Lo más visto

Detienen a alcalde de Osicala por conducir en estado de ebriedad

El jefe municipal fue detenido el domingo pasado en la carretera hacia Perquín en un control vehicular rutinario.
Enlace copiado
Arrestado. Josué Edilberto Villela, alcalde de Osicala (Morazán), guarda detención en una sede policial tras haber sido sorprendido conduciendo en estado de ebriedad. La PNC solo dijo que tenía “más de la cantidad de alcohol permitida”.

Arrestado. Josué Edilberto Villela, alcalde de Osicala (Morazán), guarda detención en una sede policial tras haber sido sorprendido conduciendo en estado de ebriedad. La PNC solo dijo que tenía “más de la cantidad de alcohol permitida”.

Detienen a alcalde de Osicala por conducir en estado de ebriedad

Detienen a alcalde de Osicala por conducir en estado de ebriedad

Enlace copiado
El actual alcalde del municipio de Osicala (Morazán), Josué Edilberto Villela, fue detenido por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) de la referida localidad. La captura se dio el domingo pasado a las 11 de la noche, cuando el jefe municipal manejaba un vehículo en estado de ebriedad.

Según los agentes que participaron en la detención, el alcalde trató de evitar un control vehicular que se había instalado en la carretera hacía Perquín (también en Morazán), en las inmediaciones del caserío Los Ramírez, antes de llegar al desvío del municipio de Osicala.

De acuerdo con el testimonio, el alcalde Villela fingió que iba a detener la marcha del vehículo cuando se percató del retén policial, pero luego aceleró y se produjo una persecución que terminó con la captura del jefe municipal.

“Cualquier persona puede cometer un delito, pero todos deben responder por sus actos”, enfatizó el oficial de servicio de la PNC al ser consultado sobre la detención del jefe municipal de Osicala.

El alcalde será procesado por el delito de conducción peligrosa y en las próximas 72 horas será puesto a la orden de la Fiscalía General de la República (FGR) para que presente la acusación en el Juzgado de Paz de Osicala.

Según la ley, conducir con 100 miligramos o más de alcohol en la sangre es considerado delito de conducción peligrosa, por lo que procede la detención por 72 horas, una multa de $57.14, decomiso de la licencia de conducir, remisión del vehículo, asumir los gastos de grúa y predio y someterse a un curso de reeducación vial.

El oficial de la Policía confirmó que se le practicó la prueba de alcoholemia al jefe municipal, pero declinó proporcionar la cantidad de decilitros de alcohol en sangre con los que manejaba el funcionario público. “Está detenido porque andaba más allá de lo permitido por la ley”, se limitó a decir el vocero policial.

Ayer se confirmó que Villela no fue ingresado a una celda común, sino que permanecía en el área donde se le brinda asistencia médica al resto de detenidos. No se permitió que los periodistas pudieran tener comunicación con el alcalde, solo se dio acceso a camarógrafos, para las imágenes.

Edilberto Villela cumplió el domingo pasado un año al frente de la comuna de Osicala, la cual ganó bajo la bandera del Partido de Concertación Nacional (PCN), pero a finales de enero de este año decidió abandonar las filas del partido de las manitas y ponerse el chaleco de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Lee también

Comentarios