Diputado vinculado a capo Ulloa Sibrián

El diputado suplente Wilver Rivera aparece en la investigación contra “Repollo”, señalado de lavar dinero y proporcionar vehículos para mover droga.
Enlace copiado
Imputado.  Jorge Ernesto Ulloa Sibrián (camisa negra) junto con Julio César Bonilla Cabrera (atrás) se encargaban de la estructura que movía cocaína, según las autoridades.

Imputado. Jorge Ernesto Ulloa Sibrián (camisa negra) junto con Julio César Bonilla Cabrera (atrás) se encargaban de la estructura que movía cocaína, según las autoridades.

Retenido.  Imagen de archivo del diputado Rivera Monge (centro) cuando fue retenido en julio de 2012 acusado de atentar contra agentes de la PNC.

Retenido. Imagen de archivo del diputado Rivera Monge (centro) cuando fue retenido en julio de 2012 acusado de atentar contra agentes de la PNC.

Diputado vinculado a capo Ulloa Sibrián

Diputado vinculado a capo Ulloa Sibrián

Enlace copiado
Wilver Alexander Rivera Monge, diputado suplente del departamento de Chalatenango por la coalición CN-PES, está involucrado en la red de narcotráfico encabezada por el capo Jorge Ernesto Ulloa Sibrián, “Repollo”, según se desprende de la investigación que la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fiscalía General de la República (FGR) tienen sobre la amplia estructura acusada de movilizar al menos 10 toneladas de cocaína por El Salvador y Centroamérica en los últimos 10 años.

Rivera Monge, quien goza de libertad hasta el momento, era uno de los encargados, de acuerdo con la investigación de las autoridades, de lavar dinero para la estructura a través de una venta de autos, además de suministrar vehículos que después eran modificados para transportar paquetes de cocaína en compartimentos ocultos, conocidos como “caletas”.

Fuentes de Seguridad y de la Policía confirman la investigación contra el diputado suplente; sin embargo, pese a ello, Rivera Monge no ha sido detenido, a diferencia de Ulloa Sibrián y otras 14 personas, que también aparecen en la misma investigación y que sí están procesados por narcotráfico a la orden del Juzgado Noveno de Instrucción de San Salvador.

LA PRENSA GRÁFICA se comunicó con Rivera Monge, quien admitió conocer a Ulloa Sibrián e incluso haber realizado ventas de automóviles y varias propiedades. No obstante, el diputado dijo desconocer las actividades ilícitas que se le atribuyen a Ulloa Sibrián y que tampoco participó de ellas.

“Claro, sí hice negocios con él de unos vehículos y unas propiedades. Son dos, que le vendí yo a él, verdad, pero hasta ahí nomás”, manifestó Rivera Monge.

Antes de hablar con el diputado, este periódico encontró otros nexos entre ambos: venta de propiedades, un aspecto que aparece mencionado de manera somera en la investigación policial y fiscal.

El vínculo entre ambos hombres, que se declaran legamente como comerciantes, da cuenta de al menos tres propiedades que pertenecieron a Rivera Monge y que más tarde pasaron al dominio de Ulloa Sibrián, según información obtenida en el registro de bienes raíces del Centro Nacional de Registros (CNR) (ver información detallada en página 20).

El diputado confirmó las transacciones y también agregó otra que no se encontró en el CNR. Rivera Monge asegura haber vendido a Ulloa Sibrián el derecho de una propiedad en la colonia Santa Elena, en Antiguo Cuscatlán. En la investigación contra el capo aparece detallado que Ulloa Sibrián se reunía con otros miembros de la organización en una casa en el pasaje Nonualco de la colonia Santa Elena, una residencia de construcción mixta, de dos niveles, paredes pintadas de color amarillo, con un portón de acceso de tres secciones. La casa, de acuerdo con lo indagado, era usada por Ulloa Sibrián cuando visitaba El Salvador (en los últimos meses, como se conoció después de su captura, vivía en Guatemala) y se la compró al diputado Rivera Monge.

Los nexos comerciales

La primera vinculación que se conoce entre Ulloa Sibrián y Rivera Monge data de diciembre de 2004. Testimonios en poder de las autoridades los ubican en constantes reuniones en un autolote de vehículos propiedad del diputado, que estuvo ubicado en la intersección de la alameda Juan Pablo II y la avenida Bernal en la ciudad de San Salvador.

En ese lugar, según las investigaciones, hubo una entrega de un “saco de nailon color blanco lleno de dinero” de parte de un hombre identificado como Ulises N., socio de Rivera Monge según las pesquisas, a Ulloa Sibrián. El diputado estaba en el autolote en ese momento, de acuerdo con las autoridades.

El objetivo, según informes, era lavar dinero producto del narcotráfico. Testimonios también ubican al diputado saliendo con sacos de dinero de su autolote.

Las averiguaciones se prolongan a finales de 2007. Ulises N., supuesto socio de Rivera Monge, visitó la finca Santa Rita, hacienda ubicada carretera a Comasagua, en La Libertad, propiedad de Ulloa Sibrián. El motivo de la visita, como constatan los informes, era entregar un vehículo que había comprado Rivera Monge.

El auto en cuestión, un furgón blanco con capacidad de carga de hasta 2.5 toneladas, marca Kia, modelo K3000, sería modificado para adaptarle “caletas”, como se conoce en el argot del narco a los compartimientos que se usan para transportar kilos de cocaína.

Ese camión sirvió, según la investigación, para un movimiento de 124 kilos de cocaína hechos desde una finca ubicada en el municipio Ocotal, que pertenece a la occidental provincia de Nueva Segovia, en Nicaragua. Una vez cargado, el Kia K3000 regresó a la finca Santa Rita.

Ese fue uno de los 22 traslados de cocaína que las autoridades imputan a Ulloa Sibrián, realizados entre 2005 y 2011.

El diputado Rivera Monge niega que su relación con Ulloa Sibrián esté vinculada al narcotráfico. A juicio de él, cuando realizó las transacciones comerciales, ventas de autos y propiedades supuestamente legales, nunca supo a lo que Ulloa Sibrián se dedicaba.

“Si yo hubiera conocido de eso nunca hubiera hecho negocios con él, o sea yo como comerciante... Yo creo que si usted fuera comerciante no le va a preguntar a la gente a qué se dedica. Yo no le voy a preguntar a él para venderle un vehículo o una propiedad a qué se dedica. Yo no puedo preguntarle eso porque eso en realidad si sería absurdo hacer eso, ¿verdad?”, justificó el diputado.

Sin imputación

No existe, por el momento, ninguna orden de captura contra Wilver Rivera Monge. El último antecedente con la justicia del diputado suplente se remonta al 24 de julio de 2012. Ese día fue retenido por la Policía Nacional Civil bajo cargos de haber lesionado a un agente policial al resistirse al arresto. Según la acusación, Rivera Monge se negó a detener su vehículo cuando agentes policiales le ordenaron parar. La acusación reseñaba que, por el contrario, habría intentado atropellar a los policías.

La FGR solicitó el antejuicio para el diputado, quien fue elegido para la legislatura 2012-2015 como suplente bajo la alianza de partidos CN-PES. El 8 de octubre, sin embargo, la Asamblea Legislativa no encontró mérito en el caso y lo archivó. En 2003, informó la FGR cuando solicitó el antejuicio, Rivera Monge ya se había librado de otro proceso judicial por lesiones.

Al ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, se le preguntó por qué no se capturó a Rivera Monge junto con el resto de acusados, detenidos el 16 de marzo, un día después de la captura en Guatemala de Ulloa Sibrián. “Lo que pasa es que para incluir a una persona y levantarle cargos hay que sustentarlo, no solamente basta con uno tener información, ¿verdad? Si solamente es información, pero no hay pruebas, el caso se cae, y es lo que pienso yo que está sucediendo”, respondió.

¿P0licialmente no lo sustentaron?, se le repreguntó. “Nosotros policialmente pasamos la información que teníamos”, dijo. Es la policía quien investiga, se le replicó. “Nosotros somos direccionados por la Fiscalía”, contestó el funcionario.

Desde la captura de Ulloa Sibrián se ha pedido entrevistas a la Fiscalía. No ha habido respuesta.

Tags:

  • FGR
  • PNC
  • narcotrafico
  • cocaina
  • Jorge Ernesto Ulloa Sibrian
  • Repollo
  • diputado suplente
  • Wilver Alexander Rivera Monge

Lee también

Comentarios

Newsletter