Lo más visto

Diputados salvadoreños tendrán un año más de telefonía pagada con los impuestos de la población

Pese al plan de austeridad anunciado por el nuevo presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, los diputados y algunos empleados seguirán gozando de este privilegio. El diputado del PCN y  primer vicepresidente en la  junta directiva, Serafín Orantes, justifica que hay un contrato hecho y no se puede cancelar.
Enlace copiado
Diputados salvadoreños tendrán un año más de telefonía pagada con los impuestos de la población

Diputados salvadoreños tendrán un año más de telefonía pagada con los impuestos de la población

Enlace copiado

La Asamblea Legislativa no reducirá su gasto  en telefonía móvil este año. De acuerdo al diputado del PCN y  primer vicepresidente en la  junta directiva, Serafín Orantes,  el servicio de telefonía y otros bienes y servicios  son contratos que no se pueden cancelar.

“El resto de cosas como telefonía, como bienes y servicios, en algunos casos no podrá reducirse este año porque ya son contratos elaborados con fechas anteriores,   al inicio de la legislatura”,  indicó ayer, al preguntarle sobre  las cuatro medidas de austeridad anunciadas por el presidente  del Órgano Legislativo  y diputado de ARENA, Norman Quijano.

 Justamente,  en una de las medidas de austeridad,  Quijano planteó   que revisarían los contratos de servicios telefónicos de celulares y radios  en poder de gerentes, jefes y  empleados.

 “Si usted toma un teléfono y lo pide para 18 meses y se arrepiente como a los 12 meses, cuando tiene un año, usted tiene que pagar los seis  meses restantes; por lo tanto,  habrá rubros que sí se podrán omitir, sí se podrán suspender, pero habrá  otros que hay obligaciones contractuales con aspectos jurídicos”, argumentó el legislador.
Compra de combustible

  Orantes también explicó que después de declarar desiertas dos licitaciones,   la junta directiva está analizando hacer  una compra directa de combustible  por un monto de hasta $100 mil.    Aseguró que       significará más del 50 % de  reducción en ese rubro, pues   las dos  licitaciones declaradas desiertas  eran por  $220 mil y contemplaba  el consumo de combustible    para los diputados de la junta directiva  y para la   institución.

    “No podrá eliminarse (por completo)   el combustible porque esta es una institución pública que tiene que tener la movilidad y el desplazamiento institucional”, dijo el diputado.

El viernes, Quijano anunció la eliminación de 142 plazas contratadas en los últimos cinco meses. Orantes advirtió  de un segundo  recorte  de   plazas ante la situación financiera de la institución.  
  Ayer por la tarde, después de  la instalación de las comisiones legislativas de trabajo, el Sindicato  de Trabajadores de la Asamblea Legislativa se pronunció contra los 142 despedidos y   pidió  una mesa de diálogo a  la junta directiva.  Ellos consideran que los “recortes podrían ser de otro tipo,  no en relación a los empleados”.     

Lee también

Comentarios