Deuda de la alcaldía capitalina ronda los $270 mill: Muyshondt

Ernesto Muyshondt dice que la deuda con la banca y con proveedores rondaría los $90 millones. A eso hay que sumarle lo que él llama “deuda disfrazada”, que serían otros $180 millones que también adeuda la comuna.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Cortesía Credencial.  Ernesto Muyshondt recibió ayer el documento que lo acredita como alcalde de San Salvador para el período 2018-2021.

Foto de LA PRENSA/Cortesía Credencial. Ernesto Muyshondt recibió ayer el documento que lo acredita como alcalde de San Salvador para el período 2018-2021.

Enlace copiado

Ernesto Muyshondt, alcalde electo del municipio de San Salvador, está a seis días de tomar posesión en la comuna capitalina. Previo al traspaso de mando, una de las cosas que el nuevo alcalde tiene claras es que se debe trabajar en el tema de las finanzas de la alcaldía.

Lo anterior porque de acuerdo con Muyshondt, actualmente la comuna adeuda entre $80 millones y $90 millones al sistema financiero y a proveedores.

 “Al 31 de diciembre, (la deuda) ascendía a $69 millones. Entendemos que en este  momento, según información que tenemos, anda entre $80 millones y $90 millones entre la deuda financiera y a proveedores de la municipalidad”. 

“La deuda bancaria y financiera de la municipalidad al 31 de diciembre ascendía a $69 millones. Entendemos que en este momento, según información que tenemos, anda entre $80 millones y $90 millones entre la deuda financiera y a proveedores de la municipalidad”, expresó Muyshondt.

Precisamente un informe del Ministerio de Hacienda revela que al 31 de diciembre del año pasado, la deuda total de las alcaldías era de $513 millones y que entre las más endeudadas estaba la comuna capitalina, liderada por el alcalde Nayib Bukele, quien llegó en 2015 bajo la bandera del FMLN.

De ese informe de Hacienda, la Alcaldía de San Salvador es la que más deuda acumulaba al 31 de diciembre de 2017 con $69.2 millones.

“Con el proceso de transición, a diario se están realizando varias reuniones, recibiendo información de las diferentes áreas de la municipalidad. El tema central y el que más nos preocupa es el tema de las finanzas”, expresó Muyshondt.

Pero los problemas financieros no paran ahí, según el nuevo alcalde. Muyshondt dijo que hay otro tipo de deuda que él califica como “deuda disfrazada”, y es aquella en la que la administración actual ha comprometido recursos de la municipalidad a largo plazo, principalmente en proyectos que implican el pago de cuotas mensuales por plazos de 20 años.

 “También hay obligaciones a largo plazo, que es una especie de deuda disfrazada que anda por el orden de los $180 millones... A nosotros nos interesa llegar a ordenar las finanzas municipales, a que se puedan priorizar los recursos”. 
Ernesto Muyshondt,  alcalde electo de San Salvador

“También hay obligaciones a largo plazo que son una especie de deuda disfrazada que anda por el orden de los $180 millones. A nosotros nos interesa llegar a ordenar las finanzas municipales, a que se puedan priorizar los recursos ”, agregó el alcalde electo.

En ese sentido, si se toma en cuenta la deuda con la banca y proveedores (entre $80 y $90 millones), más la deuda disfrazada ($180 millones), la comuna superaría los $270 millones en deuda.

Dos de los proyectos que la administración de Bukele ha otorgado y que implican contratos por 20 años son el de las luminarias led y el mercado Cuscatlán. Ambos proyectos han sido cuestionados por diferentes sectores de la sociedad civil no por el beneficio que puedan generar, sino por la forma en la que se dieron, a quiénes se les dieron y cómo se hicieron las licitaciones.

En el caso de las luminarias led, la municipalidad firmó un contrato con la empresa de origen colombiano AGM Desarrollo, S. A. de C. V., cuyo propietario, de acuerdo con medios colombianos, es señalado por una serie de casos de corrupción y financiamiento al paramilitarismo. Ese contrato es por $24.2 millones por un plazo de 20 años.

El alcalde electo dijo que las condiciones de cómo reciban las finanzas de la municipalidad dependerán de la recaudación que se haga en los últimos días del mes, ya que el 30 de abril se vence el plazo para que se cancelen obligaciones municipales. “El éxito que se tenga en la recaudación de esta semana, así como en la semana pasada, es de lo que va a depender cómo recibimos las arcas municipales, de cuánto dinero recibimos en caja”, dijo Muyshondt.

Pese a ello, el nuevo alcalde tricolor hizo énfasis en que cuando Norman Quijano dejó la alcaldía en manos de Bukele, este recibió en las arca de la municipalidad cerca de $15 millones y que la deuda era de unos $35 millones, por lo que la deuda neta rondaba los $20 millones.

“Actualmente tenemos una deuda contable que supera los $80 millones, más ciertos contratos que representan obligaciones a largo plazo para la municipalidad que requieren de recursos para esos fines, y queda muy poca disponibilidad para hacer obras. Por eso es que tendremos que ser muy creativos y generar la confianza en la empresa privada para que muchas obras de infraestructura que la población necesita se hagan a través de privados, de concesiones de economía mixta”, dijo el alcalde electo.

Sobre la deuda se le consultó al alcalde saliente, Nayib Bukele, y este dijo que lo que la municipalidad debe son “alrededor de $55 y pico de millones”. Según él, es “una deuda bastante baja en comparación con las deudas de otras municipalidad.

Nuevo coordinador del COAMSS/OPAMSS

Por otra parte, Muyshondt se reunió ayer con los alcaldes del Consejo de Alcaldes y Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (COAMSS/OPAMSS) para recibir de forma oficial la coordinación de dicha entidad.

Al finalizar dicha actividad, Muyshondt se trasladó hasta el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), en donde recibió la credencial que le acredita como el nuevo alcalde de San Salvador con el partido ARENA para el período 2018-2021. “Vamos a volver la gestión mucho más participativa, que la ciudadanía incida en la priorización de los recursos de la municipalidad, que incida en determinar qué obras y proyectos se hacen”, dijo Muyshondt.

$24,200,000
son por lo que se firmó el contrato entre la municipalidad de San Salvador y la empresa AGM Desarrollo, S. A. de C. V., de origen colombiano. El contrato lo firmó el alcalde Bukele en representación de la municipalidad para un plazo de 20 años.

Lee también

Comentarios