Lo más visto

Deslaves ponen en peligro a conductores

Es preciso realizar estudios para determinar si los derrumbes son causados por la sobreexplotación de una cantera ubicada a la orilla de carretera Panamericana. Otra cantera ya fue cerrada.
Enlace copiado
A análisis. Evaristo Romero, miembro de la Comisión de Protección Civil Departamental de San Miguel, consideró que se debe hacer un estudio para determinar el tipo de obras de mitigación a realizar, ya que el tramo afectado se ha convertido en una zona de peligro que se activa con fuertes tormentas.

A análisis. Evaristo Romero, miembro de la Comisión de Protección Civil Departamental de San Miguel, consideró que se debe hacer un estudio para determinar el tipo de obras de mitigación a realizar, ya que el tramo afectado se ha convertido en una zona de peligro que se activa con fuertes tormentas.

Enlace copiado

Por dos horas y media, el paso vehicular en un tramo del kilómetro 111 de la carretera Panamericana –en la jurisdicción del cantón Concepción, de Lolotique, San Miguel– fue cerrado debido a un alud de lodo y piedras que cubrió alrededor de 10 metros de ambos carriles, que había descendido de una ladera ubicada a un lado del camino.

El deslave ocurrió tras una fuerte lluvia que cayó y arrastró material pétreo y ramas, que tuvieron que ser retirados utilizando maquinaria de un negocio de extracción de piedra y grava en la zona.

A causa de la obstrucción de la calle y del peligro latente de que hubiera más deslaves, integrantes de la Comisión Municipal de Protección Civil de Lolotique procedieron a cerrar la circulación de todo tipo de automóviles mientras se despejaba el camino.

“Estuvimos coordinando el tráfico desde las 5 de la tarde hasta las 7 de la noche, cuando quedó despejada la carretera. Se reguló el paso de vehículos a un solo carril y cuando la maquinaria estaba trabajando, se cerró totalmente la circulación”, contó uno de los policías que acudió al lugar para reforzar el trabajo del equipo de Protección Civil Municipal.

Colombo Carballo, alcalde de Lolotique, explicó que este tipo de deslaves no son frecuentes, pues solo pasan cuando llueve demasiado en un período corto de tiempo, tal como ocurrió hace dos fines de semana. También consideró que el derrumbe de lodo y piedras tuvo su punto de origen en un par de canteras que están en la zona, una de las cuales ya fue cerrada por órdenes del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) debido a que no cumplía con los requisitos para poder funcionar.

“Ahorita está cerrada la balastrera, pero está la otra que está más adelante. Lo que veo es que están excavando demasiado, y estamos pensando con qué medios logramos que se cierre también, porque viene excavando mucho”, dijo Carballo, y agregó que se pedirá al MARN un reporte de las condiciones actuales de la cantera para determinar si esta es la causa del deslave.

Se consultó con personal de la Comisión de Protección Civil Departamental, y este explicó que los primeros que deben actuar son los miembros de la Comisión de Protección Civil Municipal. Si estos lo solicitan, se les puede apoyar para hacer una inspección en la zona a fin de determinar si la extracción indebida de material pétreo fue la causante del alud de lodo y piedras que obstruyó la carretera.

En este caso, la comisión departamental cuenta con equipo de expertos que pueden evaluar la situación y realizar recomendaciones para mitigar las condiciones de riesgo, a fin de que no vuelvan a ocurrir deslaves que pongan en peligro la vida de las personas que circulan por este tramo de la carretera.

Lee también

Comentarios