Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / politica Roberto LorenzanaSecretario de Comunicaciones

(Diez meses) es un tiempo suficiente para poder cambiar”

Lorenzana argumenta que el Gobierno falló en comunicar resultados, pero acepta que hay deficiencia en los servicios. Cree que pueden hacer cambios antes de las elecciones.
Enlace copiado
(Diez meses) es un tiempo suficiente para poder cambiar”

(Diez meses) es un tiempo suficiente para poder cambiar”

Enlace copiado

El nuevo secretario de Comunicaciones de la Presidencia considera que de aquí a las elecciones presidenciales del 3 de febrero o al concluir la gestión del gobierno pueden dar un giro en las políticas públicas y revertir la opinión de la gente, después del revés que sufrió el FMLN en las elecciones del 4 de marzo. Roberto Lorenzana está convencido de que no pudieron comunicar los logros; sin embargo, está consciente de que no han atendido algunas necesidades de la población. Como parte del cambio que buscan implementar, el funcionario recibe a LA PRENSA GRÁFICA en su oficina de Casa Presidencial (CAPRES).

Tras la derrota electoral que tiene el FMLN en las pasadas elecciones, el Gobierno reacciona con cambios en algunas instituciones. Para entender este giro, ¿el Gobierno reconoce que ha fallado y en qué?

Efectivamente, el evento electoral para nosotros es nuevo punto de partida. Hemos hecho una lectura del resultado electoral. A nuestro juicio el resultado electoral envía mensajes a todos los actores y, por supuesto, hacemos una interpretación también de una serie de aspectos que se convierten en lecciones que creemos nosotros que tenemos que atender, que hay que ir al encuentro de los mensajes de la población. Y, por supuesto, al ir al encuentro nos proponemos no solamente tomar en cuenta, en términos generales, los mensajes, sino que al mismo tiempo atender las demandas ciudadanas que le corresponde al gobierno asumir. Los cambios, por ejemplo de personas, tienen el propósito no solamente de hacer movimientos administrativos, que significan relevos, cambios de titulares, sino que eso entraña un cambio en el estilo y un cambio en las políticas, en algunas políticas. Por ejemplo, cuando el presidente toma la decisión de nombrar al vicepresidente como secretario técnico de Planificación de la Presidencia tiene el propósito de hacer un gobierno más operativo, un gobierno más dinámico, un gobierno más cercano a la gente. Eso quiere decir que nosotros creemos que hace falta un dinamismo superior, hace falta cercanía del gobierno a la gente y estamos diciendo de alguna manera que no nos sentimos satisfechos.

El presidente también decide que yo asuma el rol de secretario de Comunicaciones, porque estamos conscientes de que se necesita un nivel de apertura superior en el contacto con la sociedad, en el contacto con los medios de comunicación, en el contacto con los periodistas, con el mundo de las comunicaciones para poder, no solamente difundir de mejor manera, sino también tener mayor capacidad de respuesta. Ha hecho falta realmente capacidad para responder de inmediato a una serie de temáticas que aparecen en el ambiente.

El gobierno ha sido también estigmatizado, ha habido una acusación permanente en materia de efectividad, en materia de eficiencia, incluso en materia de transparencia, que a nuestro juicio no tiene un fundamento y, por lo tanto, hay que revertir esa opinión. Ese es el enorme desafío que tenemos. Nosotros estamos convencidos de que las dificultades se pueden remontar, tenemos suficiente tiempo para proyectar una información con un nivel superior de objetividad con la gente, con la ciudadanía en general. Los tiempos para algunos pueden ser cortos, nosotros sabemos que el tiempo va hacer falta siempre, pero 10 meses pueden ser, para un próximo evento electoral o 16 meses, depende cómo lo queramos ver al fin de la gestión también, es un tiempo suficiente para poder cambiar, para poder revertir los aspectos de la opinión pública negativos que tenemos.

¿El problema es de comunicación o de eficiencia de los servicios públicos?

Nosotros creemos que es una mezcla de factores. El desafío en general no está planteado solo para el gobierno. Yo estoy hablando solo de lo que asume el gobierno, pero las lecciones son en general. A nuestro juicio el perdedor del resultado electoral es el sistema político salvadoreño, el sistema de partidos políticos.

Aunque el Gobierno no hubiera tenido una buena comunicación, si se hubieran atendido las necesidades, la gente las hubiera palpado. Por ejemplo en seguridad.

Yo le decía que es una combinación de los factores. Yo reconozco que efectivamente el tema es la capacidad de resolver los problemas de la gente, ese es el principal problema, la gente no se ha sentido satisfecha con las respuestas que ha tenido, eso estamos claro. Pero también hace falta comunicación porque hay muchos aspectos positivos que han sido atendidos y no han sido comunicados de la mejor manera, prácticamente no existen en el imaginario de la gente los esfuerzos que se hacen.

No hubo cambios en seguridad, ¿por qué?

Hay que recordar que el presidente hizo un movimiento en materia de seguridad, prácticamente en todo el Gabinete de Seguridad hace dos años. Se cambió el ministro de Seguridad, se cambió el director de la Policía y toda la estructura dirigencial. A nuestro juicio, a partir de ahí, se ha implementado un plan agresivo de combate a la delincuencia sin precedentes en la historia, desde el punto de vista represivo, desde el punto de vista preventivo, desde el punto de vista del control territorial, lo que pasa es que no ha llegado todavía a los niveles que quisiéramos. Por ejemplo, nos propusimos en esa época, en ese momento, anular el liderazgo de los 100 líderes de las pandillas más buscados, en este momento todos están capturados.

Hay escuelas deterioradas y pagos tardíos a proveedores. ¿Reconocen fallas?

Sí, hay que mejorar sin duda. Por ejemplo, el acceso a la tecnología, estamos en un nuevo momento, el acceso a la tecnología y el acceso a los conocimientos en tecnologías de información es insuficiente, totalmente insuficiente... Pero yo pienso que este año vamos a completar la entrega de 100,000 computadoras en lo que va del gobierno, pero es que no había, y ahora están llegando.

Una de las grandes deudas y promesas incumplidas del gobierno será que nunca llevó a aumentar el presupuesto de educación al 6 % del PIB.

¿A cuánto asciende el presupuesto de Educación? $900 millones. Nosotros quisiéramos más, pero los recursos hasta ahora no han dado. ¿Cómo hacemos para darle $2 mil millones? Tiene que crecer los ingresos, no solamente tiene que crecer la recaudación, posiblemente tiene que crecer la carga tributaria y hay resistencia porque eso implica nuevos impuestos, el único camino es ese, y el otro camino es que crezca más rápido la economía, pero la economía tiene su ritmo, estamos creciendo alrededor del 2.5 %. Nosotros el objetivo ese lo vemos como un objetivo estratégico para el mediano y largo plazo, pero que va a llegar de un año para otro o el mismo gobierno a la meta del 6 % es mentira, y quien lo diga está mintiendo. No se puede llegar rápidamente a eso, es una meta que hay que alcanzarla en el tiempo... Si mañana tuviéramos un nuevo gobierno, del signo político que sea, no es cierto que va a poner ese volumen automáticamente.

El Gobierno ha puesto impuestos.

En realidad este Gobierno no ha puesto impuestos. Lo único que hubo la contribución especial para la seguridad.

También le reprochan a los funcionarios del gobierno del FMLN que mantienen ciertos privilegios. ¿Por qué nunca el FMLN cambió eso?

Yo creo que ese es un tema importante. Mire, el presidente tiene un decreto de austeridad, donde hay un conjunto de medidas que van en esa dirección. Y hay algunas cosas que se han hecho y no se han comunicado. Le pregunto a usted, ¿cuántos ministros tienen seguro médico?

El Ministerio de Hacienda nos dio datos, donde decía que en los cinco años se han gastado alrededor de $50 millones en seguros.

Le voy a decir algo: no hay ningún ministro que tenga seguro médico pagado por el Estado. Si alguien lo puede pagar, lo paga. Eso desapareció. El único ministerio que tiene seguros médicos y de vida, fundamentalmente el de vida, no sé si incluido el ministro, es el Ministerio de Seguridad, por razones obvias. Es el único. Sí tienen las autónomas, por ejemplo las presas hidroeléctricas, los puertos y aeropuertos tienen seguros. Yo creo que es correcto ante cualquier situación inesperada. Se usa también bastante los seguros para vehículos del Estado. Y eso yo no lo veo mal. Las personas cuando tienen la posibilidad también contratan seguros por cualquier accidente, robo, etcétera. De tal manera que en ese rubro se ha hecho esfuerzos. El Gobierno, y hablo del gobierno central, el seguro más alto en este momento es el de la Corte Suprema de Justicia y ese no lo cuestionan los medios de comunicación. No sé por qué no lo cuestionan. Creo que lo positivo de esto es que el acceso a la información ha permitido que la sociedad se pronuncie en este tema. Vuelvo a un tema: El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén no ha renovado la flota de vehículos, excepto la Policía. Eso lo dice el decreto. Ha habido una norma de no renovación, aunque se les da mantenimiento. Una de las excepciones es el Ministerio de Seguridad que se ha estado renovando y la otra es el Ministerio de Salud. Si algún funcionario ha incumplido un decreto ejecutivo, la Corte de Cuentas está obligada a sancionar.

¿Qué otras medidas de austeridad?

En los gobiernos anteriores, el presupuesto de comunicaciones andaba, más o menos, entre 25 y quizá hasta $50 millones al año. El presupuesto de comunicaciones de este año es de $4 millones. Estoy hablando más o menos.

En las reuniones con ARENA se dijo que los funcionarios no iban a ganar más que el presidente de la república. ¿Por qué nunca se reguló eso?

En realidad ese tema nunca quedó acordado, no está en el decreto de austeridad. Se tienen identificadas más de cien personas (con salarios arriba del presidente), me puedo equivocar en la cifra. Lo que sí es cierto es que los salarios de los ministros no se han movido, no ha habido incrementos. Eso no se aprobó.

Cuando la gente le dio el voto de confianza al FMLN, tenía la una esperanza de que iba a llegar a limpiar el sistema de corrupción, pero se menciona que lo ha llegado a perpetuar.

Justamente este es un tema más importante que hay que responder. Porque resulta que los corruptos, los verdaderamente corruptos en el país, se han encargado de acusarnos sin tener pruebas. Este presidente es el más honrado de la historia. Estoy seguro de eso. Por supuesto que hace esfuerzos para que nadie le vaya a fallar.

Tienen un expresidente condenado por enriquecimiento ilícito.

Sí, también, pero estamos hablando de este gobierno. Y él tiene que defenderse, nosotros no tenemos por qué defenderlo. Y nosotros decimos que se aplique la justicia, que funcione la institucionalidad. Nosotros en eso no estamos defendiendo a nadie. Lo que no estamos de acuerdo es en que se haga persecución política.

Lee también

Comentarios