Descubren rastro clandestino de caballos en San Rafael Obrajuelo

La práctica de destazar caballos y reses en rastros clandestinos ha sido recurrente en este municipio. Los detenidos siempre recobran su libertad en primeras audiencias.
Enlace copiado
Descubren rastro clandestino de caballos en San Rafael Obrajuelo

Descubren rastro clandestino de caballos en San Rafael Obrajuelo

Descubren rastro clandestino de caballos en San Rafael Obrajuelo

Descubren rastro clandestino de caballos en San Rafael Obrajuelo

Enlace copiado
Siete caballos destazados y 27 vivos, que estaban numerados para ser sacrificados, fueron descubiertos el miércoles anterior por la noche en una propiedad conocida como Rancho Los Potrillos, ubicado en la calle principal de la colonia Los Pinos de la ciudad de San Rafael Obrajuelo, La Paz.

En el lugar fue detenido Oscar Alfredo López Beltrán, de 19 años, mientras que otros hombres lograron escapar. Los caballos vivos, en evidente estado de descuido, estaban en un patio delantero del inmueble; mientras que la carne y las osamentas, en un cuarto cerrado, al final del rancho, donde también se encontró una gran cantidad de vísceras.

El jefe del puesto policial de San Rafael Obrajuelo detalló que el rastro clandestino fue descubierto, luego de que agentes policiales y soldados de la Fuerza de Tarea Ares, que hacían un patrullaje en la referida colonia, observaran a López Beltrán salir del inmueble con un depósito que contenía parte del esqueleto  y la cabeza de un caballo.

"Cuando los agentes y los soldados entran, hallan los caballos, pero los otros hombres que destazaban a los animales ya habían escapado", manifestó el oficial.

Agregó que, según declaraciones del detenido, quien será acusado de los delitos  de contaminación ambiental y fabricación y comercio de alimentos nocivos en perjuicio de la salud pública, la carne de los caballos iba a ser trasladada hacia los mercados Central y la Tiendona de San Salvador, para venderla como carne de res.

De acuerdo con el jefe policial, en el rancho no se encontró ningún documento que ampare la posesión legal de los caballos, por lo que podría sumarse otro delito al capturado.

La carne de los caballos sería enterrada hoy mismo con la ayuda de una retroexcavadora facilitada por la alcaldía municipal, mientras que los caballos fueron trasladados hacia un predio municipal.

La Policía informó que el rancho es propiedad de Yancy Janeth Aguilar Molina, pero que antes era de su esposo, Jesús Alberto Cárcamo, quien es requerido por las autoridades por homicidio.

"Vamos a seguir con las investigaciones para deducir responsabilidades en este caso, que afecta directamente a la salud de las personas" aseveró el oficial.

Tags:

  • caballos
  • rastros clandestinos

Lee también

Comentarios

Newsletter