Diputados: "No será obligación", Bukele: "Sí será obligación"

Mientras la bancada cian defendía el proyecto de ley bitcóin y decían que no sería de uso obligatorio, Bukele decía todo lo contrario en Twitter.

Enlace copiado
Aprobada. En los últimos minutos del martes, la Asamblea Legislativa aprobó la ley bitcoin.

Aprobada. En los últimos minutos del martes, la Asamblea Legislativa aprobó la ley bitcoin.

Enlace copiado

Tres días. Ese fue el tiempo que pasó desde que Nayib Bukele anunció en una conferencia virtual en Miami que El Salvador daría curso legal al bitcóin hasta su aprobación. Cinco horas. El tiempo que pasó desde que la iniciativa de ley llegó a la Asamblea oficialista y fue aprobado por la misma. 85 minutos. El tiempo que pasó en comisión financiera hasta el dictamen favorable. 20 minutos. El tiempo que duró la discusión en el pleno hasta que fue votada y aprobada.

A las 12:04 de la madrugada del miércoles 9 de junio, Ernesto Castro dio por cerrada la sesión plenaria. Una que comenzó a las 10:57 de la mañana del martes 8 y que tuvo tres recesos. El segundo de ellos, se produjo a las 5:34 de la tarde, cuando se agotaron los temas de agenda y no había más que discutir en el pleno, al menos en el papel.

A las 6:58 de la tarde apareció la propuesta. La ministra de Economía, María Luisa Hayem, entregó la iniciativa para aprobar el curso legal del bitcóin. Vueltas de la vida: en 1996, la madre de Hayem, Francia Brevé, era presidenta del INPEP cuando ARENA privatizó las pensiones. El martes, su hija heredó el testigo y fue parte de la imposición de la inconsulta ley bitcóin. Cosas de familia.

La aprobación de la normativa pareció transcurrir en dos dimensiones paralelas. En el Salón Azul, los legisladores cian se esforzaban en repetir el guión que les han encomendado: hablar y hacer sarcasmos del pasado, buscar maneras de avergonzar a la oposición, alabar todo lo que llegue del oficialismo. ¿Leer, analizar proyectos de ley y llamar a expertos? "Para qué los vamos a llamar si no conocen sobre este tema", cuestionó William Soriano (NI), a las 8:36 de la noche luego que Rodrigo Ávila pidiera la llegada de expertos a la comisión.

A kilómetros de ahí, Bukele se ubicó tras la pantalla de un celular y eligió unirse a un "Space" de Twitter (una especie de chat virtual), para conversar en idioma inglés con un grupo, en su mayoría, de extranjeros sobre una ley que no ha querido aún explicarle a la población.

Tres horas después que Soriano cuestionara para qué pedir la opinión de gente que no conoce el tema, Bukele tuvo un ataque de sinceridad: "No sé realmente los límites de esto. Las cosas están pasando, estamos aprendiendo a cada minuto. Realmente no sé qué significa, ni cuáles son los límites".

Si el oficialismo conocía los límites o qué significaba lo que estaban aprobando quedó también en tela de duda cuando no pudieron tener un mismo discurso en cuanto a la gran pregunta que circuló sobre la ley: "¿Va a ser de uso obligatorio, sí o no?".

Héctor Rosales (NI) dijo que no: "Esto no será una obligación, quien no lo quiera usar, no lo hará". Bukele dijo que sí: "Si vas a un McDonalds, no podrán decir ‘no aceptamos bitcoin’. Tienen que aceptarlo por ley". Guillermo Gallegos (GANA) dijo que no: "Aquí no se le va a obligar a nadie, el que quiera lo va a hacer y el que no quiera no lo va a realizar". Bukele dijo que sí: "Todo hotel, barbería, banco o si querés comprar un carro podes pagar en dólares y en bitcóin. Será tratada como una moneda nacional y todo mundo tiene que aceptarlo".

"Dolarización con esteroides"

A las 11:33 de la noche, Bukele tuvo otro ataque de honestidad, luego de ser preguntado por un tuitero si se piensa minar Bitcóin en El Salvador: "Nunca pensé al respecto. Karim (Bukele, hermano de Nayib) dice que todos los días saldrán nuevas ideas. No estamos pensando en minar, pero podríamos hacer algo para promoverlo". Menos de 24 horas después, Bukele anunciaba que ponía a disposición los recursos del país para minar bitcóin.

Antes, a las 11:21 de la noche, Nayib dijo que dar curso legal al bitcóin era como la dolarización pero con esteroides. "Porque ahora tenemos redes sociales que no existían en 2001. Ahora todos están escuchando esto", dijo. A esa misma hora, llovía copiosamente en el país y Protección Civil decía estar alerta para prevenir inundaciones o deslizamientos de tierra en varios municipios. No, no todos estaban escuchando a Bukele hablar en Twitter, en inglés, sobre el bitcóin. Muchos, como la colonia Santa Lucía, o en San Marcos, estaban fuera de las redes sociales esperando que la lluvia no los afectara.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines