Lo más visto

Derrame de melaza en pila de Destilería Salvadoreña

Titular de MARN aseguró que no tienen registro de que se tenga permiso ambiental para utilizar esa pila, la cual fue arrendada por dos ingenios azucareros este año para guardar el excedente de melaza.
Enlace copiado
Río Las Cañas.  El derrame de melaza de la Destilería Salvadoreña llegó hasta el río Las Cañas, el cual no tiene buena calidad de agua.

Río Las Cañas. El derrame de melaza de la Destilería Salvadoreña llegó hasta el río Las Cañas, el cual no tiene buena calidad de agua.

Afectación.  El MARN analizará el impacto ambiental debido al derrame de melaza en una pila de la Destilería Salvadoreña.

Afectación. El MARN analizará el impacto ambiental debido al derrame de melaza en una pila de la Destilería Salvadoreña.

Temperatura.  El derrame continuó ayer a mediodía. Emanaron vapores debido a la alta temperatura que alcanzó la melaza en la pila.

Temperatura. El derrame continuó ayer a mediodía. Emanaron vapores debido a la alta temperatura que alcanzó la melaza en la pila.

Derrame de melaza en pila de Destilería Salvadoreña

Derrame de melaza en pila de Destilería Salvadoreña

Enlace copiado
Un nuevo derrame de melaza se registró ayer en la mañana, pero esta vez de una pila en las instalaciones de la Destilería Salvadoreña, ubicada en el kilómetro 15.5 de la carretera Troncal del Norte, en el municipio de Apopa, el cual alcanzó a llegar al río Las Cañas que está contiguo.

Técnicos y la titular del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Lina Pohl, llegaron al lugar para verificar las condiciones del derrame de melaza. La funcionaria explicó que la destilería tiene varios años de no operar, pero arrendó la pila a unos ingenios azucareros; no obstante, dijo no tener informe de que tuvieran permiso.

“Nosotros en 2006 tenemos un cierre de las actividades de esta empresa y ninguno de los ingenios que parecen ser propietarios de esta melaza y que alquilan estas instalaciones tiene dentro de su permiso ambiental el hecho de esta pila, lo cual ya de por sí me parece una cosa absolutamente reprochable”, dijo Pohl.

Las cantidades de melaza que se derramaron no pudieron ser cuantificadas, pero se dijo que la pila tiene una capacidad de 2.5 millones de galones y que contenía alrededor de dos millones.

“Si nosotros hubiésemos sabido que había otra pila y por las investigaciones que hemos hecho y por los análisis que hemos realizado, ciertamente el tema del tipo de caña, después de cuatro años secos consecutivos que tenemos, las altas temperaturas, etcétera, hubiésemos podido evitar esto. Hubiésemos podido instalar sistemas de enfriamiento mayores para evitar una cosa de esta naturaleza”, sostuvo la ministra.

La melaza se extendió en parte del terreno de la destilería y llegó hasta el río Las Cañas. Empleados de ingenios azucareros llevaron maquinaria para hacer bordas que trataran de contener que el producto siguiera llegando al afluente.

Pohl dijo que continuarían con los análisis de la afectación en el río, pero que a diferencia del derrame en el ingenio La Magdalena, el río Las Cañas no tiene vida acuática porque está altamente contaminado.

De hecho, pobladores de la urbanización Santa Teresa de las Flores, que está al otro lado de la carretera Troncal del Norte casi frente a la destilería, se quejaron del mal olor de la melaza en el río y que eso les ha causado malestar.

Investigarán responsabilidad en el mantenimiento de la pila. “Quién lo cuida, cómo se cuida, cómo se hace, cómo se procede, quiénes vienen aquí, no lo sabemos; todo eso es lo que estamos investigando y hay varias personas de los equipos de trabajo pidiendo las bitácoras, quiénes han venido, cómo han venido, quiénes tienen los permisos. Puede ser que nosotros no los tengamos en el ministerio y ellos tengan estos permisos ambientales. Todo esto es posible”, dijo.

La pila fue arrendada entre marzo y abril por el Ingenio Jiboa para almacenar producto excedente y también depositó producto el Ingenio La Cabaña. La Asociación Azucarera de El Salvador dijo ayer que las causas del evento no habían sido determinadas y que destinaría un equipo técnico para la investigación.

“Aquí no es que estamos metiendo melaza continuamente, ya teníamos días de no meter melaza. Normalmente una melaza en reposo tiende a bajar la temperatura, no aumentar y el proceso empezó a las 8 de la mañana”, dijo Mauricio Quintero, director de operaciones de la Asociación Azucarera de El Salvador.

Tags:

Lee también

Comentarios