Desperdician $45 mil en carpeta técnica

Exalcalde Salgado argumenta que le ponían trabas a proyecto del rastro ya que el Gobierno no tenía listos los recursos.
Enlace copiado
Proyecto.  El nuevo rastro municipal de la ciudad de San Miguel será construido en terrenos ubicados en la calle hacia Uluazapa y podría llegar a costar $1.4 millones, de los cuales el FISDL aportaría $1 millón y la comuna el resto. El actual destazadero está obsoleto y en medio de la ciudad.

Proyecto. El nuevo rastro municipal de la ciudad de San Miguel será construido en terrenos ubicados en la calle hacia Uluazapa y podría llegar a costar $1.4 millones, de los cuales el FISDL aportaría $1 millón y la comuna el resto. El actual destazadero está obsoleto y en medio de la ciudad.

Desperdician  $45 mil en carpeta técnica

Desperdician $45 mil en carpeta técnica

Enlace copiado
El alcalde migueleño, Miguel Pereira, acusó a la anterior administración de haber desperdiciado $45,000 en la elaboración de la carpeta técnica para el proyecto de construcción de un nuevo rastro. Dicho documento, según Pereira, nunca recibió la autorización debido a una serie de observaciones de parte del Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL) ni del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

Pereira indicó que la comuna tuvo que contratar a un consultor e invertir cerca de $17,000 para la formulación de un nuevo documento, el cual estaría listo en aproximadamente un mes y medio, ya que la antigua carpeta no pudo ser utilizada.

“Hemos tenido que formular una carpeta porque la que se tenía anteriormente es una carpeta que el FISDL le encontró más de 125 observaciones”, afirmó, y señaló que prácticamente se va a comenzar de cero debido a las deficiencias del anterior documento.

Según Pereira, para garantizar que la nueva carpeta cumpla con todos los requisitos para ser aprobada, se le pidió a la presidenta del FISDL, Gladys de Serpas, que se realice una mesa de trabajo entre la alcaldía, la empresa consultora, el MARN y el propio FISDL.

Con esto se busca que la carpeta técnica del nuevo rastro se formule y se apruebe en el menor tiempo posible, ya que las observaciones que surjan podrán ser subsanadas en la misma mesa.

Pero las declaraciones de Pereira fueron desvirtuadas por Wilfredo Salgado, en cuya administración se realizó la primera carpeta técnica del rastro municipal de la ciudad de San Miguel.

Salgado aseguró que el problema surgió a raíz de que el FISDL no tenía los fondos para construir el rastro, por lo que se esmeraron en poner una serie de observaciones, a fin de no otorgar el respectivo permiso para el proyecto.

Recalcó que la alcaldía ya contaba con los recursos de la contrapartida y que la carpeta sí fue aprobada para su ejecución.

“Para tenerme quieto me decían que a la carpeta le faltaba una coma, o que el documento tenía que estar a doble espacio, y solo eran observación tras observación, y lo que hicieron fue que me comiera el tiempo”, argumentó.

Salgado culpó a Pereira de ser él quien está malgastando los fondos públicos e hizo énfasis en que la carpeta que se formuló durante su gestión contiene los planes y las especificaciones precisas para construir el nuevo rastro, por lo que no hacía falta contratar otra empresa.

Luego instó a la Corte de Cuentas a realizar una auditoría para deducir responsabilidades sobre quién o quiénes serán los que deben responder por la anulación de una carpeta que costó $45,000.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter