Lo más visto

Diputados declaran receso en interpelación a presidente de ANDA, continuarán con repreguntas el martes

El de ANDA, Fréderick Benítez, llegó al Salón Azul, para ser interpelado también por la crisis del agua contaminada que se distribuyó en varios puntos del Gran San Salvador. El funcionario respondió el cuestionario que le formularon y luego los diputados decidieron reprogramar la interpelación para el martes. Antes la interpelación a la ministra de Salud, Ana Orellana Bendek, fue cancelada por considerarla improcedente. 

Enlace copiado
Foto: LPG Política

Foto: LPG Política

Enlace copiado

La interpelación a Fréderick Benítez, presidente de la Asociación Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), fue suspendida este lunes por la tarde y se reanudará al martes por la mañana en la fase de repreguntas que formulará cada fracción integrante del pleno. 

Fréderick Benítez, presidente de ANDA, acudió este lunes por la tarde a la Asamblea Legislativa para ser interpelado por los diputados sobre el agua que la autónoma distrubuyó contaminada en varios municipios de El Salvador, hace algunos días. 

El funcionario llegó acompañado por un equipo de seis asesores, quienes se sentaron junto con él a la mesa donde fue interpelado por los parlamentarios.  

Benítez atendió con atraso la convocatoria después de que la la interpelación hecha a la ministra de Salud, Ana Orelana Bendek, se extendiera hasta este lunes, cuando fue cancelada en la fase de repreguntas a petición del diputado Carlos Reyes.

Ambos ministros estaban convocados para el sábado en un inicio, en diferentes horarios, pero ya no pudieron completar la diligencia, ya que la mayor parte del tiempo destinado para esta sesión se invirtió en oír las explicaciones de la funcionaria. 

Reyes planteó cancelar la sesión, ya que consideró que la ministra estaba repitiendo respuestas que ya había dado a interrogantes formuladas por los parlamentarios durante la sesión. 

"Yo creo que el pueblo ya está clarito que no se tomaron las medidas de parte del Ministerio de Salud y de ANDA y que hubo un problema para el pueblo salvadoreño. Nosotros queremos evitar esto. De verdad, queremos evitar que esto vuelva a ocurrir", expuso Reyes. 

"Creo que al pueblo le ha quedado claro que las respuestas que dieron las instituciones no fueron las adecuadas. No se tomaron las medidas, hubo negligencia, tuvo que salir el presidente de la República a disculparse, dijeron que el agua contaminada se podía tomar y montón de cosas más", agregó. 

La petición de Reyes fue avalada con 48 votos, incluyendo uno a mano alzada. En el mismo momento, antes de dar un receso de tres horas a los diputados, el presidente de la Asamblea, Mario Ponce, también convocó al presidente de ANDA, Fréderick Benítez, para que compareciera en el Salón Azul, a partir de las 4:00 p. m. 

"Gracias a Dios por (esta) única oportunidad" 

Llegada la hora de Benítez, comenzó dando gracias a Dios por permirle estar en la interpelación. Aseguró que comparecer ante el pleno le permitiría plantearle de mejor manera cómo y cuáles fueron las acciones que tomó cuando se enteró de la emergencia suscitada por el agua en mal estado que la autónoma distribuyó a varios hogares del Gran San Salvador. 

Benítez sostuvo que supo de la situación un día después de haberse registrado el problema en San Salvador. En ese momento, apuntó que ordenó implementar un plan de contingencia que permitiera encontrarle una solución.

Benítez, al responder la pregunta tres sobre qué acciones tomó para enfrentar la crisis, especificó que mandó a limpiar los componentes de la planta Las Pavas, ubicada en San Pablo Tacachico, en La Libertad.  

"Decidimos ya no bombear agua, limpiar filtros decantadores, el desarenador y limpiamos la bocatoma de la planta", detalló el funcionario. 

"¿Y cómo lo hicimos? Lo hicimos a lo egipcio. Lo hicimos con el personal. No tenemos las herramientas ni los mecanismos para estar a la altura de este tipo de problemas. Eso es lo que pasa. Tenemos una planta vulnerable", lamentó. 

Benítez aprovechó para mencionar que la planta Las Pavas opera de manera ineficiente porque nunca ha tenido el mantenimiento adecuado. Abonó que la potabilizadora está abandonada por anteriores administraciones. 

Durante el desarrollo de respuestas al cuestionario que le formularon, Benítez dijo que no se puede atribuir responsabilidad por esta problemática. Recordó que diversas administraciones han "golpeado" a la institución con determinadas acciones han terminado en procesos penales. 

Sostuvo como presidente actual de la autónoma, que esta problemática solo es el resultado de la desatención esas gestiones. 

"La institución ha tenido presidentes que han estado presos. César Funes (presidente de ANDA durante el Gobierno de Saca estuvo preso", apuntó Benítez. 

"Nosotros hicimos todo lo posible que estaba a nuestro alcance para evitar que esto fuera más grande. La planta no funciona a un 100 %. Es un problema de más de 15 años", apuntó para decir luego que la potabilizadora está "al borde del colapso". 

Reanudarán el martes, a las 9:00 a.m. 

Cuando terminó de responder el cuestionario, el diputado Mario Reyes, propuso que la etapa de repreguntas se desarrollo mañana, a partir de las 9:00 a. m. El presidente de la Asamblea retomó la propuesta y, al someterla a aprobación de los demás diputados, recibió el aval con 59 votos.

"La ministra está repitiendo repuestas" 

La decisión se tomó después de que la ministra de Salud, Ana Orellana Bendek, volvió este lunes a la Asamblea Legislativa para continuar brindando explicaciones sobre el mismo tema por el que ha sido interpelado Benítez. 

La funcionaria se hizo acompañar de seis asesores, incluyendo a la comisionada presidencial, Carolina Recinos, quien decidió apoyarla también el sábado pasado, después de que Bendek decidiera cambiar el equipo de asesores que la respaldaron al inicio de la interpelación. 

En su nueva intervención, Bendek recalcó que recomendó beber agua en mal estado, porque así lo establecieron los estándares tradicionales de evaluación de calidad del agua que tienen las autoridades de Salud y que también han sido utilizados por administraciones pasadas. 

La ministra expuso que esta explicación parece repetitiva, pero matizó que no hay otra, ya que como profesional de la salud debe apegarse a a la base científica para sustentarla. 

Bendek fue aborada por diputados como Schafik Hándal, del FMLN, quien le recordó que no se le estaba interpelando como parte de un ataque pesonal, sino como parte de las competencias que tienen los diputados para pedir explicaciones a los funcionarios cuando han actuado mal ante determinados temas. 

Satisfechos en GANA y aplausos para Adelmo Rivas 

Poco antes, el diputado Guillermo Gallegos, de GANA, dijo que la interpelación contra la ministra contenía repreguntas que se le deben formular al presidente de ANDA. Apuntó que, en representación de su partido, hay satisfacción por las respuestas brindadas por Bendek. 

Similar opinión tuvo el diputado Adelmo Rivas, también del partido celeste, quien felicitó a la ministra por la humildad, el respeto y el profesionalismo demostrado al responder a cada una de las interrogantes hechas por los diferentes diputados. 

Rivas aprovechó la ocasión para solicitar que, en lugar estar realizando esta interpelación, los diputados deberían discutir la aprobación de los $ 109 millones para financiar la Fase III del Plan Control Territorial. 

Cuando Rivas dijo eso, un eco de aplausos se dejó oír al fondo del Salón Azul de parte de otros parlamentarios, en una clara muestra de apoyo a las palabras del diputado de GANA. 

Durante el acto de interpelación, Bendek respondió, asimismo, la interrogante de si las autoridades de Salud habían actuado con diligencia ante la coyuntura por agua potable contaminada en el Gran Salvador. 

La funcionaria dejó entre ver que sí y sustentó la respuesta diciendo que en ese periodo de crisis no se registraron muertes por enfermedades gastrointestinales o infecciones. La interpelación a la ministra fue finalizada alrededor de la 1:55 p.m., antes de que Benítez llegue a ser interpelado por el pleno. 

Al salir del Salón Azul, Bendek salió acompañada de la comisionada presidencial. Mientras iban caminando, la ministra de Salud dijo que compadecer en una interpelación es "agotador mentalmente". 

Interpelados desde el sábado 

Bendek, junto con el presidente de ANDA, Fréderick Benítez, fueron citados el sábado para ser interpelados por este tema ante el pleno de la Asamblea, pero no alcanzaron a completar el proceso, ya que fue suspendido en la etapa de repreguntas para la ministra. 

La primera en llegar ese día fue la ministra de Salud, quien respondió un cuestionario de 10 interrogantes y luego fue cuestionada por diputados de diferentes fracciones por cada una de las respuestas brindadas. 

En su defensa, al igual que lo hizo esta mañana, la funcionaria negó que se haya generado una crisis de salud pública, aunque sí reconoció que hubo una crisis hídrica a causa de esta problemática. 

También explicó que recomendó beber el agua que estaba cayendo con mal sabor y apariencia en varios hogares del Gran San Salvador, debido a que el Ministerio de Salud (MINSAL) contó con estudios que establecieron que el consumo del agua en este estado no era dañino para la salud. 

La etapa de interpelación se extendió por casi cinco horas, hasta que el presidente de la Asamblea, Mario Ponce, decidió suspender la actividad y reanudarla hoy lunes.

El sábado también se esperaba que Benítez llegará a responder un cuestionario de 14 preguntas, pero ya no fue posible dada la decisión de Ponce.

Este lunes, la ministra completó el proceso de interpelación en su contra y luego fue el turno del presidente de ANDA.

Los diputados establecieron que por cada respuesta dada por ambos funcionarios, cada fracción legislativa tendrá  derecho de formular tres repreguntas. 

La Asamblea dio a conocer mediante un comunicado que ambos funcionarios deben compadecer obligatoriamente ante los diputados para dar explicaciones por el tema que han sido citados, ya que, de no hacerlo, quedarán depuestos automáticamente de sus cargos, tal como lo establece la Constitución de la República. 

Bendek y Benítez han sido sometidos a este proceso, luego de no atender el llamado de tres comisiones legislativas para que explicaran sobre el agua que recibieron los usuarios de ANDA y las posibles consecuencias de esto para la salud humana. 

Hasta antes de esta, la última interpelación que había realizando la Asamblea Legislativa fue en 1997, cuando el entonces presidente del Banco Central de Reserva de la época, Roberto Orellana Milla, debió dar explicaciones sobre la actuación que tuvo en el caso FINSEPRO-INSEPRO. 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines