Loading...

Desaparece uno de los jóvenes que denunció tortura policial en Tepezontes

El abogado que lleva el caso de la tortura dice que "no deja de parecer extraño que desaparezca" cuando los policías y ex soldados acusados han sido enviados a enfrentar un juicio.
Enlace copiado
Desaparece uno de los jóvenes que denunció tortura policial en Tepezontes

Desaparece uno de los jóvenes que denunció tortura policial en Tepezontes

Enlace copiado

Israel Alexánder Pérez denunció que fue golpeado por tres policías y dos soldados en San Miguel Tepezontes, La Paz, la noche del 16 de enero de 2016. Los policías y soldados fueron capturados y luego procesados en libertad por el intento de asesinato. En febrero de este año, cuando el juicio se acercaba, Israel desapareció. Así lo confirmó a este periódico el abogado querellante del caso y representante del IDHUCA, Arnau Baulenas.

"No deja de parecer extraño que Israel haya desaparecido en esta etapa del proceso judicial (cuando el juicio ha sido programado para agosto). Pero lo que cuentan los familiares es que ya no regresó a casa", dijo Baulenas.

Israel era un mecánico automotriz de San Miguel Tepezontes, cuando en enero de 2016 acompañó a su amigo Cristian Hernández a visitar a otro amigo en común para revisarle el vehículo en el municipio de San Francisco Chinameca. En el camino, la patrulla de tres policías y dos soldados los detuvo. Entre los policías iba el jefe del puesto policial de Tepezontes.

Después de registrarlos, los llevaron a una zona solitaria y boscosa, donde les insistieron en que les dieran información sobre los pandilleros de Tepezontes. Pero como Israel y Cristian no son pandilleros, no pudieron compartir ninguna información que los agentes consideraran útil. Así que los torturaron para ver si así les sacaban información.

Los golpearon tanto que Cristian terminó inconsciente, con el cráneo fracturado y costillas rotas; además lo tiraron por un barranco de la zona. Israel terminó con el rostro desfigurado por los múltiples golpes que los soldados y policías le dieron con las culatas de sus armas. Luego los abandonaron, pensando que estaban muertos. O al menos eso es lo que consta en el relato de los hechos que Israel y Cristian contaron a investigadores policías y fiscales que recibieron su denuncia.

Mientras el proceso judicial continuaba en contra de los policías y soldados, Israel y Cristian dijeron a sus abogados que policías del municipio llegaban a intimidarlos. De hecho, Israel fue acusado por policías de haber violado a una joven, pero un juez lo liberó porque los policías no presentaron pruebas y porque la supuesta víctima desmintió lo ocurrido. A Cristian lo acusaron de pertenecer a una organización terrorista (pandilla), pero también fue liberado por falta de pruebas.

En febrero de este año, cuando el juicio de los policías y soldados fue programado para junio, Israel desapareció. La última vez que lo vieron sus familiares fue cuando salió de su vivienda a trabajar el taller automotriz.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines