Lo más visto

Más de El Salvador

Devoción a la Virgen de la Paz en festejos

El día dedicado a la patrona, la imagen estrena un vestido donado por una familia o un grupo.
Enlace copiado
En oración. A la misa patronal asisten cientos de fieles católicos procedentes de todo el país, así como representantes de los órganos del Estado. Previo a eso, los migueleños visitan a diario la casa de la patrona para agradecer o pedir por milagros.

En oración. A la misa patronal asisten cientos de fieles católicos procedentes de todo el país, así como representantes de los órganos del Estado. Previo a eso, los migueleños visitan a diario la casa de la patrona para agradecer o pedir por milagros.

Enlace copiado

Cientos de fieles católicos profesan una especial devoción a la Virgen María, en su advocación de Reina de la Paz, copatrona de El Salvador, la cual tiene su casa en la catedral basílica de San Miguel, por lo que suelen llegar a su altar a orar y pedirle que interceda ante su hijo Jesucristo para obtener un milagro o favor.

Este es el caso de Arely de Meraz, quien cuenta que llega dos veces por semana a la catedral para orar. “La Virgen lo que hace es interceder ante Dios por nuestras necesidades. Como Reina de la Paz, le tengo una gran devoción, por eso yo le pido la paz para mi familia y por mi país, y le tengo mucha fe. Vengo seguido a saludar a Jesús Sacramentado y luego a orarle a ella”, contó ayer la devota católica.

El obispo auxiliar de la diócesis de San Miguel, Emilio Rivas, indicó que entre los actos de fe de los católicos están las excursiones de grupos –que llegan provenientes del resto del país– todos los fines de semana y en especial durante este mes, para asistir a misa y luego orar frente a la imagen de María. 

También hay personas que donan los atuendos con los que se viste a la imagen de la Virgen y al Niño Jesús. Estos son verdaderas obras de arte, que son cuidados y preservados como tales. “Una o dos familias al año pueden hacer esa ofrenda, ya que mandan a hacer el vestido, lo traen y lo presentan aquí a la Virgen. Sí es una tradición que aún se mantiene”, dijo.

El religioso agregó que también hay varias familias que suelen poner una ofrenda monetaria, a fin de mandar a elaborar el vestido de la imagen, que luego es lucida en la misa patronal o en otras épocas.

Rivas recordó que durante noviembre se festeja a la Virgen Reina de la Paz con una serie de actividades que incluyen las tradicionales procesiones, conocidas como entradas, y un docenario que consiste en 12 misas dedicadas a la patrona, las cuales iniciarán el próximo jueves 9 y finalizarán el 20 con un Festival Mariano que contará con más de 40 grupos de música cristiana. El punto culminante de estas celebraciones es la misa patronal, que se llevará a cabo el 21 de noviembre en la catedral basílica de San Miguel y cerrará con la procesión.

Lee también

Comentarios