Lo más visto

Detectan 30 señales de wifi en penal Ciudad Barrios

En 39 viviendas cercanas se encontraron servicio de internet y aparatos para emitir señal inalámbrica, pero no se pudo determinar desde cuáles se envía la que es utilizada por los reos del penal.
Enlace copiado
Verificación.  Un elemento policial verifica información sobre los ocupantes de una vivienda en la colonia Soto, cerca del penal de Ciudad Barrios. Hubo apoyo de elementos de la Fuerza Armada.

Verificación. Un elemento policial verifica información sobre los ocupantes de una vivienda en la colonia Soto, cerca del penal de Ciudad Barrios. Hubo apoyo de elementos de la Fuerza Armada.

Tras ilícitos.  Policías y militares ingresaron a algunas viviendas ubicadas cerca del penal migueleño en búsqueda de drogas o armas que pudieran ser llevadas a los prisioneros.

Tras ilícitos. Policías y militares ingresaron a algunas viviendas ubicadas cerca del penal migueleño en búsqueda de drogas o armas que pudieran ser llevadas a los prisioneros.

Controles.  Aparte de las viviendas, también se registró a personas que transitaban cerca del penal o habitan en las colonias.

Controles. Aparte de las viviendas, también se registró a personas que transitaban cerca del penal o habitan en las colonias.

Detectan 30 señales de wifi  en penal Ciudad Barrios

Detectan 30 señales de wifi en penal Ciudad Barrios

Enlace copiado
Los 3,200 reos del penal de Ciudad Barrios, en San Miguel, tienen a disposición 30 conexiones inalámbricas para obtener señal en sus celulares y poder navegar por internet, hacer uso de redes sociales y utilizar el correo electrónico, entre otros. Solamente tienen que activar en sus teléfonos inteligentes la función de wifi para conectarse.

Eso fue lo que descubrieron ayer autoridades policiales al ingresar al centro penitenciario y, con un aparato especial para ello, registrar las señales inalámbricas que llegan hasta la prisión, y donde se realizaba simultáneamente una requisa en las celdas de los tres sectores en los que se encontraron, entre otros ilícitos, teléfonos celulares con los cuales se puede tener acceso al wifi (ver nota secundaria).

“Son 30 señales de wifi que llegan hasta el interior del centro penal, son redes que vienen de las casas cercanas, específicamente de una sola compañía telefónica”, informó Eduardo Azucena, subcomisionado de la PNC que llegó a realizar una verificación del operativo de registro casa por casa que se desarrolló en los alrededores de la penitenciaría.

En total fueron registradas 92 viviendas cercanas al centro de resguardo, de las que 39 cuentan con acceso a internet y equipos desde los cuales podría salir la señal inalámbrica que puede ser captada por los privados de libertad.

De acuerdo con Azucena, solicitarán a la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) su ayuda para que se baje la potencia a las antenas de telefonía que permiten que la conexión inalámbrica llegue con fuerza a la cárcel.

De hecho, el primer paquete de medidas para combatir la delincuencia, aprobado ayer con 84 votos en el Legislativo y sancionado de forma exprés en Casa Presidencial, contiene acciones que tienen que ver con las telecomunicaciones en los centros penales del país (ver página 6).

Por el momento, acceder a la señal inalámbrica emitida desde fuera del penal de Ciudad Barrios es relativamente fácil, ya que ciertos canales son de libre acceso, según confirmaron ayer las autoridades policiales al registrar las conexiones de wifi, ya que algunos tienen clave de seguridad que conocen emisor y receptor.

Registran viviendas

Mientras esto se descubría, en las viviendas ubicadas en el contorno de la penitenciaría, elementos de la PNC y de la Fuerza Armada hacían registros y verificaban la información de los ocupantes, para asegurarse de que no se trataba de usurpaciones.

En dicha operación participaron 115 agentes policiales y 90 elementos militares, quienes además de las viviendas registraron a 195 personas en cuatro controles vehiculares instalados en la entrada del municipio de Ciudad Barrios.

Según información de la PNC, en algunas viviendas aledañas al penal se albergan usualmente familiares de reos que llegan a visitarles; por tanto, buscaban que no hubiera ilícitos, como droga o armas que se pretende introducir a la prisión.

En una operación similar realizada el miércoles en los alrededores del penal de Izalco, Sonsonate, específicamente en el cantón Talcomunca, fue hallada una vivienda que funcionaba como hostal utilizado por parientes de reos. Rodil Hernández, director general de Centros Penales, confirmó que en el interior había droga, sin especificar de cuál ni cuánta.

Algunos habitantes de la colonia Soto, en las cercanías del penal de Ciudad Barrios, aceptaron ayer firmar una autorización para que policías comunitarios ingresaran a sus viviendas y verificaran quiénes residen en estas. En algunas casas no había ocupantes y por tanto la autoridad no entró.

Tags:

Lee también

Comentarios