue rechazada como justificante.

Adolfo Torres, director departamental de ARENA en San Salvador en 2009. Foto de LA PRENSA/Archivo

La divulgación de dicha llamada dejó mal visto al entonces fiscal general Félix Garrid Safie, quien buscaba la reelección, pues se conoció que estaba al tanto de la conversación y archivó el caso por considerar que Tórrez no había cometido delito.

Félix Garrid Safie fue fiscal general del 2006 al 2009. Foto de LA PRENSA/Archivo

Tórrez fue sacado del puesto en ARENA el 16 de abril de 2009 y el 2 de junio de ese año fue encontrado muerto por un disparo. Las autoridades salvadoreñas determinaron que fue suicidio y cerraron el caso en cinco días.

Esposa ya cumplió condena

La esposa de Silva, Nora Emely Parada de Silva fue condenada el 16 de noviembre de 2007 por el Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador a siete años de prisión por lavado de dinero. Ella cumplió su condena y recuperó su libertad en marzo de 2014.

VEA MÁS

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines