Deuda aumenta y economía se desacelera

<p>El Salvador está atrapado en una grave situación financiera. La deuda pública sigue aumentando, en gran parte, para financiar subsidios y pagar los intereses con más deuda. Y todo sucede al tiempo que el promedio móvil de 12 meses –tendencia ciclo del IVAE, la mayor aproximación al PIB anual, según el BCR– muestra nueve meses consecutivos de cada vez menor crecimiento a junio de 2012, lo que confirma que la economía salvadoreña está inmersa en una franca y preocupante situación de desaceleración. Si compara usted esta situación con la de una familia es lo mismo que el ingreso esté cayendo mientras aumenta su endeudamiento para vivir.</p>
Enlace copiado
Deuda aumenta y economía se desacelera

Deuda aumenta y economía se desacelera

Enlace copiado
<p>El IVAE se expandió 1.8% en junio de 2012, lejos del 3.0% de crecimiento que se reportaba a igual mes el año pasado, al tiempo que el BCR ha corregido a la baja los datos del IVAE de los meses pasados y ahora revela aún menores porcentajes de crecimiento. Además, el índice del IVAE de 203.84 a junio de 2012 refleja un retroceso que iguala el volumen de producción de hace cinco años y siete meses. Claramente, según lo reporta el BCR, la capacidad productiva de la economía salvadoreña se ha reducido desde la recesión y, por ahora, no hay señales claras de recuperación. La economía salvadoreña camina en sentido contrario, por lo que será difícil crecer más de 0.5%–1% en 2012.</p><p>&nbsp;</p><p>La deuda pública total llegó a $13,382mm a julio de 2012 (55% del PIB nominal). El endeudamiento se acelera en la medida en que el Gobierno requiere créditos externos para financiar necesidades presupuestarias que no fueron incluidas en el presupuesto general. </p><p>&nbsp;</p><p>Sin discutir su pertinencia, los subsidios al gas, electricidad y transporte público se han convertido en una pesada carga financiera. Han significado una erogación de $1,856mm entre 2004 y 2011; además de $190mm para el agua potable, $183mm a comunidades solidarias, $156mm del paquete escolar y $12mm para financiar la pensión mínima. El total $2,397mm en ocho años es igual que haber pagado 10 veces el puerto de La Unión, o haber triplicado la capacidad y calidad del Aeropuerto Internacional El Salvador, o haber mejorado toda la infraestructura de escuelas y asignado una computadora por escolar, o haber construido y equipado unos 10 hospitales.</p><p>&nbsp;</p><p>Mientras tanto, al mes de agosto aún no se han hecho todas las devoluciones de impuestos sobre la renta, y los pagos a proveedores en muchos casos superan los seis meses, lo que deja al descubierto que el Gobierno actúa como omnipotente, intocable, porque cuando uno se atrasa en cualquier pago o suministro aplican sin piedad multas y se siente el acoso fiscal, pero ellos se pueden atrasar sin importar el daño que causen porque están sobre el bien y el mal.</p><p>&nbsp;</p><p>Ante la falta de recursos, ¿cómo lo hará el Gobierno? Es simple: pagará con préstamos externos los intereses de la deuda, subsidios, devolución de impuestos, pensiones y todo gasto que omitió en el presupuesto que envió a la Asamblea. Así, del préstamo del BID Programa Integral de Sostenibilidad Fiscal y Adaptación al Cambio Climático, por $200mm, aprobado en abril de 2012, al cierre de la legislatura anterior, hará los siguientes pagos: $80.4mm (40%) para subsidios; $38mm para intereses (19%); $33mm (17%) reforzarán el presupuesto de Casa Presidencial; $18.3mm para Defensa y Seguridad Pública; $14.4mm para rehabilitación de lisiados del conflicto y pago de pensiones del IPSFA; y $7.5mm para reintegros y devoluciones y otros gastos del Ministerio de Hacienda. Solo esto suma $191.6mm, equivalentes a 96% del préstamo del BID. Usted respóndase: ¿cree que es sostenible esta situación fiscal?</p>

Tags:

  • el-salvador
  • politica

Lee también

Comentarios

Newsletter