Descubre las plantas que los salvadoreños comemos desde hace 10 mil años

El Museo Nacional de Historia de El Salvador (MUNHES) dio hoy una conferencia sobre el uso tradicional de las plantas en la gastronomía salvadoreña, con motivo del día internacional de los museos, que se celebra cada 18 de mayo. Al evento asistieron varios centros escolares y estudiantes de gastronomía de la Academia Panamericana de Arte Culinario (APAC).
Enlace copiado
EL MUSEO DE HISTORIA NATURAL BRINDO UNA CONFERENCIA SOBRE PLANTAS COMESTIBLES SALVADORENAS.

FOTO LPG/FREDERICK MEZA 18 05 2017

EL MUSEO DE HISTORIA NATURAL BRINDO UNA CONFERENCIA SOBRE PLANTAS COMESTIBLES SALVADORENAS. FOTO LPG/FREDERICK MEZA 18 05 2017

Descubre las plantas que los salvadoreños comemos desde hace 10 mil años

Descubre las plantas que los salvadoreños comemos desde hace 10 mil años

Enlace copiado
Siempre ha habido una estrecha relación entre los humanos y la naturaleza. Nuestros antepasados, hace más de 10,000 años, comenzaron a interesarse por las plantas que habían a su alrededor cuando sintieron algo en sus estómagos: hambre. Esto llevó a que las personas experimentaran con distintos tipos de plantas. “Algunas les causaron infecciones, malestares estomacales, pero las plantas que fueron de buen gusto fueron las elegidas para plantarse cerca de las casas y para prepararlas en distintos platos que hasta ahora disfrutamos”. Esta fue la introducción que dio Gabriel Cerén, curador del Herbario Nacional de El Salvador, durante la conferencia “Las Plantas en la gastronomía salvadoreña”, en el Museo de Historia Natural de El Salvador (MUNHES), en el Parque Saburo Hirao.

Lea también: DESCUBREN DOS NUEVAS ESPECIES NATURALES QUE SOLO SE ENCUENTRAN EN EL SALVADOR

Un estudio realizado entre 2013 y 2015 por la Universidad Salvadoreña Alberto Masferrer (USAM) reveló que, actualmente, los salvadoreños han disminuido notablemente el uso plantas comestibles para cocinar. Ahora prefieren preparar comida que no les tome más de diez minutos de cocción. Aún así, el mismo estudio mostró que en San Salvador las plantas que más se consumen son la mora con un 28.45 %, y el chipilín, con un porcentaje de 25.16 % de los encuestados que incorpora esta hoja en su dieta.  

La mayoría de salvadoreños ha tomado sopa de mora o ha disfrutado de tamales de chipilín. Sin embargo, advirtió Gabriel Cerén, hay más plantas con las que se puede preparar comida y bebidas.

Estas son algunas plantas de las que habló el cuidador del Herbario Nacional:

1. Frutas de la tuna o nopal: Las tunas tienen un fruto rojo que posee unos pelitos finos que, si no se cortan con cuidado, pueden introducirse en la piel. Para quitar esta vellosidad hay que quemar en comal los frutos. Lo curioso de esta planta es que puede prepararse un refresco de tuna y el resultado es un jugo color fucsia intenso y sabor dulce parecido a la cebada.



2. Huiscoyol: tradicionalmente, del huiscoyol se come la parte externa e interna de la fruta. La parte interna es la semilla al quebrarse tiene un sabor parecido al coco. Esta planta, además de ser comestible, tiene un valor cultural para el día de la Cruz como adorno para las cruces de esta festividad que conmemora el inicio del invierno. El tallo del huiscoyol es tan fuerte que incluso Anastasio Aquino usó las espinas de esta planta para elaborar lanzas para sublevar a los nonualcos, describió Roque Dalton en su poema "Los ultraizquierdistas".



3. Espinaca silvestre: conocida como verdolaga o lengua de vaca, esta planta nace con las primeras lluvias de invierno. En El Salvador se comen las hojas de espinaca en sopa, fritas con huevo o como ensalada.



4. Papelillo: Las hojas de papelillo son más conocidas porque se comen en las pupusas. Esta es una planta de flores amarillas que puede llegar a ser un árbol de hasta cinco o 10 metros de altura. La hojas son comestibles y se usan para hacer el relleno de las pupusas, para preparar ticucos (tamales) e incluso delicioso dip de hojas de papelillo con queso crema para disfrutar con una película.



5. Aceituno: Son árboles que crecen entre 3 a 30 metros. La parte posterior de sus hojas tienen una tonalidad blanquecina, entre blanco verdoso. El aceituno se distribuye desde Belice hasta Brasil. Los frutos del aceituno pueden consumirse cuando ya están de color negro y tienen un sabor dulce.



6. Chaparrón: Es un fruto familiar del mamey. En El Salvador, se encuentra en el Parque Nacional Montecristo y en zonas aledañas, en el municipio de Metapán, departamento de Santa Ana. El chaparrón se come como fruta pues tiene un sabor dulce que puede servir para hacer jaleas o mermeladas.



7. Sincuya: Es la comida favorita de los tacuacines, pero también  es de un agradable sabor para los humanos. Un dato característico del sincuya es que cuando hay época seca bota todas sus hojas y, cuando comienza el invierno, el sincuya brota con sus hojas y las flores. El sabor que posee este fruto es de dulzura intensa y aroma fragante.



8. Melocotón de montaña: la planta del melocotón de montaña es parecida al de la papaya. Lo más dulce de este fruto redondo es la carne que rodea a las semillas.

9. Paterna: la paterna es una planta cuyo fruto es en forma de vaina. Al abrir la vaina se come la parte blanca que cubre las semillas que tiene un sabor dulce. Luego, las semillas son cocidas en una olla con agua hasta que hiervan. En la olla también puede agregarse un poco de ceniza para un efecto más rápido en la cocción. Cuando están blanditas se acompañan con limón, sal, alhuaiste o algún acompañamiento al gusto.

Tags:

  • plantas
  • MUNHES
  • antepasados

Lee también

Comentarios

Newsletter